17/8/12

Peligra vida de Assange, dice Ecuador al concederle asilo

El gobierno británico rechaza otorgar salvoconducto al fundador del portal

Reuters, Afp y Dpa
La Jornada 17/08/2012

Quito, 16 de agosto. Ecuador concedió asilo diplomático al australiano Julian Assange, refugiado en su embajada en Londres, al considerar que su vida e integridad corren riesgo por haber publicado cientos de miles de documentos secretos de Estados Unidos en el portal Wikileaks, anunció este jueves el canciller del país sudamericano, Ricardo Patiño, y dijo no descartar la posibilidad de recurrir a organismos internacionales para hacer prevalecer la protección concedida al fundador del portal informativo de denuncia.

El gobierno británico se dijo decepcionado por la decisión de Quito y advirtió que rehusará conceder a Assange un salvoconducto para salir del país y llegar a Ecuador, pues tiene la intención de extraditar al ex hacker australiano de 41 años a Suecia, donde enfrenta acusaciones de violación y agresión sexual.

Gran victoria

Seguidores de Assange celebraron afuera de la embajada ecuatoriana en Londres la concesión de asilo. El fundador de Wikileaks afirmó que la decisión de Ecuador en su favor es una gran victoria, y agradeció al presidente Rafael Correa.

Ecuador ha decidido conceder asilo diplomático a Assange, informó Patiño en Quito, minutos después de que Correa escribió en Twitter: nadie nos va a atemorizar.

Lo que tendríamos que lograr para que el señor Assange pueda venir a nuestro país es que el gobierno británico ofrezca el salvoconducto, precisó el canciller ecuatoriano, lo que rechazó de plano el ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, quien indicó que su país está decepcionado por la decisión de Ecuador.

No autorizaremos a Assange a salir libremente de Reino Unido, y no hay ninguna base legal para que lo hagamos, dijo Hague, quien rechazó acusaciones difundidas la víspera de que su gobierno amenazó a la embajada ecuatoriana.

No hay amenaza alguna aquí de tomar por asalto una embajada. Estamos hablando de una ley del Parlamento de este país que hace hincapié en que deben utilizarse (las embajadas) en plena conformidad con el derecho internacional, puntualizó el ministro. Añadió que los británicos tienen la obligación de extraditarlo a Suecia.

Patiño aclaró que en caso de que Londres no otorgue un salvoconducto a Assange, éste seguirá estando protegido por nuestra embajada, y descartó que la situación implique una ruptura de las relaciones bilaterales.

El canciller señaló que Ecuador buscó la forma de que el gobierno sueco diera garantías de que no extraditaría a Assange a Estados Unidos, e incluso ofreció que representantes de la justicia de Estocolmo interrogaran al fugitivo en la embajada ecuatoriana en Londres.

El gobierno sueco rechazó cualquier compromiso en este sentido, aseveró Patiño. Añadió que Quito convalidó los argumentos de Assange, que denuncia una persecución política en su contra por parte de Estados Unidos, debido a la publicación de cientos de miles de cables diplomáticos y de documentos de Washington sobre las guerras de Irak y Afganistán.

Julian Assange
De darse una extradición a Estados Unidos, el señor Assange no tendría un juicio justo; podría ser juzgado por tribunales especiales o militares y no es inverosímil que se le aplique un trato cruel y degradante y se le condene a cadena perpetua o a la pena capital, con lo cual no serían respetados sus derechos humanos, expresó Patiño.

Sostuvo que tras casi dos meses de diálogo al más alto nivel con los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Suecia, su país tiene serios indicios de la posibilidad de represalias contra Assange, que pueden poner en riesgo su integridad, seguridad e incluso su vida. Añadió que si el ex hacker es reducido a prisión preventiva en Suecia se iniciará una cadena de sucesos que impedirían evitar una extradición a un tercer país como Estados Unidos. Agregó que su país de origen, Australia, ha fallado en brindarle la debida protección.

El canciller señaló que además la Constitución de Ecuador reconoce la garantía al asilo como un derecho humano que consta también en la Carta de Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Convenio de Ginebra sobre protección debida a las personas en tiempos de guerra, entre otros documentos de derecho internacional.

A su vez, Suecia convocó al embajador ecuatoriano por considerar inaceptable que Ecuador quiera detener el proceso judicial sueco y la cooperación europea, declaró el portavoz de la cancillería sueca, Anders Jörle.

Assange calificó este jueves la decisión ecuatoriana de victoria importante para mí y mi gente, si bien reconoció que su situación aún es estresante, dada la determinación de Gran Bretaña de extraditarlo a Suecia, pese al asilo que le concedió Ecuador. No son Gran Bretaña ni mi país natal, Australia, quienes me han protegido de la persecución, sino un país latinoamericano valiente e independiente, sostuvo Assange. “La batalla apenas comienza; hay que detener la investigación en Estados Unidos sobre Wikileaks”, dijo.

Seguidores de Assange anunciaron la decisión de Ecuador por medio de un altavoz y aplaudieron y dieron gritos de apoyo al australiano.

¡El pueblo, unido, jamás será vencido!, gritaron los simpatizantes de Assange mientras ondeaban banderas de Ecuador y mostraban carteles con imagen de Assange y la leyenda no a la extradición.

La embajada está situada en la planta baja de un bloque de apartamentos y la policía británica la mantiene bajo custodia constante.

Enlaces:


Información relacionada:

Wikileaks en la mira:


Más:
-:-

No hay comentarios: