18/8/12

Agresiones a zapatistas


Los de Abajo

La Jornada 18/08/2012 
Gloria Muñoz Ramírez

A unos meses de que terminen las administraciones federal y del estado de Chiapas, se han incrementado las hostilidades contra los pueblos zapatistas, que no han hecho otra cosa que resistir pacíficamente durante casi 19 años, construir sus autogobiernos, sembrar sus tierras y fortalecer sus sistemas de educación y de salud, entre otros pilares de su autonomía.

Dos atropellos de gravedad en contra de las bases de apoyo del EZLN se cometieron esta semana. No es poca cosa, pues se suman a recientes amenazas de desalojo en la comunidad San Marcos Avilés y a la prisión política de Francisco López Sántiz, recluido injustamente desde el 4 de diciembre de 2011.

La primera denuncia se refieren a la pretensión de arrebatarles una bodega de café en la comunidad de Veracruz, anexo del ejido San Carlos, municipio autónomo de San Pedro de Michoacán (y oficial de Las Margaritas), muy cerca de La Realidad, sede de la junta de buen gobierno de la región.

Desde antes del levantamiento armado de 1994 se construyó en el anexo Veracruz una bodega de 30 por 14 metros para compra y almacenamiento de café, como parte de un proyecto de la Unión de Ejidos de la Selva. Esta bodega fue recuperada por los zapatistas el primero de enero de 1994 y fue incluso emblemática de la resistencia de estos pueblos, al ser uno de los primeros proyectos que se levantaron con la unión de cuatro municipios autónomos: San Pedro de Michoacán, Tierra y Libertad, Libertad de los Pueblos Mayas y General Emiliano Zapata, en el preámbulo de lo que después se conocerían como regiones autónomas.

Ahora los amenazan con arrebatárselas para promover proyectos del gobierno, como parte de la política de contrainsurgencia que los diferentes gobiernos han aplicado para dividir a los pueblos indígenas (de lo cual hasta Luis H. Álvarez escribió un manual).

Ya basta de tantas provocaciones e injusticias en contra nuestra.Les hacemos saber que nosotros no nos vamos a dejar, y les advertimos que si no dejan de provocarnos tomaremos medidas más serias, advierten los zapatistas.

La otra agresión ocurrió en el ejido Moisés Gandhi, en el municipio autónomo Lucio Cabañas, perteneciente al caracol de Morelia, donde los integrantes de la Organización Regional de Caficultores de Ocosingo atacó con armas largas a 59 bases de apoyo del EZLN, con el fin de despojarlos de sus tierras.

Toda tierra recuperada en 1994 es parte de la organización; no queremos que alguien interrumpa nuestra lucha porque estamos organizados como pueblos, de acuerdo a nuestras costumbres, señalaron por su parte los zapatistas de Moisés Gandhi. Los zapatistas, es claro, no van a dejarse.

No hay comentarios: