20/7/12

El Subcomandante Insurgente Marcos ¿Víctima de López Dóriga?

Fuente: expresiontotal.com

En los últimos meses, poco o nada se había sabido del Subcomandante Marcos cuyo nombre real es
Rafael Sebastián Guillén Vicente, principal ideólogo, portavoz y mando militar del grupo armado indígena denominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que salió a la luz pública en el estado de Chiapas el 1 de enero de 1994.

El pasado 19 de marzo, el dirigente zapatista a través de una carta enviada a los integrantes de la Red Nacional de Organismos Civiles Todos los Derechos para Todos y Todas (REDTDT) desmintió encontrarse enfermó: "lamento con pesar el que mi firma y la fecha en la que estampo (marzo 2011) contradigan los rumores hechos “twitters”, noticias y comunicados gubernamentales sobre mi estado de salud", señaló Marcos.

Con sarcasmo, Marcos aseguró no tener "eso que dicen que tengo, o no todavía. Así que no tengan pena y manden tabaco", pues tendrá "cuidado de tachar la leyenda que reza ‘fumar es causa de cáncer y enfisema pulmonar'".

A finales de febrero de este año, un rumor acerca de su estado de salud se convertiría en noticia. El rumor fue dado a conocer a través del Twitter del periodista y conductor de noticias
Joaquín Lopez Doriga, en su cuenta señalaba que de acuerdo a sus fuentes “el Sub Comandante Marcos del EZLN se encuentra delicado de salud y los médicos lo atienden de un enfisema pulmonar y un problema de cáncer”.

Lo que empezaría como un rumor fue tomado por algunos cuantos periódicos (el Periódico Digital, Zócalo Saltillo, Oaxaca Digital, Noticias desde Veracruz, Diario de Chiapas) como una noticia, los que a su vez retomaron una nota publicada por el periódico argentino La Nación en el 2002. En esa nota se mencionaba que el comisionado para la paz en Chiapas, L
uis H. Álvarez, había señalado que el Subcomandante tenía problemas de salud, causados por el aislamiento en que vive en la Selva Lacandona.

Esa misma “noticia” fue difundida en agosto de 2002 por el periódico capitalino Milenio. Un mes después, fue desmentida por los propios zapatistas. Tal parece que la fascinación por Marcos, evita que los poco serios verifiquen la información que publican sobre ese personaje guerrillero.

Por otra parte, la poca ética profesional de algunos voceros disfrazados de periodistas, como López Dóriga, lleva a plantear una interrogante: ¿qué papel juegan las redes sociales en la difusión de la información?, si bien es cierto, que nadie puede escapar al uso de la Internet, también es cierto que el mal uso de esta herramienta puede traer consecuencias serias, afortunadamente este “rumor nota”, sólo fue retomado por algunos cuantos periódicos que no son de circulación nacional los cuales llevados por el sensacionalismo y la euforia de divulgar una noticia no verificaron la información; tomaron a ese conductor como un “
Mesías de la noticia” sólo por pertenecer a la empresa Televisa, aceptando como mantra lo que Dóriga difundió.


A este periodista varios “twitteros” le cuestionaron y con razón sobre la credibilidad de su fuente, sin que en ningún momento mencionara quien se la proporcionó. Otra pregunta se impone: ¿cuál era la finalidad de hablar sobre la salud del Subcomandante Marcos?

Ante el silencio del
Subcomandante Marcos quien apareció públicamente en enero de 2008 por última vez durante el encuentro Festival de la Digna Rabia celebrado en  Chiapas, mucho se había cuestionado acerca de su estado de salud y sobre las razones que lo han mantenido tan alejado a tal grado de cancelar los festejos del 17 aniversario del EZLN en este 2011, razones que quizás llevaron a López Dóriga a hablar del líder zapatista.

En otras ocasiones, también se ha hablado de que Marcos no es uno sólo, sino que en sus diversas apariciones públicas a lo largo de estos 17 años han sido otras personalidades zapatistas quienes cumpliendo con las características fisionómicas y ocultando su rostro tras un pasamontañas han aparecido fumando una pipa haciéndose pasar como el “Sub”. ¿Será para cuidar la integridad del verdadero Marcos? o ¿es una táctica para facilitar el relevo en la cúpula zapatista?

Con el reciente comunicado del Subcomandante Marcos, queda en evidencia que las “fuentes” del “reportero
Joaquín López Dóriga, no lo mantienen bien informado y le gusta causar revuelo con sus comentarios.

El
Subcomandante Marcos se ha caracterizado por la ironía con la cual se expresa a través de sus comunicados y en esta ocasión le tocó a un periodista del cual uno no puede fiarse, la tardanza para desmentir el rumor difundido a través del twitter, no es algo nuevo como mencionábamos antes en el 2002 de igual manera se especulaba acerca de su estado de salud, versión que fue desmentida un mes después y en esta ocasión, el rumor fue desmentido 19 días después, por ahora, sabemos que el Subcomandante Marcos goza de buena salud y queda en el aire: ¿quién será el siguiente portavoz que “enferme” u “hospitalice” al Subcomandante Marcos y cuando?.
-:-

No hay comentarios: