18/7/12

Colombia: Ejercito asesina a indígena en el resguardo de la laguna Siberia del Cauca

Un indígena colombiano fue asesinado este miércoles a manos de militares que realizaban operaciones en la zona rural de la población de Caldono, en el departamento del Cauca (suroeste). Justicia ante este asesinato! 



Según informaciones de los familiares y autoridades indígenas del resguardo indígena de La Laguna Siberia, Territorio Ancestral Sat Tama Kwe- Caldono, el ejército asesino a sangre fría al comunero indígena EDUAR FABIAN GUETIO BASTOS, de 20 años de edad, quien a las 5:00 am, pasaba por una servidumbre de la vereda Crucero del Rosario hoy 18 de julio del 2012. El cadáver fue encontrado en el centro de la servidumbre a escasos 10 metros de la casa del señor José Luis Vidal.

Se informó que FABIAN GUETIO, pasaba a esa hora de la madrugada por ese camino, como lo hacía de manera permanente después de visitar a su novia en la misma vereda. De acuerdo con informaciones de los vecindarios, autoridades y familiares, una vez escucharon el disparo la comunidad salió a mirar y encontraron el cuerpo sin vida de FABIAN con un impactado de fusil en la frente, destrozando gran parte de su rostro.

Una vez, identificaron a la víctima sus familiares, preguntaron a un militar que estaba a escasos metros del cadáver, el cual manifestó que ese cuerpo era de un soldado que se había suicidado, esta declaración del militar se supone era con el propósito de camuflar el cadáver con uniformes militares y hacerlo pasar como guerrillero, pero la sorpresa para el militar fue que era su propio tío quien identificó que era su sobrino Fabian.

Los militares acordonaron el cadáver impidiendo que los familiares se acercaran, solo pudieron entrar sus familiares cuando llego la guardia indígena y el cabildo de la Laguna Siberia. También se conoció que a estos militares no tenían campamento ni base militar en el lugar, fueron vistos en horas de la noche anterior cuando llegaron a una tienda comunal. Entonces El Cabildo y la guardia rodearon a los 30 soldados, quienes reconocieron que por error ellos habían disparado.

Hacia las 10 de la mañana, llegó una comisión del CTI , CRIC, el personero municipal de Caldono y el inspector de policía con quienes se produjo el levantamiento frente a los 30 uniformados, quienes aprovecharon el descuido de la guardia e intentaron volarse de las manos de la guardia dejando sus equipos. Una vez se volaron empezaron a disparar al aire y al cafetal para evitar ser aprehendidos de nuevo. Posteriormente la guardia los encontró y los trajo de nuevo, han permanecido hasta después del mediodía, para ser entregados a la los organismos de justicia del Estado y desarmados ante las autoridades indígenas, la Defensoría del Pueblo y organismos de Derechos Humanos del orden regional, nacional y e Internacional.

En la actualidad hay situación de zozobra en la zona pues la comunidad teme por su seguridad ya que se ha denunciado haber visto granadas en el cafetal por donde corrieron los militares y porque se está aumentando el pie de fuerza militar a los alrededores de la vereda el Crucero del Rosario y un grupo numeroso de la policía esmad se dirige hasta donde están congregada la comunidad con el grupo militar responsable del asesinato.

Se reclama imparcialidad de los medios de información y atención de la comunidad internacional pues en Colombia el gobierno y los grandes medios de comunicación han desatado una acción mediática de racismo y desprestigio del movimiento indígena Caucano.

CONSEJERÍA MAYOR
 CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA –CRIC-

Popayán (Colombia), Julio 18 de 2012

:::::

El Ejército colombiano informó este miércoles que un indígena murió cuando miembros de la institución realizaban operaciones en la localidad de Caldono, cercana a Toribío, donde el martes se registraron nuevos enfrentamientos.

Por medio de un comunicado, el Comando de la Tercera División del Ejército señaló que la muerte ocurrió en La Venta, paraje rural de Caldono.

A su vez, el cabildo indígena de Caldono lo identificó como Fabián Cuetía, de 22 años de edad, y agregó que “pertenecía al movimiento campesino de la región”. Mientras que versiones periodísticas procedentes de la zona aseguran que las tropas le dispararon al no acatar un control militar.

En tanto, Rubén Darío Guetió, líder indígena de Caldono y tío de la víctima, indicó a los medios locales que su sobrino habría muerto al parecer por disparos del Ejército en esa zona del país.
Según su versión, Cuetía recibió varios impactos de bala cuando regresaba a su vivienda, tras visitar a su novia este martes en la noche.

"Lo que queremos es que nos digan la verdad si lo mataron o no. Mucha gente dice que vieron cuando los militares le dispararon y por eso queremos que se hagan las investigaciones. Acá la cosa con los soldados está complicada (...) Hay mucho lío, muchas agresiones de parte y parte", señaló.
El líder indígena precisó que espera que se realicen las investigaciones correspondientes del caso para esclarecer la muerte de su sobrino, pero agregó que aún el Ejército no se ha comunicado con él o con su familia para reconocer las circunstancias sobre la muerte del joven.

Por su parte, el Comando de la Tercera División del Ejército afirmó en un comunicado que el caso fue puesto en conocimiento de la Personería local, la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía General de la Nación para que se aclare lo ocurrido.

La institución también agregó que "se ordenó el inicio de las investigaciones que correspondan, al interior de la fuerza", pues también se maneja la teoría de que el deceso fue producto de un “error militar” que no escuchó la voz de alto al fuego.

Los indígenas nasa, que se han declarado neutrales en el conflicto armado en Colombia, habían dado un ultimátum para que los grupos insurgentes y el ejército salieran de su territorio, pues los combates entre éstos mantienen a la población en constante angustia.

El Ejército, tras la orden del presidente Juan Manuel Santos de “no ceder un solo centímetro”, no se retiró, por lo que más de mil indígenas se desplazaron a una base militar en el municipio de Toribío y se enfrentaron a los soldados el martes, para obligar el desalojo.

Ante esta situación, se informó que para el próximo viernes los indígenas convocaron a una movilización que espera reunir a más de 15 mil personas y que buscará alternativas para el retiro militar de toda la zona.

Agentes del ESMAD llegaron la madrugada de este miércoles al norte del Cauca. (Foto: Afp)

Desalojo ordenado por Santos deja 26 indígenas colombianos heridos

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó este miércoles el desalojo de indígenas de las bases militares y afirmó que esa es la indicación desde la víspera. Tras la acción de la Fuerza Pública al menos 26 nativos resultaron heridos.

Al menos 26 indígenas colombianos resultaron heridos la madrugada de este miércoles en un enfrentamiento con miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), luego que el presidente Juan Manuel Santos ordenara el desalojo de bases del Ejército.

La corresponsal de teleSUR en Colombia, Angie Camacho, reportó a través de Twitter (@AngiecteleSUR) que “26 indígenas heridos es el saldo que dejan enfrentamientos con el ESMAD, en la madrugada tropas del Ejército tomaron la Torre en Toribío”.

Camacho precisó que entre los heridos destacan tres por esquirlas y uno por bala de fusil, mientras que otro originario está desaparecido.

“Es muy delicada la situación de orden público que se están viviendo en este momento en el cerro de Berlín (...) Hay 26 heridos porque el ESMAD los arremetió con gases lacrimógenos y sus bastones”, agregó

La periodista indicó que en estos momentos los indígenas comienzan a subir al cerro Berlín, pero ya no son mil como había inicialmente. “Se calcula que unas tres mil personas podrían llegar a establecer una especie de cerco. Los indígenas han dicho que no ser irán y que el Gobierno no debió agarrarlos dormidos”, apuntó.

Destacó que en horas de la mañana periodistas que intentaban ascender al cerro también fueron agredidos con gases lacrimógenos, porque la orden que le han dado a la Fuerza Pública es que no permita el acceso de indígenas y de quienes los puedan acompañar.

Desde las 05H00 locales (10H00 GMT) el ESMAD de la policía comenzó la operación de desalojo de los indígenas de la base militar del cerro Berlín, situado en la zona rural del municipio Toribío en el departamento del Cauca (suroeste).

Tras las acciones, agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios mantienen el control en la zona mediante el lanzamiento de gases lacrimógenos, con los que evitan que los indígenas vuelvan a tomarse la base militar que se encuentra al pie de tres antenas de comunicaciones.

El coronel y comandante de la Policía del Cauca, Ricardo Augusto Alarcón, explicó que los agente del ESMAD comenzaron a llegar a las 02H00 (07H00 GMT) y que en este momento “el cerro ya fue tomado. Esperamos que la situación no se vaya a complicar”.

Por su parte, el Jefe de Estado expresó a través de Twitter (@JuanManSantos) que “no quiero ver a un solo indígena en las bases militares. Esa es la orden desde anoche”.

Desde el martes 10 de julio los habitantes del norte del Cauca iniciaron acciones de resistencia a los enfrentamientos entre el Ejército y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que han dejado cientos de desplazados en la región.

La medida que adoptaron los indígenas fue desmantelar las trincheras de los insurgentes y de tropas del Ejército para poner fin a los enfrentamientos.

Información relacionada:

Indígenas colombianos desalojan a militares en el norte del Cauca
-:-

No hay comentarios: