En entrevista radiofónica, el Ingeniero Juan Carlos González, representante legal de Minera Real Bonanza –una de las operadoras de la canadiense First Majestic en México- precisó que la minera cedió al gobierno federal 761 hectáreas de sus concesiones (que en total suman 5,700 hectáreas).

Y también precisó que en lo que resta de su concesión minera el proyecto minero sigue viento en popa, ya que “han cumplido con todas las normativas”. La mina continuará su trabajo en sus otras 5 mil hectáreas, explicó el representante legal de la minera al periodista Ciro Gómez Leyva

Nosotros nos preguntamos ¿Qué hay de la reciente suspensión judicial que impide a toda autoridad conceder los permisos y las autorizaciones a la empresa First Majestic Silver Corp, a través de su filial Minera Real Bonanza, para cualquier operación minera hasta tanto no se resuelva el conflicto con el Pueblo Wixárika?  ¿Por qué en este anuncio el gobierno y la minera First Majestic Silver Corp y su filial mexicana Minera Real Bonnaza hacen como si esta suspensión judicial no existiera?