9/7/10

Lydia Cacho / Código rojo

Desde que en 2003 denunció una red de prostitución infantil en Cancún, la periodista Lydia Cacho ha ejercido su profesión bajo severas amenazas a su vida. El suyo es uno de los casos más graves de agresiones contra periodistas en México, que se ha topado además con la peor tibieza institucional. Con todo, acaba de publicar un nuevo libro, Esclavas del poder, sobre redes de prostitución y trata de personas en distintas partes del mundo.

Por Laura Castellanos / Gatopardo número: 113

Conocí a la periodista Lydia Cacho tres días después de que el albergue que fundó para víctimas de violencia sexual doméstica y trata de personas en Cancún —el Centro Integral de Atención a las Mujeres (CIAM)—, fue atacado por un comando armado, al mismo tiempo que ella, que estaba fuera de sus oficinas, recibió una alerta telefónica de no ir por ayuda a la policía local, porque planeaban “levantarla” y matarla. La autora del libro Los demonios del Edén. El poder que protege a la pornografía infantil, había encontrado días antes una amenaza de muerte en su blog. Una más en siete años.

Nos encontramos para la entrevista en medio de un clima de zozobra. El CIAM, que en la actualidad alberga a 30 mujeres e infantes, estaba en Código Rojo, cerrado a visitas y periodistas, sin que el gobierno municipal, estatal o federal, asumieran la responsabilidad de salvaguardarlo. Y el encuentro con Lydia Cacho, que originalmente se haría en Cancún, se movió inesperadamente a la ciudad de México por razones de seguridad. No era para menos. El año pasado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), instancia autónoma de la Organización de los Estados Americanos (OEA), pidió medidas de protección en favor suyo y de las integrantes del CIAM al gobierno de Felipe Calderón. Está por cumplirse el año de tal petición, y el Estado no ha cumplido. La vida e integridad de uno de los periodistas mexicanos más reconocidos en el mundo, está en peligro.

Lydia y yo nos vimos un jueves por la tarde, en la víspera de su partida a Madrid con motivo del lanzamiento de su sexto libro, Esclavas del poder, sobre las redes internacionales de tráfico sexual. Durante su gira ella recibiría dos distinciones que, aunadas a otras más, reconocen su ejercicio periodístico y activismo en pro de los derechos humanos: la ONU la designó embajadora “Corazón azul” por su campaña contra la trata de personas, y el Instituto Internacional de Prensa (IPI), con sede en Viena, la nombró “Heroína de la libertad de prensa”. Pese a lo que implicaba su viaje, éste no era el momento más feliz para Lydia Cacho.

La cita fue a las dos de la tarde en una casa de la colonia Condesa de tres pisos, estilo minimalista, amplia y luminosa. Ahí vive su pareja, el periodista Jorge Zepeda Patterson. Llegué en compañía de los abogados de Artículo 19, Cynthia Cárdenas y Mario Patrón, que están llevando su caso ante la CIDH. El fotógrafo Zony Maya estaba presente, listo para iniciar la sesión de fotos. Todos esperábamos sentados en la sala blanca de la estancia, cuando una pisada firme sonó en la escalera de madera. Lydia Cacho apareció. Pensé que era más alta, por la fuerza que proyecta en sus fotografías. Es una mujer guapa, cuerpo torneado, ojos y melena azabaches, piel ligeramente tostada. Lucía jeans y camiseta negros, ajustados al cuerpo y zapatos altos del mismo color. Su rostro tenía la expresión grave que le he visto en algunas imágenes, y su mirada guardaba la vigilia de los últimos días. Más bien de los últimos años. Una sonrisa cansada asomó en el saludo.

Lydia Cacho fue amenazada de muerte por primera vez en 2003, cuando a partir del testimonio de una víctima, con seudónimo Emma, escribió que el empresario libanés Jean Succar Kuri encabezaba una mafia de tráfico sexual infantil en Cancún. Más información fue difundida en medios locales y el hombre se fugó a Estados Unidos. Meses después fue detenido y extraditado a México bajo acusaciones de pornografía infantil, corrupción de menores y violación equiparada. La periodista continuó con la investigación y en 2005 publicó Los demonios del Edén, en el que exhibió los nexos del libanés con políticos poderosos en redes de pornografía y explotación sexual infantil. La obra cimbró a la clase política. Los testimonios de víctimas involucraron a Miguel Ángel Yunes, entonces subsecretario de Seguridad Pública, ahora candidato a gobernador de Veracruz por el Partido Acción Nacional (PAN), al ex legislador Emilio Gamboa Patrón del Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como al influyente empresario libanés Kamel Nacif Borge, entre otros. Ellos negaron las acusaciones.

Cuando el libro se difundió, comenzó la escalada de violencia en contra de la periodista. A los siete meses de su publicación, Kamel Nacif, amigo de Jean Succar Kuri, la demandó por difamación y calumnia sin que ella fuera notificada. El libanés radicaba en Puebla, y pidió ayuda a su amigo, el gobernador poblano Mario Marín. En secrecía, el gobernador movilizó su aparato policiaco y de procuración de justicia para que la periodista fuera trasladada por la fuerza de Cancún a Puebla, en un viaje de horror de 20 horas. Mientras el traslado estaba en curso, la llamada telefónica intervenida entre el empresario y el gobernador, evidenció la maquinación. “Mi góber precioso”, le dijo el libanés al poblano en agradecimiento. Según las evidencias penales del caso, se planeaba encarcelar y violar a Lydia Cacho. No obstante, cuando se le ingresó a la cárcel, sus familiares y amistades lograron rescatarla.

La periodista interpuso tres demandas penales contra quienes resulten responsables. La primera, por lo que Lydia Cacho llama “secuestro legal” de 2005. La segunda, por tentativa de homicidio en 2008, cuando, a pesar del resguardo de una escolta federal, los birlos de las llantas de su camioneta fueron limados. La tercera integra todas las amenazas y los hostigamientos en su contra durante 2009. Su infierno la convirtió en la figura más emblemática en la lucha por la libertad de expresión en México, y encarna la creciente vulnerabilidad del gremio en el país, pues según la Federación Internacional de Periodistas (FIP), éste ocupa el segundo lugar de asesinatos de comunicadores en el planeta.

El caso del mencionado “secuestro legal” llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación en 2006, pero fue desechado por una mayoría de ministros que desestimó el concierto de complicidades para silenciarla. Peor aún. A la fecha, ninguna de las tres denuncias ha llegado a tribunales. “Y no hay responsable alguno detenido”, dijo su abogada Cynthia Cárdenas, de Artículo 19. La justicia también se detuvo para Jean Succar Kuri, pues a siete años de su captura no recibe sentencia. En marzo pasado el libanés fue trasladado de un penal de máxima seguridad a la cárcel municipal de Cancún, fácilmente corruptible. Un centenar de presos se fugó de ahí hace cuatro años. La vulnerabilidad de la mujer reconocida con el premio Ginetta Sagan de Amnistía Internacional se acrecentó potencialmente. Vive sola, y tras el incidente de la camioneta, rechazó continuar con escolta. Lydia Cacho vive en Código Rojo permanente.

*** *** ***

La maquillista preparaba a Lydia Cacho para la sesión de fotos en el pasillo que conecta a la estancia con la cocina, por ahí entra la luz exterior de la terraza. Zony Maya y yo esperábamos en la sala. La veíamos de espalda, sentada en una silla. Me dio sed. Caminé hacia la cocina y pedí de favor un vaso con agua. Me acerqué a las dos mujeres. “Te ves cansada”, le dije a Lydia, mientras mantenía la cabeza erguida y el maquillaje cubría sus ojeras. “Con lo que pasó no he dormido bien, y acabo de llegar del aeropuerto”.

La sesión fotográfica comenzó y fue un pequeño tormento para Lydia. Fueron dos horas y media de fotos en la escalera, terraza de la azotea, patio inferior. La luz natural se alteraba en segundos por las nubes caprichosas. La periodista, en actitud estoica, hacía inspiraciones profundas, propias del yoga que ejercita, antes de voltear a la cámara. Zony Maya era el único divertido. “¡Así es!, ¡me gusta!, ¡me gusta!”.

Al terminar la sesión, Lydia Cacho me pidió posponer la entrevista para después de la comida. Así lo hicimos. La encontré más relajada, calzada con mocasines. Nos sentamos en la sala. Le pregunté de su infancia. Luego, la plática fluyó hacia su adolescencia, su incursión periodística, y cómo no ve conflicto entre ser periodista y ser militante: “Ser activista es ser ciudadana, y ser periodista es mi profesión”. Subió los pies al sillón, se veía cómoda. Así transcurrió más de hora y media. Las tazas de té quedaron vacías. Quise hacer un alto, propio al entrar a temas delicados.

—Lydia, ¿podemos parar un momento y seguir con la historia del secuestro? —deslicé.

—Ahora no quiero hablar de eso, viene en mi libro —tomó las tazas y se las llevó para servirlas de nuevo. No insistí.

Lydia Cacho nació en la ciudad de México en un hogar de clase media alta formado por una pareja de contrastes: un ingeniero con formación rígida, “hijo de un militar solitario”, y una psicóloga y sexóloga francesa, liberal y feminista, hija de madre francesa y padre portugués. Los padres de Lydia Cacho procrearon a tres hombres y tres mujeres. Ella fue la cuarta. Creció en el barrio de Mixcoac y estudió en el Colegio Madrid, fundado por exiliados españoles. La niña fue permeada por el liberalismo del colegio y el feminismo de la madre. Su padre le reprochaba a ésta: “Estás criando a unas hijas que ningún hombre va a querer en este país”. La madre también acercó a su prole al dolor ajeno, pues estableció vínculos con niños de la calle, escuchaba sus historias. Esa experiencia la marcó. La niña ganó un concurso de poesía en la secundaria. Tomó un taller literario, pero su maestro rápidamente le presagió: “Tú no sirves para poeta porque estás demasiado preocupada con la realidad, tú sirves para periodista”. Con los años el presagio se cumplió.

Lydia Cacho rápidamente dio muestras de independencia y aplomo. Primero, a los 17 años, trabajó en la preproducción de la película Dune (1984) de Dino De Laurentiis. Después vivió un tiempo con familiares en París para estudiar Historia del Arte. Decidió ser periodista. Pero a su regreso, un conocido le sugirió no estudiar la carrera, sino aprender por su lado historia, sociología, y técnicas de periodismo. Así lo hizo. Un día agarró sus cosas y se fue a vivir a Cancún. Ella está enamorada del mar. Tiempo después se casó. Su matrimonio duró 13 años.

La joven rápidamente se adentró en los medios locales, como en la revista Cancunísimo, y contactó a la generación de periodistas feministas más importantes en los ochenta, como Sara Lovera, fundadora del suplemento Doble Jornada de La Jornada, y Esperanza Brito, de revista Fem. Luego conoció a otras feministas renombradas: Marcela Lagarde, Marta Lamas, Mirta Rodríguez. La joven fundó la primera revista feminista del estado, Esta boca es mía: apuntes de equidad de género, de la cual también hizo una edición televisiva. Luego se integró a la red nacional y latinoamericana de periodistas impulsada por Sara Lovera por medio de la agencia de noticias Comunicación e Información de la Mujer A.C. (CIMAC).

Lucía Lagunes, actual directora de CIMAC, conoció en esa época a Lydia Cacho, la vio desenvolverse en las reuniones de comunicadoras feministas. Me dijo: “Es amorosa, muestra entusiasmo y liderazgo sin tener que aplastar a nadie más ni ser la estrella, sabe avanzar y cobijar”. A principios de los noventa Lydia Cacho y un grupo de amigas abrieron un espacio radiofónico llamado Estas mujeres. Con llamadas de las radioescuchas constató la multitud de casos de violencia intrafamiliar. De ahí nació su idea de crear el CIAM, fundado formalmente en el año 2000. Tres años después conoció a la primera víctima del pederasta Jean Succar Kuri. Y el edén en el que ella vivía, se pobló de demonios.

*** *** ***

La primera vez que Lydia Cacho se adentró al caso de Jean Succar Kuri, en noviembre de 2003, fue a días de que el pederasta se fugara a Estados Unidos por la denuncia penal que una de sus víctimas, Emma, interpuso en su contra. La joven buscó a la periodista para que recogiera su historia. Así lo hizo. Su investigación la llevó a otros casos en los que más nombres de niñas y niños surgieron. “Entre todos los nombres conté 200 de criaturas de entre seis y 13 años de edad”. Salía a la luz una red internacional de trata sexual infantil. Una buena parte de las víctimas eran hijas de madres solteras y empobrecidas, aunque también había otras de familias pudientes. En Los demonios del Edén la autora señaló que el libanés sesentón, conocido como el Johnny, de estatura baja, de personalidad hosca y seductora a la vez, públicamente era un empresario inmobiliario. Pero en realidad, era el protegido y prestanombres de Kamel Nacif, también de baja estatura, trato prepotente y dueño de un emporio textilero mundial por el que es conocido como El rey de la mezclilla.

Lydia Cacho grabó el testimonio de Emma que daba cuenta de cómo el Johnny rondaba escuelas en busca de víctimas. También la chica le contó de las fiestas que el libanés organizaba, y en las que niñas y niños eran “intercambiados” por sus invitados para ser vejados sexualmente. Según Emma, a las fiestas de el Johnny acudía su paisano Kamel Nacif, así como políticos renombrados, como Miguel Ángel Yunes, que meses antes renunció al PRI para irse al PAN y fue nombrado subsecretario de Seguridad Pública. La periodista escribió del tema en la prensa y asegura que el Johnny, desde su clandestinidad, la llamó para amenazarla de muerte. Ella no se amedrentó, denunció a todos en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO). Después vino el soborno. A Lydia Cacho le ofrecieron un millón de dólares para el CIAM. “El tipo que me buscó dijo ir de parte del legislador Emilio Gamboa, lo mandé a volar y me insultó. Me dijo: ‘¡Eres una pendeja! ¡No entiendes dónde te estás metiendo!’”.

Finalmente, Los demonios del Edén fue publicado por Random House Mondadori. La presentación de la obra se programó para el 19 de mayo de 2005, pero en la víspera, mencionó la feminista, Miguel Ángel Yunes llamó al editor Faustino Linares para exigirle que la cancelara. El político había publicado desmentidos de las acusaciones en su contra en los diarios. Lydia se comunicó con José Luis Santiago Vasconcelos, subprocurador de la SIEDO, y le comentó la situación. Para su sorpresa, éste envió agentes federales a resguardar la Casa de Cultura Jaime Sabines, sitio de la presentación. “¿El zar antidrogas me mandaba cuidar del subsecretario de Seguridad Pública? ¿Qué era eso?”, se pregunta.

Un mes después del lanzamiento del libro, Kamel Nacif denunció a la periodista por difamación y calumnia ante las autoridades de Puebla, ubicada a 1 500 kilómetros de distancia de Cancún. Lo que parecía un disparate, era la confabulación entre los gobiernos de Puebla y Quintana Roo contra la periodista. El golpe se materializó seis meses después. El 16 de diciembre al mediodía, en la víspera de las vacaciones decembrinas, Lydia Cacho llegó a las instalaciones del CIAM, fue abordada por tres policías judiciales que evadieron a su escolta federal y la obligaron a subir a un automóvil. Se la llevaron. Las evidencias del caso probaron que detrás, en una camioneta, iba Kamel Nacif. Primero condujeron a la periodista a la Procuraduría General de Justicia del estado de Quintana Roo. Integrantes del CIAM fueron infructuosamente en su búsqueda. Luego, para evitar que la vieran, la sacaron por la puerta trasera de la dependencia con destino a Puebla.

En Memorias de una infamia Lydia Cacho detalló la serie de ultrajes a los que los policías José Montaño Quiroz y Jesús Pérez Vargas la sometieron en 22 horas de camino: le negaron medicinas, a pesar de que aún no se recuperaba de una neumonía por la que estuvo hospitalizada; impidieron que llevara abrigo; en la noche simularon una tentativa de ejecución en la playa; uno de ellos introdujo su pistola en la boca de la activista de forma lasciva, luego la recorrió por su cuerpo, al que también manoseó; la intimidaron verbalmente; le dieron sólo un alimento y algo de bebida, le negaron hacer llamadas telefónicas.

El equipo del CIAM llamó con urgencia a la red de contactos de su directora. Periodistas, feministas, familiares, diplomáticos, funcionarias, se movilizaron. Una de las primeras llamadas fue al periodista Jorge Zepeda Patterson, que ya era pareja sentimental de Lydia Cacho. “Recibí la llamada con mucha preocupación”, dijo en entrevista en su oficina de El Universal en el centro de la capital mexicana. El periodista contactó a otros colegas, la información se difundió, y desconociendo la conspiración, buscó por distintos medios que el gobernador poblano fuera notificado del asunto.

En Memorias de una infamia la autora explicó cómo a su llegada a Puebla todo estaba planeado para ingresarla de inmediato a prisión, donde sería violada. Sin embargo, la senadora Lucero Saldaña, Alicia Pérez Duarte, entonces fiscal especial para la Atención de Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres de la PGR, y sus seres queridos, hicieron presencia y lograron excarcelarla. “Lydia iba en estado de shock”, dijo la ex fiscal en entrevista en un restaurante de la Plaza San Jacinto en la capital mexicana.

La historia no paró ahí. Empezó un tormentoso proceso jurídico en su contra, plagado de atropellos. No obstante, dos meses después, el 14 de febrero de 2006, fueron difundidas 12 conversaciones telefónicas intervenidas que mostraron el concierto de complicidades de Kamel Nacif con el gobernador Mario Marín, entre otros personajes. Las grabaciones, hechas del 16 al 24 de diciembre de 2005, fueron filtradas a las periodistas Blanche Petrich de La Jornada y Carmen Aristegui, entonces conductora del noticiario de W Radio. Fue un escándalo mayúsculo. En una de las grabaciones, se escuchó la charla entre Kamel Nacif y el gobernador Mario Marín:

KN: “Mi góber precioso”.

MM: “Mi héroe, chinglo”.

KN: “No, tú eres el héroe de esta película papá”.

MM: “Pues ya le acabé de dar un pinche coscorrón a esa vieja cabrona […]”.

Días después, 40 mil personas marchaban en Puebla exigiendo la renuncia de Mario Marín. Apenas comenzaba marzo cuando la fiscal, recién encargada formalmente del caso de Lydia Cacho, hizo revelaciones que merecieron los titulares de La Jornada: Jean Succar Kuri era sólo una pieza en una red de redes de pederastia, turismo sexual y trata de personas en la capital mexicana, Estado de México, Baja California, Puebla, Chiapas, Veracruz y Quintana Roo, con nexos internacionales. También confirmó que Miguel Ángel Yunes era mencionado por las víctimas. La ex fiscal refirió que a partir de entonces su línea telefónica fue intervenida y “vino la obstaculización” a su investigación por instancias internas de la Procuraduría General de la República (PGR).

La resonancia del caso hizo que en abril el Congreso de la Unión solicitara a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) investigar si había elementos para hacer juicio político al gobernador poblano. Poco después la periodista fue contactada por José Nemesio Lugo Félix, secretario técnico de la Comisión Interinstitucional para Prevenir y Sancionar Trata de Personas del gobierno federal. En su libro Esclavas del poder, la autora narró que en un encuentro anterior el funcionario le dijo que investigaba a funcionarios y a algunos familiares de los gobiernos de Nuevo León y Baja California Norte por el tráfico sexual de personas. Quedaron de verse más adelante. Ya no fue posible. El 8 de mayo la periodista sufrió el atentado de su camioneta. Una semana después, el funcionario “fue asesinado de ocho tiros a escasos metros de su oficina”.

En septiembre la SCJN amplió la indagatoria hacia la violación de derechos humanos contra la periodista. La comisión especial de la SCJN, a cargo del ministro Juan N. Silva Meza, resolvió finalmente, en noviembre de 2007, casi dos años después de los hechos en Puebla, que sí hubo acciones concertadas de Mario Marín que vulneraron las garantías individuales de Lydia Cacho. No obstante, en la votación, una mayoría de seis ministros contra cuatro, se negó la acreditación de los supuestos. “Si a miles de personas las torturan en este país, ¿de qué se queja la señora? ¿Qué la hace diferente o más importante para distraer a la Corte en un caso individual?”, reprochó el ministro Salvador Aguirre Anguiano. Sobre la resolución de la Corte, Jorge Zepeda Patterson concluyó: “Mario Marín se sostuvo porque el PRI juzgó que si caía, se irían sobre Emilio Gamboa Patrón, el operador del partido en la Cámara”.

Tras la resolución de la Corte, la fiscal Alicia Pérez Duarte dejó su cargo. “Renuncié por vergüenza de pertenecer a un sistema de procuración de justicia tan inútil y corrupto como el que constaté desde dentro”, precisó. Ella volvió a la academia. Pero el hostigamiento prosiguió. Hace un año fue víctima de vigilancia y, al igual que Lydia Cacho, sufrió un atentado en su automóvil que casi le cuesta un accidente. “Los cuatro birlos de las cuatro llantas fueron aflojados”. No denunció. “¿Para qué?”. Por su lado, los ministros disidentes, Genaro Góngora Pimentel, José Ramón Cossío Díaz, José de Jesús Gudiño Pelayo y Juan N. Silva Meza, publicaron en 2009 sus posiciones en el libro Las costumbres del poder: el caso Lydia Cacho. Al respecto, Góngora escribió: “¿Cuántos periodistas se abstendrán de publicar libros por temor a una represalia como la que sufrió la citada periodista, máxime al observar que a más de dos años de los sucesos los responsables siguen impunes? Es algo que nunca sabremos, y por eso es una tragedia para la libertad de expresión”.

*** *** ***

El CIAM en Cancún es como una pequeña fortaleza. La casa de tres pisos, color amarillo pálido, está erigida en una colonia popular, lejos de la las playas de la zona hotelera. Ahí todo es cemento. La casa tiene video cámaras de vigilancia, alambrado eléctrico, portón y herrería con ventanas reducidas. Todo para hacer frente a las reacciones de agresores de las víctimas albergadas. Me costó mucho trabajo conseguir la entrevista con su directora, la psicóloga Lourdes Castro. Es que a una semana del incidente de seguridad, el CIAM proseguía en Código Rojo, sin recibir a nadie. Lydia Cacho me advirtió durante nuestro encuentro que ahora la psicóloga estaba al frente y ella no podía forzarla a recibirme. Lourdes Castro asumió como directora hace nueve meses y Lydia Cacho quedó como presidenta del consejo del CIAM. Hice varias llamadas a la psicóloga solicitando la charla. Me decía que lo consultaría con la periodista por internet, pues seguía en Madrid. Que no. Que quizá. Que me avisaba. Nada. Finalmente, llegué a un acuerdo: no cámaras, no grabadora, sólo una hora de charla, y ella decidía qué respondía.

La cita fue un lunes a las dos de la tarde. Hacía calor, pero no abrasante. Toqué el interfón y respondió una voz femenina que me abrió el portón. En la cochera conversaban dos mujeres, sentadas en sillas de plástico. La recepcionista salió y me hizo firmar un libro de registro. “En un momento la atienden”, dijo. Luego regresó y me pidió una identificación oficial. Se la llevó.

Al esperar releí el boletín que Lydia Cacho subió a su blog con motivo del ataque del 31 de mayo. Informaba cómo el marido de una de las víctimas asiladas, un motopatrullero violento, llegó al mediodía del lunes 31 de mayo acompañado de seis patrulleros, todos vestidos de negro, con armas largas. Patearon la puerta para exigir a gritos la entrega de la mujer. La víctima, una joven de 29 años, buscó auxilio en el CIAM luego de que el hombre, en la última golpiza, le fracturara la nariz con una plancha metálica, e intentara ahorcarla. Ella tenía cinco días de haber parido a una niña. De hecho, la cargaba en brazos al momento de la agresión, mientras sus otras dos niñas, de uno y tres años, atestiguaban la escena. Los hombres profirieron amenazas de muerte contra el equipo del CIAM. El centro llamó a las policías municipal y estatal, no acudieron en su auxilio. Lo que no decía el boletín, y que Lydia Cacho mencionó en una entrevista televisiva con Carmen Aristegui en CNN, es que uno de los policías gritó que iban por ella. Tampoco que cuando se dirigía veloz a las oficinas locales de Seguridad Pública en busca de ayuda, un policía le llamó y alertó: “No se venga para acá, la quieren atraer para ‘levantarla’ y matarla”.

La recepcionista regresó. Lourdes Castro me recibió en su oficina. Es una mujer de mediana estatura, rasgos y cuerpo recios, cabello lacio y castaño. Vestía blusa azul cielo y pantalón de mezclilla. Hablamos del CIAM, que es una institución modelo y gratuita en México. Lydia Cacho viajó a Nueva York y a España para desarrollar el proyecto: no sólo es un hogar temporal para víctimas de violencia extrema y trata sexual, también ofrece defensa jurídica, atención psicológica y capacitación laboral. El albergue temporal tiene cupo para 60 personas. No todas las víctimas piden refugio, y quienes dejan el lugar tienen consultas de seguimiento. El equipo del CIAM lo integran 33 personas. En el transcurso del año llevan cerca de siete mil atenciones diversas a mujeres e infantes. Sin embargo, en una década de servicio, cambió el perfil de las víctimas. “Hace 10 años, los casos eran de violencia conyugal, y ahora afloran los del crimen organizado”, dijo la psicóloga.

Lourdes Castro conoció desde hace cinco años a Lydia Cacho. Prácticamente desde el lanzamiento de Los demonios del Edén. Ella, como el resto del equipo, recibe atención terapéutica por estar en alerta constante ante posibles ataques de parejas agresoras: llamadas telefónicas, gritos, amenazas, intentos de incursión a las instalaciones. Eso sucede en cualquier refugio de este tipo. No obstante, Lourdes Castro sabe que para el CIAM el peligro se incrementa por el caso de Jean Succar Kuri. Sobre todo cuando se les informó del reciente traslado del libanés a la cárcel municipal de Cancún. “Por eso hemos hecho mucho trabajo de sanación al interior del equipo”, dijo. Sin embargo, la psicóloga considera que, aunque el CIAM no está libre de riesgos, las agresiones del pederasta están focalizadas en la periodista. La psicóloga no se atrevió a asegurar que el motociclista agresor tuviera relación con el libanés.

Lourdes Castro está consciente de que la vida de Lydia Cacho está en riesgo. Pero piensa que nadie tiene la vida asegurada. Admira de la periodista su “fuerza espiritual” para enfrentar su tensión cotidiana. “Lydia es la congruencia entre lo que piensa, dice, siente y hace”, así la definió. Le comento que algunas feministas en privado critican a Lydia Cacho por lucrar y hacerse fama del amedrentamiento en su contra. La psicóloga sonrió y recargó su cabeza en su mano. Niega que el motor de la periodista sea el económico. El compromiso de la comunicadora para con su oficio periodístico y el CIAM es visible, dijo. Puntualizó: “Hay mucha gente que se hace de fama y dinero sin trascender. Lydia, ya trascendió”.

*** *** ***

Lydia Cacho regresó con las segundas tazas de té humeante. Oscurecía en la casa de la Condesa. El tiempo apremiaba, y el agotamiento la vencía. Le pregunté sobre el lanzamiento de su nuevo libro, Esclavas de poder. Antes de empezar, me saltó una duda. Le pregunté por qué si su integridad estaba en vilo, ella seguía escribiendo del tema.

—Una vez que, como periodista, conoces a las víctimas, no puedes decir: “Ya las entrevisté, que las maten”. Claro que no. Uno establece un vínculo, y el contenido de mis libros es real.

En Esclavas del poder, documentó el funcionamiento de redes de prostitución y trata de personas en diversos países como Turquía, Israel y Palestina, Camboya, Japón, Myanmar y México, entre otros. Para hacerlo, la periodista recurrió a las técnicas de Günter Wallraff, maestro alemán del disfraz en el periodismo de investigación. Así pudo compartir mesa con una tratante filipina en Camboya, ingresar a los centros de prostitución japoneses, platicar con bailarinas exóticas sudamericanas, o introducirse, vestida de novicia, a las zonas sórdidas del barrio de la Merced en la capital mexicana.

La obra señala que la trata de personas existe en 175 países, por las que cada año 1.39 millones de personas, la mayoría infantes y mujeres, son sometidas a esclavitud sexual. Lydia Cacho enfatiza que el comercio sexual de infantes no se limita a un asunto de hombres solitarios y perversos, si no que es un fenómeno globalizado de mafias vinculadas al narcotráfico e incrustadas en círculos de poder político y económico. Así puede entenderse, escribió, que en esa larga cadena del crimen organizado participen “mafiosos, políticos, empresarios, industriales, líderes religiosos, banqueros, policías, jueces, sicarios y hombres comunes”.

En su libro Lydia Cacho sugiere la abolición de la prostitución en su conjunto, aun de los grupos de trabajadoras sexuales organizadas, por considerar que facilita la esclavitud sexual. Ella piensa que las mafias de prostitución, pornografía y trata de personas están vinculadas, y que entre éstas coexisten con más frecuencia mujeres y niñas de edades cada vez más pequeñas. En el feminismo se le conoce a su posición como “abolicionista”, lo que difiere de otra posición que defienden el trabajo organizado de trabajadoras sexuales independientes. Marta Lamas, por ejemplo, en entrevista telefónica, opinó que el trabajo sexual ha existido siempre y no desaparecerá sólo con impedirlo, por lo que es mejor reglamentarlo para otorgar mayores garantías a quienes lo hacen por razones económicas. “Yo me resisto a hacer una condena, así en bloque, a todo el comercio sexual, ni creo que entrar al comercio sexual abra la puerta a todos los males”. En referencia a esa tesis, Lydia Cacho escribió: “La gran pregunta ante esa postura de defensa del trabajo sexual es si los tratantes, las mafias y los clientes, con su perspectiva sexista y misógina, están dispuestos a respetar las reglas de las mujeres”.

Lydia Cacho me escribió un mail desde Madrid, cuando hacía su gira de promoción de Esclavas del poder. “Estoy en friega, muy cansada, estuve en Madrid y Sevilla, sin embargo estoy emocionada y un poco sorprendida del recibimiento de mi libro”. Me dio mucho gusto por ella. Y deseé de corazón que ese estado de ánimo permanezca a su regreso. Sin embargo, no pude evitar recordar las últimas líneas de su libro Memorias de una infamia: “Borrarme de los medios sí pueden, eliminarme físicamente también. Lo que no podrán es negar la existencia de esta historia, arrebatarme la voz y la palabra. Mientras viva seguiré escribiendo, y con lo escrito, seguiré viviendo”.

Neoliberalismo obligatorio

Le Monde Diplomatique

Inclina la cerviz, altivo sicambro; adora lo que quemaste y quema lo que adoraste", ordenó el obispo Remigio al bárbaro Clodoveo cuando tuvo éste que convertirse al cristianismo para ser rey de Francia. Y eso mismo parecen haberle exigido al socialdemócrata José Luis Rodríguez Zapatero, los jefes de Gobierno del Eurogrupo, en Bruselas, el 7 de mayo pasado, cuando se sumaron al Fondo Monetario Internacional (FMI) y a los mercados financieros para obligarle a renegar de toda veleidad social, y a convertirse en el acto al credo neoliberal.


Apenas cinco días después, con el fanatismo de los conversos (mas con pretendido " desgarro interior "), el Presidente del Gobierno -que afirmaba, en 2004, "gobernaré para los más débiles", y reiteraba, en 2008, "gobernaré pensando en los que no tienen de todo"- anunciaba un plan de ajuste terriblemente impopular. Cinco millones de pensionistas, tres millones de funcionarios, cientos de miles de ancianos necesitados de asistencia y medio millón de futuros padres de 2011 padecerán las consecuencias del brutal recorte.

Al mismo tiempo, otros jefes de gobierno socialdemócratas, en Grecia y en Portugal, se veían también forzados a ir a Canossa, a retractarse y humillarse, y a acatar las tesis ultraliberales que hasta entonces, en principio, habían combatido.

Insólito cambio. Porque hace menos de dos años, después de la quiebra del banco Lehman Brothers en Estados Unidos, los partidarios del neoliberalismo estaban derrumbados y a la defensiva. Ellos eran quienes renegaban entonces. La "crisis del siglo" parecía demostrar el fracaso de su ideología de la desregulación y la necesidad de recurrir de nuevo al Estado para salvar la economía y preservar la cohesión de la sociedad.

Los Gobiernos, incluso los de derechas, recobraban su función de actores primordiales del área económica; nacionalizaban entidades financieras y empresas estratégicas, inyectaban masivamente liquidez en el sistema bancario, multiplicaban los planes de estímulo... Tanto gobernantes como economistas se felicitaban por esas decisiones que correspondían a las lecciones sacadas de la crisis de 1929, cuando se demostró que las políticas de deflación, de austeridad y de restricción del crédito condujeron a la Gran Depresión.

Por eso, en otoño de 2008, todo el mundo anunció el "regreso a Keynes". Estados Unidos lanzó un plan de rescate de los bancos de 700.000 millones de dólares, seguido de otro de 800.000 millones de dólares. Los Veintisiete de la Unión Europea (UE) se pusieron de acuerdo en un paquete de estímulo de 400.000 millones de euros. Y el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero constatando, en noviembre de 2008, que "los tres años consecutivos de superávit presupuestario nos permiten ahora incurrir en déficit sin poner en riesgo la credibilidad de las finanzas públicas", anunció un ambicioso Plan de Estímulo a la Economía y al Empleo de 93.000 millones de euros.

Además, en varias Cumbres del G-20, los dirigentes de los Estados más poderosos decidían terminar con los paraísos fiscales, controlar los fondos de alto riesgo (hedge funds) y sancionar los abusos de los especuladores causantes de la crisis. José Manuel Durão Barroso, Presidente de la Comisión Europea, declaraba: "Las autoridades políticas no toleraremos nunca más que los especuladores vuelvan a levantar cabeza y nos arrastren a la situación anterior".

Y sin embargo, hemos vuelto a la situación anterior. De nuevo los mercados y los especuladores tienen la sartén por el mango. Y las autoridades políticas se arrodillan. ¿Qué ha ocurrido? El peso de la deuda soberana consentida por los Estados para salvar a los bancos (1) ha servido de pretexto para un espectacular cambio de situación. Sin el mínimo reparo, los mercados y la especulación financiera, apoyados por las agencias de calificación (totalmente desacreditadas hace apenas unos meses), atacan directamente, en el seno de la UE, a los Estados endeudados, acusados ahora de vivir por encima de sus posibilidades. El objetivo principal es el euro. El Wall Street Journal (2) reveló que un grupo de importantes responsables estadounidenses de hedge funds, reunido el 8 de febrero en un hotel de Manhattan, habría decidido aliarse para hacer bajar la moneda única europea a 1 euro frente a 1 dólar. En aquel momento el euro valía 1,37 dólares; hoy ya sólo vale 1,22 y sigue amenazado...

Los mercados quieren su revancha. Y reclaman, con más vigor que nunca, en nombre de la "indispensable austeridad", el desmantelamiento de la protección social y la drástica reducción de los servicios públicos. Los Gobiernos más neoliberales aprovechan para exigir mayor "integración europea" en cuyo nombre tratan de forzar la adopción de dos instrumentos que no existen: un gobierno económico de la Unión y una política fiscal común. Con el apoyo del FMI, Alemania ha impuesto planes de ajuste a todos los miembros de la UE (Grecia, Portugal, España, Italia, Francia, Reino Unido, Rumanía, Hungría, etc.) cuyos Gobiernos, de pronto obcecados por la reducción del gasto público, han acatado sin rechistar. Aunque ello amenace a Europa con caer en una profunda Depresión

En la misma línea, Bruselas desea sancionar a los países que no respeten el Pacto de estabilidad (3). Berlín pretende ir más lejos y añadir una sanción altamente política: la suspensión del derecho de voto en el Consejo europeo. Con un claro objetivo: ningún Gobierno debe salirse del carril neoliberal.

En el fondo, ese es el saldo político de la actual crisis de la deuda soberana: no parece quedar espacio, en el seno de la UE, para ninguna opción de progreso. ¿Admitirán los ciudadanos semejante regresión? ¿Puede aceptarse que quede descartada cualquier solución democrática de izquierdas de impulsar al avance social?

Notas:

(1) Un informe de la Comisión Europea señala que el total de fondos comprometidos para los bancos asciende a 3,3 billones de euros, o sea ¡el 28% del PIB de la UE!, El País , Madrid, 20 de junio de 2010.

(2) The Wall Steet Journal, Nueva York, 26 de febrero de 2010.

(3) Adoptado en 1997 y que limita a 3% del PIB el déficit público.

Fuente: monde-diplomatique

Romper y construir (autodeterminación)

El sábado 10 de julio caminaremos juntos por las avenidas de Barcelona, por las calles de Donosti, juntos en el camino de la autodeterminación.

Boltxe Koklektiboa - EHK - Iskra - La Haine 08/07/2010

"Los irlandeses y los polacos tienen el derecho y el deber de ser nacionales antes que internacionales. Cuanto más nacionales más internacionales serán."

(Carta de Engels a Kausky - 7 / 02 / 1882)

Cuando “los políticos” nos hablan de democracia, ya sabemos. Nos están diciendo que las instituciones, las que ellos crean y controlan, son sagradas, por no decir eternas. Nos dicen que “los de abajo”, una vez más tenemos que obedecer, para seguir viviendo en paz, para tener aquel viejo certificado de buena conducta (en el franquismo lo daban los caciques del “movimiento”) Y nos dicen que si nos arrodillamos pidiendo perdón, un día podremos votar. Si somos demócratas podremos ser libres un día cada cuatro años.

Cuando la democracia ya no es pueblo, y se salta al pueblo empezando a la altura de los “elegidos”, se acaba sustituyéndola por los “no elegidos”.Ocurre hoy en “España”. Por lo menos Franco, la rebautizaba como “democracia orgánica”.

Cuando se habla de autodeterminación esos mismos “demócratas” nos siguen bombardeando el oído con sus viejas trampas reduccionistas diciendo “Euskadi se autodetermina en cada momento electoral” y suena esa musiquilla –“requiem para sordos”-confundiendo autodeterminación con elegir entre diferentes formas de subordinación. Y tapan sus trampas de aparatos de estado con “lindezas identitarias” que identifican expectación futbolística con identidad española.

La reciente sentencia-trampa del Tribunal Constitucional español contra la indiscutible decisión del pueblo catalán ha sido una muestra más de la incapacidad democrática de un Estado montado sobre el fracasado proyecto de nación española, y la torpeza ideológica de una clase política siempre sumisa con los poderes fácticos (sin control democrático) exteriores e interiores, proyectando su vergonzosa sumisión sobre los pueblos libres. Para ejemplo ahí tenemos la ciega obediencia de Madrid al llamado mercado (FMI, BCE, Merckel y Obama) contra las clases populares.

Nuestros abuelos nunca admitieron, desde aquella primera imposición constitucional de 1812, el atentado a nuestra soberanía que suponía aquel hipócrita “sin perjuicio de la unidad constitucional”. Anteriormente le habían parado al primer Borbón en la Matxinada de 1718 . Desde 1812 dos guerras, muchos miles de muertos, pueblos y tierras expropiadas, ruinas y un estado continuo de violencia estatal que aún continúa.

Empezaron a llamarles “giris” a las tropas que Madrid mandaba. Llevaban en el gorro militar aquellas iniciales monárquicas de G. R. I. Hoy giri significa extranjero. Lo siguen siendo en Euskal Herria las fuerzas de ocupación. Y no necesitamos acudir al mítico “domuit vascones” para prolongar la memoria. La “indivisible unidad de los pueblos de España” que tan sinceramente expresó Franco es el actual “patriotismo constitucional” de hoy.

En la Euskal Herria de 1890 nacieron las raíces del primer movimiento obrero en la revolución industrial (1890). Desde entonces se han abierto nuevos frentes de lucha. Hicimos la primera huelga general contra Franco (1947) y fuimos (provincias traidoras) los últimos luchadores contra el franquismo y el postfranquismo continuista. Hemos hecho las 2 primeras huelgas generales contra la salida manipulada de la crisis. Y seguimos luchando por la independencia como nación y como clase. La línea de nuestra identidad ha marcado la continua lucha por la libertad.

Los escenarios han cambiado en la historia y van a cambiar mucho más. Y ciertamente que las bombas no serán las que el Sr. Ministro nos pide. El estado retardatario administrado por el PSOE todavía no se ha enterado de que el partido (en tiempos de futbol) ya se está jugando en otro campo. Y fiel a su tradición ortopédica juega, a lo de siempre, a gastar sus maltrechas fuerzas tan necesarias para salir de su crítica situación, en prohibir, perseguir y…. dejar pasar la historia, hasta la derrota final.

Hemos comprobado hasta la saciedad que el proyecto repetidamente fracasado de nación española no ha logrado liderar en doscientos años de historia un proceso estatal, que sólo hubiera podido ser confederal. Y estamos comprobando en el 2010 que quienes han querido monopolizar la soberanía, la han cedido graciosamente a poderes fácticos ajenos a su País y a toda democracia. Lo que llaman “la España eterna”, aquel cortijo de señoritos paseantes por las Reales Cortes, se ha convertido en un almacén de reserva para los caciques del mundo y de la guerra; y el estado español, como siempre, a reprimir...

Y nosotros autodeterminación

No esperamos que nos la den. No sería autodeterminación. Y para buena enseñanza, ahí están nuestros desengañados hermanos catalanes, sin olvidarnos de gallegos, andaluces, leoneses, castellanos…y españoles. La autodeterminación es lo que su nombre dice.

Autodeterminación es decidir y avanzar unilateralmente desde la independencia (subjetiva) , de espaldas al Estado, iniciando desde ¡ya! la sociedad alternativa, en consecuencia sin el Estado y contra el Estado. Autodeterminación para romper lo viejo y autodeterminación para construir lo nuevo.

Si la autodeterminación no había alcanzado hasta el momento la categoría de contradicción principal fue por ausencia histórica de masa crítica y de vanguardia necesaria. La masa crítica que garantiza la realización continua de un proceso tiene su razón histórica en la rebeldía de un pueblo ante las agresiones del Estado y su línea de cambio y progresión dependen de la capacidad dialéctica de una vanguardia para sumar fuerzas en la dirección del proceso. Así se entiende que, siendo los comunistas vascos y Jagi Jagi quienes en los años veinte y treinta, formulan teóricamente la autodeterminación, el proceso no se inicia hasta la aparición del MLNV en1959.

Autodeterminación es subversión del orden, desencadenamiento de masas populares, progresivamente libres de interferencias de viejas instituciones y de cúpulas dirigentes de partidos, normalmente presas de sus propias contradicciones. En un proceso de autodeterminación, la insumisión frente a lo viejo lleva a grandes sectores populares a superar sus limitadas vanguardias para identificarse con las metas finales. Esta es la gran potencialidad revolucionaria del proceso de autodeterminación, en el que se concitan los distintos procesos liberadores en el gran sujeto alternativo que inicia la liberación social construyendo nación. Autodeterminación es ruptura.

Autodeterminación es autoorganización, construyendo socialmente nación, con la ley y sin la ley. Uno de los rasgos que marcan la línea de cambio (identidad) de E.H. ha sido la enorme potencialidad de las numerosas formas de autoorganización (en el trabajo, la propiedad colectiva, la lucha, la fiesta, la convivencia...) manifestadas a lo largo de la historia vasca.

Autodeterminación es dialéctica entre sujetos populares, entre pueblo y vanguardia, definiendo ritmos del proceso y formas de lucha, blindando la libertad conquistada. Dialéctica para negociar tomando aire, y para romper unilateralmente (con la ética de los oprimidos). Las treguas y las metas intermedias podrán negociarse como parte de lo táctico pero mirando siempre hacia lo estratégico, la independencia y el socialismo.

Autodeterminación es proceso de liberación. No hay libertades sin la necesaria, permanente y continua movilización. El nuevo proceso tiene que hacer añorar viejos escenarios a la vieja guardia unionista instalada en su “apacible antiterrorismo” .Parece necesario indicarlo en unos momentos en que el espejismo de un posible apeadero intermedio pudiera despistar –lo intentarán- la visión siempre necesaria de la estación final (independencia para liberar, liberar construyendo socialismo). La autodeterminación será derecho cuando el pueblo trabajador lo arranque construyendo el Estado socialista vasco.

Romper y construir

El motor de la liberación frente al Estado es el motor de la construcción de lo nuevo y el motor de la solidaridad de todos los pueblos trabajadores en el nuevo internacionalismo. Ayer Cuba luego Venezuela, Bolivia, Ecuador,…las FARC, el PKK… Y una vez más llegamos a la vieja realidad, todas las liberaciones son la misma liberación. Internacionalismo y autodeterminación son las dos caras de un mismo proceso que debe apoyarse en:

La necesaria recomposición de un nuevo movimiento obrero (fuertemente estratificado en el presente) recuperando la conciencia subjetiva de la centralidad del trabajo, integrando en la alternativa toda la fuerza marginal del cuarto mundo nucleando nuevamente como clase organizada su capacidad alternativa.

La necesaria convergencia de los movimientos sociales en un proyecto alternativo radical y global frente al sistema, superando la impotencia estratégica de ciertas alternativas marginales.

Y finalmente el nuevo internacionalismo debe apoyarse en los “espacios liberados” creados por pueblos que luchan por la descolonización en el tercer mundo, y pueblos sin estado que acometan su construcción, autodeterminándose frente a los Estados del Imperio. El nacimiento de nuevas experiencias y movimientos liberadores apuntan nuevas posibilidades en un tiempo en que la comunicación y coordinación se apoya en las nuevas tecnología Hoy solo es posible lo que siempre fue necesario; un internacionalismo multipolar, sumando y coordinando el empuje de múltiples focos de liberación.

Y como aquellos irlandeses y polacos de Engels en 1882:

El sábado 10 de julio caminaremos juntos por las avenidas de Barcelona, por las calles de Donosti, juntos en el camino de la autodeterminación.

Cabe recordar que ese tal Bono, nada que ver con U2, a menudo se enorgullece del pasado familiar pro falangista. A parte de multimillonario, es un fundamentalista religioso, antirepublicano, ultranacionalista español y ... dizque ... socialista. Resumiendo, esa suma de nacionalismo y socialismo ... ¿recuerda a alguien, verdad?. En la Península Ibérica, vuelven a soplar vientos fascistas.

Sinead O’Connor / Penultimátum

La Jornada 08/07/2010

Cuando el año pasado la cantante irlandesa Sinead O’Connor hizo un llamado público para pedir la renuncia del papa Benedicto XVI, muchos la calificaron de sacrílega y enemiga de Cristo. Así la llamaron también 18 años antes cuando, sin explicación de por medio, rompió una foto de Juan Pablo II en el programa de televisión Saturday night live. Pero esta vez su petición pública tenía un motivo: los muchos años durante los cuales el actual pontífice guardó silencio sobre los abusos sexuales cometidos por sacerdotes irlandeses. Exijo la renuncia del Papa debido a su despreciable silencio sobre el tema y sus actos de no cooperación con la investigación de los delitos cometidos por el clero irlandés a lo largo de medio siglo, escribió la cantante en una carta que publicó el diario londinense The Independent. Añadía que los papas no tienen problema en manifestar sus opiniones cuando hemos querido anticoncepción o divorcio. Pero si se trata de las maldades cometidas por pedófilos vestidos de sacerdotes, guardan silencio. Es asqueroso, increíble, extraño e inaudito. Ahora representan nada más que la maldad.

Y es que el actual pontífice, cuando era prefecto de las Causas de la Fe, ignoró las peticiones y denuncias sobre los abusos que se cometían en colegios y seminarios de Irlanda, uno de los países más católicos del mundo. Supo perfectamente que los obispos de ese país encubrían a curas pedófilos y ocultaban la dimensión de las atrocidades que se estaban cometiendo. Luego, como pontífice, tardó cuatro años en expresar su opinión, al conocerse los resultados de la investigación que el gobierno irlandés realizó sobre tales abusos.

Recientemente Sinead abundó sobre el tema en un texto dirigido a los católicos de Estados Unidos, en el que reafirma su catolicismo pero igual su indignación por lo ocurrido en su país y en el Vaticano. En ese texto revela cómo en 2001 el actual pontífice envió a los obispos una carta en la que les ordenaba, so pena de excomunión, guardar secreto sobre las acusaciones de abusos sexuales cometidos por el clero. Recuerda también que 40 años antes el Vaticano fijó en un documento la obligación de que tanto los sacerdotes acusados de delitos sexuales como sus víctimas, observaran el más estricto secreto y atenerse a un silencio eterno.

Sinead sabe de qué habla: hija de una madre maltratadora que la obligaba a robar en las tiendas, fue atrapada y condenada a pasar 18 meses en el Centro de formación An Grianán, una de las tristemente célebres lavanderías de las Magdalenas, manejadas por la Iglesia y en las que las internas eran tratadas como esclavas, sometidas a castigos y abusadas por sacerdotes. Una terrible película, Magdalene Sisters, dirigida en 2002 por Peter Mullan, cuenta esa historia.



The Sinead O'Connor Site: www.sinead-oconnor.com

An article from Times Online: Pope 'is at centre of Vatican abuse cover-up'.

Brigada europea de solidaridad con zapatistas recorre zonas en resistencia

Boletín No 2 Brigada Europea de Solidaridad con l@s Zapatistas en Oventic

Boletín de prensa N° 2. 8 de julio de 2010.- Sigue la gira de la Brigada Europea de Solidaridad con l@s Zapatistas, que se inicio hace 2 días. La Brigada llego al Caracol II de Oventik, sede de la Junta del Buen Gobierno de la Zona Altos de Chiapas.

Aquí los integrantes han sido recibidos por parte de la Junta misma, frente a la cual han traído la solidaridad de la Europa que esta abajo y a la izquierda. La JBG les hablo de la comunidad de El Pozo (Municipio Autónomo de San Juan Cancuc), que fueron victimas de la violencia de simpatizantes de los partidos PRD y PRI, que el día 21 de junio fueron a agredir a l@s companer@s de esa comunidad con intención de cortarles el suministro de agua y luz.

Dada la brutal agresión que recibieron dos compañeros bases de apoyo zapatistas hubo un saldo de 2 muertos no-zapatistas en legitima defensa, también hubo 2 heridos (uno de los cuales, Miguel Pérez Hernández, esta vigilado por la policía en el hospital “Vida segura” en Tuxtla) y 2 promotores de salud zapatistas, Miguel Méndez Santís y Diego Martínez Santís, se encuentran injustamente encarcelados en el CE.RE.SO. 5 situado en San Cristóbal. Actualmente la comunidad se encuentra desplazada dadas las amenazas. Leer más ...

Brigada Europea de Apoyo a los Zapatistas: Diario Brigada -1 en Mitzitón

En Mitzitón no hay bases de apoyo zapatistas, sino integrantes de la “Otra”, pero la lucha es la misma: defender su territorio en contra del mal gobierno que quiere quitar la tierra a los campesinos, para entregársela a los grandes inversionistas, sobre todo europeos, para fomentar proyectos de turismo masivos, utilizando como estrategia el respaldo a grupos paramilitares para que hagan el trabajo sucio.

En este marco, la brigada, integrada por 12 compañeras y compañeros, ha salido de San Cristóbal hacia Comitán. El vehículo que transporta a la brigada llegó al bloqueo carretero instalado por la comunidad en Mitzitón. Numerosos vehículos atravesados a este lado del retén campesino esperan la llegada de gentes provenientes de Comitán para terminar su trayecto hasta San Cristóbal. Mantas colgadas en ambos lados de la ruta denuncian los ataques del grupo paramilitar “Ejército de Dios” y exigen al “mal gobierno” del estado su inmediata reubicación. Leer más ...

Brigada Europea de Solidaridad. Boletín 1.

La Brigada Europea de Apoyo a l@s Zapatistas ha salido de San Cristóbal rumbo a Comitán. Los integrantes han estado como primera etapa de su gira, en la comunidad de Mitzitón (adherente a La Otra Campana) donde se han encontrado con las autoridades ejidales.


En el marco de los objetivos de la Brigada, el grupo de activistas europeos se solidarizaron con esa comunidad que está resistiendo en contra de las agresiones paramilitares del denominado grupo “Alas de Águila – Ejercito de Dios”, encabezado por Carmen Díaz, sin que el gobierno haga caso a las amenazas y provocaciones de dicho grupo.

Durante el encuentro, las autoridades han contado como han venido sufriendo por culpa de los paramilitares, que son un grupo de avecindados que no tienen derecho sobre la tierra porque hace años que no cooperan con los gastos comunes, en las labores comunitarias y tampoco cuidan los bosques donde hacen talas indiscriminadas de arboles. Leer más ...

Brigada europea de solidaridad con zapatistas recorre zonas en resistencia

Hermann Bellinghausen / La Jornada 08/07/2010

· Denunciará la protección gubernamental a grupos paramilitares
La brigada europea de solidaridad con los zapatistas inició en Mitzitón su anunciado recorrido por comunidades en resistencia. Allí, sus integrantes escucharon a las autoridades del ejido, adherentes de la otra campaña, exponer que el problema principal para la comunidad es la cobertura que el gobierno estatal brinda a los paramilitares, económica y políticamente. Leer más ...

Una abuela de 88 años, detenida, incomunicada y expulsada de España, es mi madre

Aún sin dar crédito a lo sucedido, me pongo a hacer estas líneas a ver si puedo hacer la digestión de lo sucedido y quizás así, compartiéndolo, pueda resolver con la ayuda de ustedes, lo que hay que hacer en una situación como esta.

Aeropuerto de Barajas, terminal 1, 14,20 horas, vuelo procedente de Buenos Aires, voy con mi hermana a recoger a mi madre, que llega otra vez como lo hace todos los años desde hace 33.

Siempre, y como si fuera la primera vez, el encontrarnos, el abrazo entrañable, y esa alegría del tiempo que vamos a compartir, así frente a la puerta de la Sala 1, los dos mirando unos y otros los pasajeros que van llegando, siempre esperando ver la silueta de mamá que nos mira y nos une… va pasando el tiempo, ya son las 15,30 horas y nos comenzamos a preocupar, de repente la llamada de mi otra hermana, afortunada compañera en esta situación, nos pone sobre aviso, mamá esta retenida en inmigración, no la dejan pasar… rápidamente me voy al coche a buscar mi documentación, quizás cuando vean que soy su hijo, que soy español, que sus nietos son españoles, que vive mucho tiempo con nosotros todos los años… mis pensamientos se agitan mientras acelero mi andar bajo el calor aplastante del parking del aeropuerto… llego a la puerta de la Sala 1, me acerco al guardia civil, le digo: Mi madre está adentro, tiene 88 años, déjeme pasar, el hombre me mira y con un gesto me dice adelante, pensando quizás que se trataba de ir ayudarla con el equipaje. Otro guardia civil me para, ¿adonde va usted? El anterior sale de su silencio y dice, déjalo, yo le autorizo… entro, me dirijo sin vacilaciones al sector de los pasaportes, me acerco a un funcionario de la policía, (esta vez nacional)… mire han detenido a mi madre, quiero saber donde está… ¿Que hace Usted aquí?. Usted no puede estar aquí,… repito mi demanda, el tipo se violenta y debo ponerme serio. Le estoy hablando con respeto, ¿donde esta mi madre?… afloja y me dice, vaya a la primera planta, ahí está la comisaría, pregunte allí y le darán un número de teléfono para que se informe. Me doy media vuelta y rápidamente me dirijo a la comisaría, ya había estado allí en otras oportunidades y los agentes siempre se habían mostrado amables, así que casi con mayor tranquilidad veía que comenzaban a aclararse las cosas… Buenas tardes, mi madre ha sido detenida en inmigración, tiene 88 años, siempre viaja y nunca a pasado esto, como puedo aclarar las cosas… Mire, solo le puedo dejar un teléfono, no es nuestra competencia, pero Usted llame y le informarán… oiga… me interpone, tenga paciencia porque tienen mucho trabajo, así que insista hasta que le atiendan.. muy bien, muchas gracias agente, muy amable… Salgo casi corriendo y comienzo a llamar, una, otra, hasta casi 20 veces… le paso a mi hermana otro número alternativo, ella repite la operación, con la misma sensación de fracaso…

Pasado un tiempo alguien descuelga el teléfono, una voz que no se identifica, y un tono de funcionario aburrido me pregunta que quiero, le explico la situación dándole los mayores detalles posibles, el interlocutor me pregunta el nombre, para mas tarde decirme que allí se encontraba, que tendría una entrevista y aportará toda su documentación y que en función de eso se determinaría si puede entrar o no, entonces, le digo, ¿Que hago entonces?, ¿Como podemos ayudar para aclarar esto?, ¿Con quien puedo hablar?, a lo cual, con toda la frialdad del mundo me dice… está hablando conmigo, …me quedo como paralizado por la impotencia… ¿Como puedo saber como está? Usted no puede acceder, en todo caso, apunte este teléfono, es el de la sala donde se encuentra, si llama podrá hablar con ella…

¡Estela! Tengo un teléfono para que podamos hablar, ¡llamemos!… comunica, una y otra vez, comunica… seguimos insistiendo mientras el tiempo comienza a comprimirse y expandirse… ¡Ya esta! Hola, ¿Como estás? Escucho que mi hermana habla con las dos, tranquilizando, tratando de poner confianza, y viendo que es lo que realmente está pasando… parece que mamá tiene un pasaporte nuevo, no han visto los viajes anteriores, y su billete está por 5 meses, y dicen que no se puede arreglar, no puede tener un billete por 5 meses… luego habla con la mamá, ella llora, dice que esta muy mal y Estela intenta calmarla. Le dice que se tranquilice, que seguramente todo se arreglara, que seguramente habrá alguna manera de solucionarlo…la llamada se corta, no puedo hablar con ellas, entonces, decidimos esperar los acontecimientos, algo pasará, no creo que por una cuestión administrativa vayan a hacer algo contra de ella, que podemos hacer… comenzamos a llamar a amigos, a mover nuestros contactos, a ver que podemos hacer, alguien que conozca a algún funcionario de inmigración que nos cuente que pasa exactamente, quizás un abogado, algún amigo de Convergencia que tenga contactos, vamos moviendo todas las posibilidades y nuestros amigos comienzan a ponerse en marcha, siempre dándonos ánimo, pero también con la preocupación de no saber exactamente que hacer… Va pasando el eterno tiempo de espera, llegan nuestros amigos Carlos y Josefina, movemos más posibilidades, nuevamente nos logramos conectar. Hablo con mi hermana secuestrada… noto su preocupación, mamá la esta viendo un médico, está descompuesta, nos han dicho que tendremos una entrevista, que ahí se ve nuestra situación, escucho su llanto, mi tensión aumenta, así como mi impotencia, nuevamente me dirijo a la policía, seguimos intentando. El agente es un muro, justifica su situación al tiempo que dice que comprende, y que nada puede hacer por nosotros, le pido el teléfono de la embajada argentina, se que ya no puedo llamar, pero de todas maneras lo tengo por si hace falta, Josefina calienta motores, ella encarará posteriormente a su superior.

Queremos saber el nombre del abogado de oficio que nos dicen que la atendió y no hay forma de conseguirlo.

Llega otra afectada, su madre viene para su boda, no trae la invitación, tampoco la dejan entrar, ni como turista, nos dice, parece que las van a deportar, de todas maneras puede ser que después de las entrevistas las dejen salir, pero le dijeron a los de la sala, que fue un oficial quien informó a todos que van a ser expulsados. Nuestra frustración aumenta, no podemos creer lo que está sucediendo. A todo esto, nos vamos a la puerta de salida con la esperanza de que aparezca por ahí, seguimos un rato, ya no logramos comunicar con la sala donde estaban, así que ya no pudimos hablar mas con ellas…

Vamos hasta las aerolíneas, contamos el caso, nadie quiere dar información y nos remiten a la policía, todo es increíble, pero se va materializando lo inimaginable. Están deportando a una señora de 88 años las fuerzas de seguridad del estado en cumplimiento con las leyes establecidas y cumpliendo con el cupo de expulsiones que seguramente tienen.

Y la edad? Y los antecedentes? Y los vínculos familiares? Todo eso no importaba nada, la ley es la ley, vaya ¡COBARDES! Incapaces de mostrar su rostro, incapaces de sentir o asumir su responsabilidad, un cupo a cubrir, que vergüenza e inmoralidad. Esto no quedará así. A estos señores les ha salido un cayo, aunque todavía no se enteraron.

Sabemos que esto pasa todos los días, que todos los días son muchos los que son regresados a sus países. Y las justificaciones son varias: no tiene carta de invitación…Viene por más tiempo del exigido…no tiene esa reserva de hotel reglamentaria… Yo me pregunto: ¿Cuanta insensibilidad tiene que tener ese funcionario? Y ya no es uno, son todos, el agente de policía, el que les hace la entrevista, el abogado que supuestamente las defiende… todos encajonados en una función especifica para no sentir, ni ver, ni oír lo que todos juntos hacen, un sistema diseñado para ser para la ejecución aséptica, hasta que alguien toma la decisión final… violencia sorda y encubierta, vaya los civilizados, menudos monstruos.

A los funcionarios del cuerpo de seguridad del estado, más concretamente a los del turno tarde, del martes 6 de julio de 2010, de la puerta 1, de la Terminal 1 del aeropuerto de Barajas decirles: que no vamos a parar hasta que esta denuncia llegue lejos, hasta saber quienes son (nombres y apellidos) y que toda España, al igual que nosotros, se entere de lo que esta pasando, y se avergüence de que haya gente haciendo en nombre de todos estas cosas. No podemos permitirlo mas.

GLOBATIUM Blog

http://blogs.diariosur.es/globatium/2010/7/8/una-abuela-88-anos-detenida-incomunicada-y-expulsada-de#c53803933

· España, fortaleza inexpugnable
Por rosa maría artal
· Un niño de 7 años pasa varias horas retenido en Barajas y sufre una crisis de ansiedad

8/7/10

La influenza A/H1N1, una evaluación urgente

Asa Cristina Laurell / La Jornada 08/07/2010

El 29 de junio la Secretaría de Salud (Ssa) levantó la alerta epidemiológica de la influenza A/H1N1. Es el momento de evaluar las medidas tomadas por las autoridades sanitarias respecto de la pandemia que se inició en México. La evaluación es necesaria porque esas medidas han tenido un costo alto para el país y es obligado en medio del debate internacional que cuestiona con elementos de peso la actuación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Destacan varios hechos importantes. En resumen: hubo un retraso de unos dos meses en su diagnóstico; muchos casos no fueron detectados por la falta de acceso a los servicios de salud; el sistema de vigilancia epidemiológica era muy deficiente tanto en el registro de casos como en la instrumentación de los estudios de casos-contactos; la red de laboratorios de salud pública sólo existía en el papel, pese a los recursos presupuestales asignados para su construcción y equipamiento, y el plan de emergencia sólo existía en el papel.

Todos estos elementos influyeron en la declaratoria de suspensión de prácticamente todas las actividades sociales y económicas del país durante 10 días con un costo de 0.3-0.7 por ciento del PIB y respaldaron las acciones de la OMS.

Las deficiencias están confirmadas con datos incontrovertibles; por ejemplo, los casos registrados de influenza estacional en 2008 fueron 147 y a finales de diciembre de 2009, 11 mil, excluyendo a la A/H1N1. Aunque algunas fallas han sido corregidas, la mayoría siguen en pie y es evidente que las autoridades sanitarias no garantizan la protección básica de la población ante una emergencia epidemiológica. Sin embargo, no se ha responsabilizado a nadie, los datos presentados al público son poco transparentes y reina la impunidad.

Algunos ejemplos de la poca transparencia de la información: a más de un año de que se inició la epidemia no se han reportado las características básicas del virus, como son la tasa de ataque, la letalidad y la mortalidad. Estos datos hubieran demostrado que el virus es muy contagioso; que un alto porcentaje de los infectados no se enferma; que la mortalidad (fallecimientos por 100 mil personas) es muy baja y la letalidad (defunciones entre enfermos), también.

De los datos públicos se puede inferir que tres de cada 100 personas se infectaron, de los cuales 73 mil se enfermaron y fueron confirmados, o sea, 0.24 por ciento. La mortalidad fue de 1.17 por 100 mil y los grupos de edad con la mortalidad más alta fueron los de 50 a 59 años con una tasa de 2.57, seguidos por los de 40 a 49 años, con 1.83, y sólo en tercer lugar los de 30 a 39, considerados los más susceptibles de sufrir un cuadro grave. El dato final de defunciones, mil 251, significa que la influenza A/H1N1 no causó más que 8 por ciento de todos los fallecimientos por pulmonía-influenza durante un año.

Los procedimientos obligatorios de la NOM de vigilancia epidemiológica hubieran arrojado los datos necesarios a más tardar a principios de mayo de 2009. No se hicieron o sus resultados no se dieron a conocer. Tenerlos hubiera proporcionado información muy útil para determinar las acciones a tomar no sólo en México, sino por parte de la OMS y nos hubiéramos ahorrado una zozobra extendida y muchos recursos materiales.

A la larga, la incompetencia o la mentira son inocultables por la vigilancia científica. El British Medical Journal (BMJ) y la Comisión Europea han cuestionado, primero, la utilidad real del medicamento oseltamivir o las vacunas aplicadas extensamente y, luego, la autonomía ante la industria farmacéutica de los asesores de la OMS, que decidieron la vacunación masiva. Las conclusiones de la investigación de la Comisión Europea todavía no se han hecho públicas, pero su informe preliminar (http://assembly.coe.int/CommitteeDocs/2010/20100329_MemorandumPandemie_E.pdf ) señala que los expertos de la OMS probablemente tienen conflictos de interés al estar relacionados económicamente con la industria. A principios de junio la BMJ (2010;340:c2947) publicó una investigación que demuestra la falta de transparencia y una situación grave de conflictos de interés de los integrantes del Comité de Emergencias de la OMS.

En su respuesta al BMJ, la directora general de la OMS confirma que los nombres de los integrantes del Comité son confidenciales y se harán públicas hasta que terminen su trabajo. Esto viola las propias reglas de la OMS, establecidas en 2003, que excluyen de los comites de expertos a los especialistas con conflicto de intereses. Mientras tanto, según JP Morgan, las ganancias de la industria farmacéutica sólo en la venta de vacunas fueron de 7 a 9 mil millones de dólares.

Tendremos mucha más información sobre la conducción de la pandemia y sus enormes negocios. Y en México, ¿se hará una investigación seria sobre el manejo de la emergencia?

Recuperamos un vídeo de agosto de 2009:
CAMPANAS POR LA GRIPE A

CAMPANAS POR LA GRIPE A from ALISH on Vimeo.

TERESA FORCADES, doctora en Salut Pública, hace una reflexión sobre la historia de la GRIPE A, aportando datos científicos, y enumerando las irregularidades relacionadas con el tema.

Explica las consecuencias de la declaracion de PANDEMIA, las implicaciones políticas que de ello se derivan y hace una propuesta para mantener la calma, así como un llamamiento urgente para activar los mecanismos legales y de participación ciudadana en relación a este tema.

Esta entrevista se hizo para ser incluída en el documental:
LA GRIPE A o EL MARKETING DEL MIEDO:
timefortruth.es/general/el-marketing-del-miedo

Subtitulación al inglés:
vimeo.com/7298827

Subtitulación al italiano:
vimeo.com/7962812

Subtitulación al portugués:
vimeo.com/7965935

Subtitulación al ruso:
vimeo.com/8138980

Se está traduciendo al francés y al alemán.
La gente que quiera colaborar pueden escribirme a:
alish@timefortruth.es

Batalla contra los monstruos

Lydia Cacho / El Universal 08/07/2010

Un policía me explica que tiene pesadillas luego de tantos meses de ver pornografía infantil en internet, su trabajo es documentar las edades de las víctimas (de 1 a 13 años). La psicóloga que hace peritajes ante juzgados para defender a infantes víctimas de violencia sexual, asegura que está agotada de ver cómo las criaturas pasan un infierno para que al final los jueces prefieran creer a los adultos, a los perpetradores y a sus abogados.

Una de las razones de los altísimos índices de impunidad es la tardanza de los juicios, en particular de aquellos por abuso sexual, pornografía infantil y trata de personas. Desde el momento en que las víctimas tienen la valentía de hablar hasta el fin del juicio pasan entre tres y seis años. En la mayoría de casos con víctimas entre 12 y 15 años, cuando llega la sentencia los jueces las ven como adolescentes o “casi adultas” y les “resulta imposible” creer las historias de sometimiento y violación.

Investigadoras, ministerios públicos y jueces admiten que la duración de los juicios es la causa principal del bajo número de sentencias. La clave para un juicio expedito, en que los derechos humanos son respetados, radica en la consolidación de una acusación con elementos de prueba sostenibles, en un conocimiento real de leyes y tratados que sustenten el derecho de la víctima y donde la carga de la prueba no recaiga sólo en su dicho. Casi nadie habla del papel clave de las percepciones, prejuicios y emociones en ese trabajo.

Entrevistando a agentes especializados en violencia sexual, me he encontrado con dos tipos de personajes: quienes traen un desgaste emocional y laboral insostenible, y quienes han creado una resistencia tal que ya nada les conmueve. A ambos hay que ponerles atención (Ahora no hablamos de los que son cómplices conscientes).

Nietzsche escribió que aquellos que luchan contra los monstruos deben asegurarse de que en el proceso no se conviertan en uno. Porque cuando miras al abismo demasiado tiempo, el abismo también te mira a ti. Existen personas comprometidas pero con un desgaste emocional tal que les impide hacer un trabajo efectivo. También hay agentes y jueces que por su frialdad exponen a las víctimas a mayores peligros y a juicios infructuosos, que terminan aliándose a los agresores por la ausencia de empatía con las víctimas.

Las nuevas leyes en México son ventanas de oportunidad, pero es indispensable que las autoridades aseguren presupuestos de atención a víctimas y cursos de sensibilización policiaca y judicial con recursos para la salud psicológica de las y los responsables del acceso a la justicia. Quienes atienden a las víctimas precisan modelos de atención, conocimientos técnicos y científicos, pero sin salud psicoemocional son poco efectivos. La letra de la ley no es suficiente, las palabras de Nietzsche nos lo recuerdan.

México: Un periodista asesinado por mes

Teodoro Rentería Arróyave / ARGENPRESS.info 08/07/2010

Terrible coincidencia, este martes 6 de julio en que se modifica la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos Contra la Libertad de Expresión, se asesina al colega michoacano, Hugo Alfredo Olivera Cartas quien se convierte, para afrenta de todos, en la víctima 109 de la defensa de ese derecho de los pueblos a estar bien y oportunamente bien informados.

Como es del conocimiento público, exacto el día en que se pública en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo del Procurador General de la República, Arturo Chávez Chávez, que cambia la denominación de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Contra Periodistas y Medios de Comunicación por la de Delitos Contra la Libertad de Expresión con más atribuciones sin ser suficientes, en una brecha aislada del municipio de Apatzingan Michoacán fue localizado el cadáver del periodista Hugo Alfredo Olivera Cartas quien había sido desaparecido horas antes.

La denominación de la Fiscalía, responde al espíritu de la iniciativa de reforma del gremio organizado, que yace desgraciadamente en algún cajón del Senado de la República, por la cual los delitos contra la libertad de expresión deben de ser federalizados como una medida básica para frenar el fenómeno que tiene como objetivo primordial vulnerar las más sentidas libertades. En otras palabras, favorecer el objeto: la libertades, más que el sujeto: el actor. De ello se desprende que sólo los atentados contra los periodistas y medios que tengan ese cometido serían de la incumbencia del fuero federal.

Hugo Olivera era un activo periodista, fundador de la agencia local de noticias ADN, colaborador de la agencia Quadratin de Michoacán, corresponsal de La Voz de Michoacán y editor de El Día de Michoacán. Después de cerrar la edición del martes de este último diario y en camino de su casa desapareció. Según dieron a conocer sus familiares ya antes había sido golpeado y amenazado y no obstante la denuncia jamás tuvo la protección obligada de las autoridades. También señalaron sus deudos que en el momento que estaban en el dramático trámite del reconocimiento del cuerpo, desconocidos se introdujeron en su domicilio y robaron todas las computadoras del trabajo periodístico.

El acuerdo de la renovada Fiscalía Especial le otorga la facultad de atracción de los atentados a la libertad de expresión siempre y cuando se trate de delitos federales en los que haya conocido el Ministerio Público del fuero común, o bien, sean delitos del ámbito local pero que estén relacionados con ilícitos de carácter federal. Y un candado más: en caso de que en el curso de las investigaciones se tengan indicios que quienes perpetraron los ilícitos son miembros de la delincuencia organizada la averiguación previa deberá ser turnada a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, SIEDO, quien continuará con la indagatoria. En serio, no se entiende el sentido de quitarle la investigación al ente especializado.

Naciones Unidas instó a las autoridades a investigar con diligencia las agresiones contra medios y periodistas y, en su caso, sancionar a los responsables conforme a las reglas del debido proceso ya que las agresiones contra periodistas en el país, que tan sólo durante el primer semestre del año dejaron un saldo de cuatro representantes de los medios de comunicación asesinados.

Bien por el exhorto del organismo mundial, sin embargo las cifras son más terribles: con el homicidio del compañero michoacano Hugo Olivera Cartas han sido asesinados diez colegas en el 2010, sólo en el mes junio, tres. La cifra macabra es de 109 periodistas asesinados de 1983 a la fecha, 43 en los exactos 43 meses del actual gobierno federal, un periodista masacrado por mes y son 12 comunicadores que permanecen desaparecidos.

De ahí, que el grito del gremio es vigente, es actual: ¡Ya basta presidente Felipe Calderón Hinojosa!

Disparan contra mujer que rechaza la Mina Marlin

Teodora Antonia Hernández Cinto, fue víctima de un ataque armado en la noche del 7 Julio 2010 a las 19:30 horas, cuando se encontraba en su casa en la comunidad Nueva Esperanza, San Miguel Ixtahuacán.

DISPARAN CONTRA MUJER QUE RECHAZA LA MINA MARLIN
en San Miguel Ixtahuacán, San Marcos, Guatemala.

7 Julio 2010.

Teodora Antonia Hernández Cinto, fue víctima de un ataque armado en la noche del 7 Julio 2010 a las 19:30 horas, cuando se encontraba en su casa en la comunidad Nueva Esperanza, San Miguel Ixtahuacán.

Dos hombres se acercaron a pedir una taza de café y acto seguido la dispararon.

Teodora Antonia recibió un impacto de bala en el ojo derecho. Su estado es muy crítico.

Teodora Antonia es una de las mujeres en Resistencia contra la minería de San Miguel Ixtahuacán.

En varias ocasiones ha manifestado su rechazo a la minería... como podemos ver en este reciente video.

¡¡¡¡ Exigimos justicia !!!! y que cesen las agresiones contra los Pueblos Indígenas y Mestizos que rechazamos la minería y defendemos nuestros derechos territoriales.

video