2/8/12

En la prisión, el tzotzil Alberto Patishtán exige a gobiernos "cumplir libertades"

· Advierte que seguirá luchando por la excarcelación de miembros de la Voz del Amate

Hermann Bellinghausen
La Jornada 01/08/2012

San Cristóbal de las Casas, Chis. 31 de julio. No me callaré. Pido a los gobiernos que cumplan nuestras libertades, dijo a La Jornada, desde la cárcel, Alberto Patishtán Gómez, quien tras permanecer más de nueve meses en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número ocho en Guasave, Sinaloa, fue trasladado el pasado jueves 26 al Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados (Cerss) número cinco, en esta localidad.

Vamos a seguir. Vamos a luchar otra vez por la libertad de todos, de nosotros, añadió en nombre de todos los presos indígenas de la Voz del Amate y solidarios que llevan mucho tiempo denunciando sus encarcelamientos injustos y exigiendo libertad. También agradeció a todos los compañeros que han seguido la causa a escala nacional, que ya es internacional.

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) confirmó la dilación del proceso judicial de amparo en favor de Patishtán, “ya que las autoridades encargadas de cumplir la sentencia argumentaban ‘procedimientos establecidos institucionalmente’, por lo que se violó el derecho a la protección judicial” del preso indígena para ser devuelto a Chiapas.

Este retorno se logra al ordenarse por segunda vez el cumplimiento del amparo promovido por este centro en favor de Patishtán, trasladado de manera injustificada y forzosa el pasado 20 de octubre en acción promovida por el secretario de Gobierno, Noé Castañón León. 

 El Frayba menciona que Patishtán cuenta con medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (MC-77-12) por su situación de salud, que hasta el momento no han sido cumplidas por el Estado mexicano, ya que ni los peticionarios ni el beneficiario hemos tenido acceso al expediente clínico.

En su primer testimonio de regreso, hace unos días, Patishtán indicaba: No sé nada de mi expediente médico. Lo solicité allá en Guasave y no me lo dieron. Nunca lo he visto, no sé qué contiene. Allá me decían que no lo tenían y que me lo mandarían de Chiapas, pero de los nueve meses que estuve en Sinaloa nunca vi el expediente. Exijo la atención médica adecuada y tratamiento especial, de acuerdo con mi padecimiento, pues tengo mucho miedo de que la enfermedad que padezco avance y ya no tenga cura.

Según el Frayba, durante estos nueve meses en el Cefereso el profesor tzotzil afrontó condiciones que violaron el derecho de las personas privadas de su libertad, entre ellas aislamiento. No tuvo trato digno y humano, acceso a una defensa adecuada, a la salud, además de estar lejos de su familia. Hoy, que ha sido amparado con el cumplimiento obligado de la legalidad, todavía está pendiente que la justicia reconozca y repare los daños que se le han cometido poniéndolo en libertad.

La lucha de Patishtán, originario de El Bosque, y de Francisco Santiz López, base de apoyo del EZLN en Tenejapa, junto con los demás presos de la otra campaña, ha dado pie a movilizaciones internacionales que demandan su liberación y ponen en evidencia cómo funciona la aplicación de justicia en estas tierras, donde es frecuente que indígenas inocentes paguen los delitos cometidos por otros y, por tanto, se garantice la impunidad.

Información relacionada:

"No me callaré; pido a gobiernos que cumplan nuestra libertad": Patishtán 
El profesor tzotzil recién fue regresado del Cefereso de Guasave al CERSS de San Cristóbal.

-:-

No hay comentarios: