4/1/13

Respalda el Movimiento por la Paz al EZLN

La Jornada 04/01/2013

El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad expresó su respaldo al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). En una carta que publicó en su página electrónica refiere que atendiendo a sus más recientes comunicados, queremos decirles que estamos listos para seguir caminando a su lado y el de todos y todas las mexicanas comprometidas con esta demanda. Que creemos que un México con paz, justicia y dignidad sólo es posible con democracia y libertad. Que México no podrá ser una nación completa sin sus pueblos.

En el escrito, se envía al EZLN un abrazo fraterno por sus 29 años y por sus 19 años de su aparición pública y resalta que al igual que ustedes hemos asumido la lucha en el terreno de lo simbólico para dimensionar la trascendencia de nuestras causas.

El movimiento critica el sistema ensordecedor, en el que clase política y crimen organizado sacian su ambición de poder y riqueza imponiendo una economía criminal donde la vida y la muerte son productos intercambiables, lo cual, sostiene, ha impedido entender la gravedad de la situación en la que estamos sumergidos.

-:-

El Movimiento por la Paz apoya la lucha del EZLN a favor de los indígenas.

El Movimiento envió una carta de apoyo al grupo, en la que pide el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés para lograr la paz en el país
-
Los integrantes del Movimiento por la Paz ha realizado manifestaciones y
caravanas por el país y Estados Unidos (Hanako Taniguchi/CNNMéxico).
  
(CNNMéxico) — El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad exigió la “firma y el cumplimiento inmediato” de los Acuerdos de San Andrés Larráizar como primer paso para “iniciar la reconstrucción del país”.

En una carta de apoyo enviada al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Movimiento aseguró que México solo podrá tener paz, justicia y dignidad con democracia y libertad, por lo cual ofrecen su compromiso ante estas demandas zapatistas.

 “Lo decimos desde nuestros corazones (…) abrazamos su lucha como ustedes han abrazado la nuestra. Lucharemos por un México para todos y todas, por un país que realmente incluya y reconozca a sus pueblos indígenas”, indica la misiva.

Los Acuerdos de San Andrés son un documento que el gobierno de México firmó con el EZLN en febrero de 1996 en el que se comprometían a modificar la Constitución y otorgar derechos, justicia e igualdad para los pueblos indígenas, así como respetar su autonomía.

“Al igual que ustedes, hemos asumido la lucha para dimensionar la trascendencia de nuestras causas. Sin embargo, el sistema ensordecedor ( …) ha impedido entender la gravedad de la situación en la que estamos sumergidos: 80,000 muertos, 20,000 desaparecidos, cientos de miles de desplazados y familias y cuerpos destrozados”, afirmó la organización.

El Movimiento fue fundado por el poeta Javier Sicilia (hoy apartado de la organización) luego de que su hijo fue asesinado en Morelos, en marzo del 2011. El poeta acusó al entonces presidente Felipe Calderón por la muerte de ciudadanos como consecuencia de la Estrategia Nacional de Seguridad emprendida por su gobierno para combatir al crimen organizado.

“Los felicitamos porque nosotros, en nuestra corta existencia como movimiento, bien sabemos lo complicado que es construir y mantener una organización; pero sobre todo por su congruencia, por enseñarnos que la moral, la ética y la verdad son las herramientas más poderosas para la construcción de un mundo con paz”, indica la carta enviada a los zapatistas.

El EZLN, que celebró el 1 de enero el 19 aniversario de su levantamiento, es un grupo insurgente que le declaró la guerra al gobierno mexicano en 1994. El grupo pasó de la vía armada a la construcción de formas de gobierno y métodos de desarrollo autónomo que ha aplicado en las comunidades de Oventic, La Garrucha, Roberto Barrios, Morelia y La Realidad.

El subcomandante Marcos, líder del grupo dijo en una carta que en las comunidades donde tienen presencia, los zapatistas han trabajado en la conservación de la naturaleza y la producción de alimentos para su subsistencia.


-:-

Movimiento por la Paz refrenda su hermandad con el EZLN. Animal Político. 04/01/2012
En una carta enviada ayer al Ejército Zapatista de Liberación Nacional, con motivo del 19 aniversario de su levantamiento armado, las víctimas de la violencia anunciaron al grupo rebelde que "estamos listos para seguir caminando a su lado". (Leer más)

-:-

Carta al Ejército Zapatista de Liberación Nacional

México D.F. a 3 de enero de 2012.-  

Nuestra lucha es por la vida, y el mal gobierno oferta muerte como futuro.
Nuestra lucha es por la justicia y el mal gobierno se llena de criminales y asesinos.
Nuestra lucha es por la paz y el mal gobierno anuncia guerra y destrucción.
CCRI-CG del EZLN

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Hermanos y hermanas

En primer lugar, queremos enviarles un abrazo fraterno por sus 29 años como EZLN y 19 años de su aparición pública. Los felicitamos porque nosotros, en nuestra corta existencia como movimiento, bien sabemos lo complicado que es construir y mantener una organización; pero sobre todo por su congruencia, por enseñarnos que la moral, la ética y la verdad son las herramientas más poderosas para la construcción de un mundo con paz, justicia, dignidad y democracia.

También aprovechamos esta misiva para agradecerles las muchas lecciones que han dado a la sociedad mexicana y la solidaridad que brindaron a las víctimas el 7 de mayo de 2011 cuando, haciendo suyo el grito de ¡Estamos hasta la madre!, salieron a marchar en silencio para exigir alto a la guerra y justicia para las víctimas. Nunca olvidaremos aquella gran movilización y mensaje, así como el fraterno recibimiento de la Caravana al Sur por la Junta de Buen Gobierno de Oventic.

Desde aquel entonces, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad diagnosticó la emergencia nacional que ustedes avizoraron. Con nuestro doloroso caminar constatamos que este mundo se derrumba y frente a ello, recuperamos los elementos fundamentales de lo humano y de la vida para iniciar la construcción de otro.

Al igual que ustedes, hemos asumido la lucha en el terreno de lo simbólico para dimensionar la trascendencia de nuestras causas; así, hemos puesto por delante el testimonio de las víctimas frente a los discursos de la política. Sin embargo, el sistema ensordecedor –en el que clase política y crimen organizado sacian su ambición de poder y riqueza imponiendo una economía criminal donde la vida y la muerte son productos intercambiables- ha impedido entender la gravedad de la situación en la que estamos sumergidos: 80,000 muertos, 20,000 desaparecidos, cientos de miles de desplazados y familias y cuerpos destrozados. Esta nueva cara de la guerra no es más que la extensión de la larga noche de los 500 años, aquella que la dictadura del partido de Estado se encargó de revestir con el paramilitarismo y la represión a los pueblos y movimientos sociales.

A pesar de lo anterior, hemos hecho caminar la voz y el testimonio de las víctimas a lo largo y ancho del país, así como a través de los Estados Unidos de Norte América, emplazando públicamente a los de arriba, a todos los partidos y a todos los poderes; dejando en evidencia la degradación ética y moral de la clase política, de los criminales y de las instituciones. En nuestro andar también hemos observado a pueblos y personas dignas que enfrentan esta realidad rompiendo con las dinámicas del sistema y sentando las bases para la construcción de otros mundos, casi siempre con juventudes, víctimas y pueblos indígenas como principales sujetos sociales. También identificamos como los pueblos indígenas son aquellos que se encuentran encabezando la construcción de alternativas: Cherán, Santa María Ostula y Tiripetío en Michoacán; los pueblos de la montaña y costa de Guerrero que dan vida a la Policía Comunitaria; la defensa del territorio sagrado de los wirrárikas y cientos de comunidades que resisten a los megaproyectos, a la economía extractivista y a la acumulación por despojo.

Desde el 8 de mayo de 2011, ante miles de personas en el zócalo de la ciudad de México, planteamos la necesidad de sentar las bases mínimas para iniciar la reconstrucción del país. En ese sentido, creemos que una de las medidas mínimas necesarias es la firma y cumplimiento inmediato de los Acuerdos de San Andrés Larráinzar, proyecto que sería el primer paso, no sólo para comenzar a saldar la deuda histórica que la nación mexicana tiene con sus pueblos más primeros; sino para que el Estado cumpla con la palabra empeñada y, sobre todo, para iniciar la construcción del modelo de democracia y de justicia mediante el cual pueda consolidarse la verdadera paz con dignidad. Por eso, y atendiendo a sus más recientes comunicados, queremos decirles que estamos listos para seguir caminando a su lado y el de todos y todas las mexicanas comprometidas con esta demanda. Que creemos que un México con Paz Justicia y Dignidad sólo es posible con Democracia y Libertad. Que México no podrá ser una nación completa sin sus pueblos.

Queridos hermanas y hermanos zapatistas,
Lo decimos desde nuestros corazones, estos que han sido lastimados por la guerra y que luchan para que otras familias no vivan el dolor de perder un familiar o tener desaparecidos: abrazamos su lucha como ustedes han abrazado la nuestra. Lucharemos por un México para todos y todas, por un país que realmente incluya y reconozca a sus pueblos indígenas, por uno donde no hayan muertos ni desaparecidos por la ambición y opulencia de unos cuantos y en el que, como lo han empezado hacer sus comunidades, pueda florecer la vida arrebatada.

¡En la construcción del México con Paz, Justicia, Democracia y Dignidad. Juntos y Juntas!
-
Atentamente
Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad

Información relacionada:
  1. Declaración mundial en exigencia de la liberación inmediata de Francisco Sántiz López y Alberto Patishtán Gómez
  2. Palabras de la familia de David Potenciano ante su liberación
.

Es tiempo de la rebeldía, mensaje en el seminario de los zapatistas

· No se ha construido un poder abajo por la idea de tomar el existente, dice el líder amazónico Sharupi
· La historia no se puede silenciar, lección del EZLN, señalan Villoro y Navarro en la clausura del encuentro

Tzotziles toman la palabra en la clausura del tercer Seminario Internacional de
Reflexión y Análisis Planeta Tierra, Movimientos Antisistémicos,
realizado en San Cristóbal de Las CasasFoto Moysés Zúñiga Santiago
Hermann Bellinghausen
La Jornada 03/01/2013

San Cristóbal de Las Casas, Chis., 2 de enero. Celebrando “el estruendo del silencio de nuestros hermanos zapatistas, que han sabido despertar al mundo –hasta los más incrédulos–, volviendo a encender el fuego de la esperanza”, los filósofos Luis Villoro y Fernanda Navarro saludaron el tercer Seminario Internacional de Reflexión y Análisis Planeta Tierra, Movimientos Antisistémicos, que concluyó aquí esta noche.

En su mensaje, Villoro y Navarro señalan: Nos han dado una nueva lección: que la historia no se puede silenciar. No muy distinto es lo que vinieron a expresar a este peculiar coloquio intercultural las voces de la América indígena, desde experiencias diferentes, cargadas con la energía (newen, la llaman los mapuches) del devenir de la historia.

En la sesión final sonaron fuerte las voces del intelectual de lengua mapundungun Luis Cárcamo-Huechante y del dirigente amazónico de Ecuador Severino Sharupi Tapuy. No son tiempos de ir despacio, dijo el segundo, en representación de la importante Confederación Nacional Indígena de Ecuador (Conaie). Ofreció una valoración sobre el impacto del movimiento indígena en la vida de su país en los pasados 20 años, no exenta de autocrítica, pues admitió que, pese a sus logros, han cometido errores en relación con la intención de tomar el poder (y han estado cerca de ello, derrocando a tres presidentes y logrando una nueva Constitución).

Según Sharupi, no se ha construido un poder abajo por la idea de tomar el poder existente. Sus palabras resultan urgentes: Ya no es momento de seguir sólo resistiendo. Es momento de dar un paso adelante. Es tiempo de la palabra y la rebeldía. La resonancia con los mensajes zapatistas que han permeado este seminario internacional es evidente: Somos un pueblo en construcción, dijo, y un tanto paradójicamente, remató: Como la tortuga, que es lenta, pero, como va sobre sus cuatro patas, no se cae.

El diciendo haciendo/haciendo diciendo de los ecuatorianos se hermana también, sin repetir, con el uso de la palabra que ha caracterizado al movimiento zapatista de Chiapas en las dos mismas décadas que la Conaie ha caminado sus propios caminos, y no es la primera vez que se cruzan.

Cárcamo-Huechante, mapuche cosmopolita por el exilio, habló por la Comunidad de Historia Mapuche, organismo de lucha cultural en Chile que ha encontrado en el libro y la radio instrumentos de autonomía. Describió la experiencia de autoeditarse, con una visión propia de la historia, la geografía, la interpretación del territorio y la comprensión de la ley.

La obra colectiva Historia, colonización y resistencia en el País Mapuche participa como un hito en el actual y contundente despertar de los pueblos de Wall Mapu, en Chile (y Argentina). Siguen colonizados por el Estado chileno, que tradicionalmente ha sido racista y los ha perseguido y despojado. Desde la dictadura pinochetista, siempre que puede les aplica la infame ley antiterrorista.

Pero también en Ecuador, con su gobierno más progresista (pero fundamentalmente extractivista, dijo Sharupi), se aplica una ley similar contra los dirigentes indígenas.

Sumadas a estas voces, estuvieron las de Félix Díaz, qarashé de la comunidad qom de Argentina; del también mapuche Andrés Cuyul, y las del Congreso Nacional Indígena de México, que se escucharon ayer. Todas estas participaciones fueron traducidas o comentadas en tzeltal y tzotzil, en consideración a la audiencia local que vino a escuchar a los analistas, a los dirigentes y a los sabios, como Luis Villoro y Jean Robert.

Fiel a lo que ha sido el activo pensamiento de su vida, Robert se refirió con generosidad al mundo campesino, donde reside la resistencia, y alertó del peligro de su desaparición ante el desastre ecológico que se extiende sobre el planeta. Una palabra clave para él es construcción.

También para Villoro y Navarro, quienes al responder al llamado zapatista señalaron: tras ese silencio nos invitan, nos incitan a caminar la palabra, su palabra, para mostrar lo que ellos han logrado resistiendo y construyendo un mundo en el que todo lo que tiene vida se ama y se respeta, porque tiene corazón.

-:-

información relacionada:

Abierto el #YoSoy132 a aliarse con otros grupos sociales, como el EZLN. Fernando Camacho y Emir Olivares / La Jornada 03/01/2013
· El movimiento estudiantil no modificará su agenda y autonomía, señala alumno de la UNAM
· Podemos aprender la forma de resistencia del zapatismo, "sin estar siempre en los medios" (Leer más)

Matilde Pérez U. / La Jornada 03/01/2013
· Aceptan líderes de indígenas propuesta de Marcos de tender puentes (Leer más)

-:-

3/1/13

Movilización del EZLN, Seminario Movimientos Antisistemicos y otras actualizaciones en Chacatorex

Chacatorex. Ch'ol. Hormiga colorada
.
EZLN: final y principio José Gil Olmos Proceso 02/01/2013
El zapatismo, opción ante la disyuntiva reforma/revolución Hermann Bellinghausen / La Jornada 02/01/2012
EZLN: ¿quiénes son ellos y quiénes nosotros? Javier Hernández Alpízar / Babel 01/01/2013
EZLN: Ellos no nos necesitan para fracasar, nosotros no los necesitamos para sobrevivir. El Alucinógeno 02/01/2013

Conmemoran bases zapatistas 19 años de existencia. Foto: Germán Canseco

Conmemora EZLN 19° aniversario de levantamiento armado La Jornada 01/01/2013 
Contrainsurgencia y resistencia zapatista Neil Harvey* La Jornada 31/12/2012
Reanudan diálogo sociedad, intelectuales y zapatismo
Hermann Bellinghausen La Jornada 01/01/2013


Dos cartas y un comunicado del EZLN
de fin de año 2012

Conflicto zapatista, asunto que ni priístas ni panistas buscaron resolver de verdad Fabiola Martínez / La Jornada 30/12/2012
Exhortan legisladores al Ejecutivo a retomar diálogo con el EZLN 28/12/2012
 
-:-

¿Escucharon? (Mensaje del EZLN). COMUNICADO DEL COMITÉ CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDÍGENA-COMANDANCIA GENERAL DEL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL del 21 de diciembre del 2012.
.



-:-

Presos 1DMx

Entre aplausos y lágrimas salen libres presos por disturbios 28/12/2012 
Autoridades liberan a los detenidos del #1DMx 27/12/2012 


Liberan a Rita Neri de Santa Martha, última detenida por #1DMx 27/12/2012 
Libertad bajo fianza para los 14, pero “vamos por su libertad absoluta” 27/12/2012 
Bryan Reyes. El primero de los 14 presos políticos del 1DMx en salir del Reclusorio Norte 27/12/2012 

Resistencias

La palabra del agua Agencia Subverciones
Recomienda preudiencia del TPP Cap. México cancelar dos presas en Veracruz Zapateando 30/12/2012
Mario López (Tripa) sale a la calle Zapateando 30/12/2012
Segundo comunicado de la okupa “Villa Amalías”. Atenas, Grecia 27/12/2012
Pueblo Ikoots de San Mateo del Mar, Oaxaca denunciará a Gabino Cué ante la ONU 27/12/2012

Ecología

La diversidad como un mal a eliminar: biopiratería Javier Hernández Alpízar / Babel

Derechos infancia

Anuario: "Me quería morir a los 12 años"

-:-

2/1/13

EZLN, la apuesta civil

Conmemoran bases zapatistas 19 años de existencia. Foto: Germán Canseco


Proceso 02/01/2013

MÉXICO, D.F. (apro).- El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) decidió celebrar a puerta cerrada el pasado 31 de diciembre sus 19 años de existencia desde que lanzó la declaración de guerra contra el Estado mexicano, aquella mañana del 1 de enero de 1994.

Lo que se consideraría como un gesto de ensimismamiento, en realidad podría ser el primer paso del EZLN hacia una nueva etapa de vinculación con los movimientos sociales del país que se encuentran en crisis.

Durante estos años el zapatismo ha evolucionado no sólo en la parte militar, sino también en la política, pero no en los términos de partidos y organizaciones que buscan el poder, sino de participación activa de la vida social de México y del mundo.

Sin levantar la declaración de guerra que emitió en su primera aparición pública tras los primeros diálogos con el gobierno federal en febrero de 1994, el EZLN hizo a un lado las armas y se dedicó a establecer redes con distintas organizaciones sociales, al mismo tiempo que avanzó en su propio proyecto de crear gobiernos autónomos en los pueblos indígenas de los altos, selva y norte de Chiapas.

A partir de la creación de los Aguascalientes en 1995, como centros de reunión de los pueblos indígenas con la sociedad civil, el movimiento insurgente empezó a tener los primeros acercamientos reales con las organizaciones sociales de México y de muchos países. Pero quizá desde antes, con los diversos encuentros –como la Convención Nacional Democrática, de agosto de 1994–, los zapatistas comenzaron a fortalecer sus redes sociales de apoyo, sin dejar de ser un ejército beligerante.

Nunca, durante estos años, tuvieron la tentación de apoyar las causas políticas de partidos o de personajes como Cuauhtémoc Cárdenas o Andrés Manuel López Obrador. Al contrario, su actitud crítica y la decisión de no participar en las elecciones los alejaron de esos grupos de poder.

Todo este tiempo el EZLN le apostó a la sociedad civil, por eso realizó las dos giras (la marcha de los mil 11 y la otra campaña) para, desde abajo y a la izquierda, tejer las relaciones con agrupaciones y pueblos indígenas, campesinos, urbanos, de derechos humanos, estudiantiles y hasta con algunos gremios sindicales, como el los electricistas, dando lugar al surgimiento de nuevas expresiones de organización como el Congreso Nacional Indígena.

Sin embargo, estas redes, estos puentes, muy pronto empezaron a debilitarse, hasta romperse en algunos casos.

En tanto, el EZLN, como agrupación militar indígena, siguió su propio proceso interno de resistencia y de organización política autónoma. A pesar de estar cercados por el Ejército, dieron paso a la integración de regiones autogobernadas por las propias comunidades, representadas en las Juntas de Buen Gobierno, y crearon sus propias escuelas, clínicas, formas de organización comunitaria y centros de recreación independientes de los gobiernos federal y estatal.

Así, mientras los zapatistas continuaban con su proyecto en la región, el resto del país cambió, pero no para bien. El crimen organizado, vinculado o integrado al poder político, creció hasta convertirse en un grupo de poder capaz de crear un estado paralelo en varias regiones del país. La pobreza también aumentó, lo mismo que el desempleo, la corrupción y la impunidad.

La sociedad civil se atomizó perdiendo espacios y presencia.

Las últimas agrupaciones sociales han surgido más por una tragedia que por un proyecto social de organización, como es el caso de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (FUNDEM) y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que agrupan a las familias de las víctimas de la guerra contra el narcotráfico declarada por Felipe Calderón.

El movimiento estudiantil #YoSoy132, surgido durante el proceso electoral de 2012, no dio el estirón y más bien se ha quedado marginado en las propias escuelas, en medio de un asambleísmo desgastante.

En tanto, las organizaciones campesinas e indígenas están debilitadas por el abandono y la marginación de los últimos gobiernos panistas y por el crecimiento del poder del narcotráfico, que se ha apoderado de grandes extensiones de tierra, en las cuales ya no se siembra el maíz, sino la mariguana y la amapola.

Frente a esta crisis social y de los movimientos ciudadanos, el EZLN vuelve a salir a la luz pública lanzando su apuesta por la sociedad civil. Siendo el único grupo con calidad ética y moral, es tal vez el único que puede hacer esa convocatoria de unidad, sobre todo ahora que el PRI ha regresado al poder con la mano dura y autoritaria por delante.

Habrá que esperar las iniciativas sociales y pacíficas que el subcomandante Marcos anunció en uno de sus últimos comunicados. Habrá que ver cuáles son las propuestas de vinculación con las nuevas agrupaciones sociales y, sobre todo, habrá que esperar las nuevas acciones que prepara el EZLN, que en estos 19 años siempre ha sorprendido con una creatividad difícil de encontrar en el mundo de las agrupaciones sociales y ciudadanas.

Fuente: Zapateando 2

-:-

Más información
.
El zapatismo, opción ante la disyuntiva reforma/revolución
Hermann Bellinghausen La Jornada 02/01/2012
Estamos ante la oportunidad de organizar a nivel mundial una inmensa red de colectivos en defensa del territorio, la tierra y la Tierra, expresó el doctor Pablo González Casanova esta noche, ante un auditorio repleto de la Universidad de la Tierra en esta ciudad; ello, en referencia a la persistente y creciente construcción de la autonomía de las comunidades zapatistas. “Esa es la tarea fundamental, si pensamos en la ‘otra política’, construida desde abajo”. (Leer más)
.
EZLN rompió el dilema de ‘reforma o revolución’.
Paris Martínez / Animal Político 02/01/2013
Para el académico de la UNAM, Pablo González Casanova, la aparición pública de los rebeldes zapatistas impuso una nueva "geometría", que sustituye el esquema tradicional de la izquierda, el centro y la derecha dentro del espectro político. (Leer más)

EZLN: ¿quiénes son ellos y quiénes nosotros?

Javier Hernández Alpízar / Babel 01/01/2013
Bajo la apariencia gatopardista de cambios en México (la cada vez más imposible de llamar “transición a la democracia”), nuevamente en los extremos del espectro político se enfrentan las dos fuerzas que se confrontaron en enero de 1994: arriba y a la derecha el grupo priista encabezado como poder de facto por Carlos Salinas de Gortari contra, abajo y a la izquierda, los indígenas zapatistas. Que ambos grupos se mantengan en pie de guerra y que sean los dos opositores que se perfilan en cada extremo es un síntoma que cuestiona la hipótesis de que México cambió y está en una situación de democracia. (Leer más)

Reanudan diálogo sociedad, intelectuales y zapatismo

Hermann Bellinghausen La Jornada 01/01/2013 
Mientras en Oventic, Chiapas, conmemoraron los 19 años, en San Cristóbal de las Casas el 3er Seminario Internacional “Planeta Tierra: Movimientos Antisistémicos” reúne a pensadores internacionales y líderes sociales. (Leer más)
.
-:-

El zapatismo, opción ante la disyuntiva reforma/revolución

· El actual, nuevo momento que cambia la geometría política: Pablo González Casanova
· El mundo enfrenta una crisis mayor que financiera o económica, dijo en la Universidad de la Tierra
· Todas las voces presentes en el seminario de reflexión y análisis: Planeta Tierra

Integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional celebraron a
puerta cerrada el 19 aniversario de su levantamiento, con concentraciones
numerosas en los caracoles de Oventic, La Garrucha, Morelia, Roberto Barrios
y La Realidad ·  Foto Moysés Zúñiga Santiago
Hermann Bellinghausen
La Jornada 02/01/2012



Video streaming by Ustream
.
San Cristóbal de las Casas, Chis., 1º de enero. Estamos ante la oportunidad de organizar a nivel mundial una inmensa red de colectivos en defensa del territorio, la tierra y la Tierra, expresó el doctor Pablo González Casanova esta noche, ante un auditorio repleto de la Universidad de la Tierra en esta ciudad; ello, en referencia a la persistente y creciente construcción de la autonomía de las comunidades zapatistas. “Esa es la tarea fundamental, si pensamos en la ‘otra política’, construida desde abajo”.

La propuesta zapatista, abundó, es una nueva alternativa para la vieja disyuntiva reforma/revolución que caracterizó el debate y las luchas de la izquierda en el siglo XX. Estamos ante un nuevo momento, que cambia la geometría política, más allá de la oposición derecha-izquierda, al hablar, como lo hacen los zapatistas, del arriba y el abajo.

Crisis de espectro amplio

González Casanova sostuvo que el mundo enfrenta una crisis de espectro amplio, mucho mayor que una crisis financiera o económica. No cíclica, ni de corta o larga duración, debida al modo de acumulación emprendido por el capitalismo en su fase actual, que pone en riesgo la supervivencia misma del mundo.

Resaltó la novedad en la forma de plantear las alternativas revolucionarias, allí donde las grandes transformaciones que impulsaron Lenin y Mao terminaron en el fracaso. Tiene como origen el sureste mexicano, que ocupan los pueblos mayas, y representa un proyecto universal, no para una nueva política indianista o indigenista solamente, sino de emancipación humana que, en la medida de lo posible, será pacífica.

El sociólogo mexicano se preguntó: ¿qué tienen Cuba y su revolución para seguir en pie donde otras experiencias como la soviética o la de Vietnam condujeron al tipo de capitalismo que actualmente rige esas naciones? Es la combinación de Marx y Martí, aventuró. Sostuvo que hoy es la experiencia de Venezuela la que ha llegado más lejos en el continente, sin ignorar lo que ocurre en Ecuador, Bolivia y Uruguay, que aun siendo insuficiente, apunta a cómo se puede resistir la actual fase de recolonización y despojo del capitalismo.

Mientras en sus cinco caracoles en la selva y las montañas de Chiapas miles de bases de apoyo zapatistas celebraron a puerta cerrada el 19 aniversario del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en esta ciudad se lleva a cabo el tercer Seminario de reflexión y análisis Planeta Tierra: movimientos antisistémicos, donde participó esta noche González Casanova.

Una manta sobre el portón del caracol de Oventic, en los Altos, expresaba en letras rojinegras: “Larga vida a los compañeros adherente de la otra campaña de México y del mundo”. Los guardias encapuchados que se encontraban allí indicaron a los periodistas que sólo eso podían registrar. Dos mantas más exigían la libertad inmediata de Francisco Santiz López, base de apoyo del EZLN, y Alberto Patishtán Gómez, adherente de la otra campaña. A lo largo del día de ayer arribaron a los caracoles millares de indígenas en numerosos grupos procedentes de las comunidades.

Autonomía comunitaria

A la par, el tercer seminario internacional ha servido de eco al deliberado silencio de la marcha zapatista este 21 de diciembre. También, para reanudar el diálogo de la sociedad civil y los pensadores que se mantienen como interlocutores del zapatismo; ahora al calor del reciente comunicado de la Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, y las cartas al gobierno federal ido y al recién llegado del subcomandante Marcos. Todo confirma el vigor y la urgencia de la autonomía comunitaria que en las montañas de Chiapas tiene hoy la experiencia autogestionaria más extendida y longeva del mundo, en permanente resistencia.

La crisis no es cíclica,
ni de corta o larga duración,
pone en riesgo la
supervivencia del mundo
,
dijo González Casanova.
Foto Moysés Zúñiga Santiago
El Congreso Nacional Indígena (CNI) se expresó ampliamente esta noche, refrendado en voz del dirigente purépecha Salvador Campanur, de la comunidad autónoma de Cherán, Michoacán, como espacio de reflexión y encuentro de todos los pueblos y naciones indias dispuestos a caminar en autonomía, libertad y resistencia. No fue casual que la figura y el nombre de don Juan Chávez Alonso, fallecido meses atrás, resonara en voz de su hija Margarita, llegada aquí de su comunidad de Nurío, y de otros compañeros suyos.

Presentes estuvieron en sus saludos y la reiteración de su lucha los wixaritari de Jalisco y su defensa contra las mineras del desierto sagrado de Wirikuta; los yaquis que defienden su río homónimo contra la barbarie del gobierno panista de Sonora, y los amuzgos de Suljaá, Guerrero, en voz de su Radio Ñomndaá. La Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y del Territorio insistió en denunciar los abusos colonizadores de las trasnacionales de energía eólica que infestan las comunidades zapotecas de Unión Hidalgo y Juchitán, así como los pueblos ikoot de San Dionisio y San Francisco del Mar, en el sur de Oaxaca. Las españolas Mareña Renovables, Femosa y otras, con engaños, violando los derechos de los pueblos, y respaldadas por el gobierno oaxaqueño, han causado grandes daños sociales y ambientales, y amenazan con causar aún más si los pueblos no los detienen.

Desde su inicio, el seminario tomó como rumbo de reflexión la condición del escucha: Es un nuevo tiempo de las luchas de los pueblos, dijo el día 30 la antropóloga feminista Mercedes Oliveira, en CIDECI-Universidad de la Tierra. Han participado Jerome Baschet, Xóchitl Léyva y Ronald Nigh, también como escuchas del silencio y la palabra de los rebeldes que el Año Nuevo de 1994 se levantaron en armas contra el mal gobierno y casi dos décadas después siguen en pie, y contando. Ahora anuncian nuevas iniciativas y acciones. También Sylvia Marcos dijo lo que escuchó del sobrecogedor silencio y de los cuerpos de los 40 mil zapatistas que marcharon el 21 de diciembre en cinco ciudades de Chiapas, y luego de las más recientes palabras del EZLN.

Del mismo modo expusieron sus luchas y afinidades Emory Douglas, figura histórica del partido de los Panteras Negras estadunidense; Andrés Cuyul, representante del austral pueblo mapuche; la cineasta y nacionalista puertorriqueña Ivonne María Soto, y Juan Haro, del Movimiento por la Justicia del Barrio de Nueva York. El pensador belga François Houtart, en su interpretación del desastre capitalista, apuntó que existe una resistencia generalizada contra la desigualdad económica y el sistema que se ha construido en el mundo, y que ante la crisis de la lógica de desarrollo debemos encontrar alternativas y no solamente regulaciones; hay que repensar de manera completa la realidad de la Tierra y la realidad humana.

Esta mañana, Gustavo Esteva abundó sobre esta crisis dentro de crisis del capitalismo y enumeró los datos mínimos de las condiciones de desastre social, político, económico, alimentario, ambiental y vivencial en que se encuentra México, y apremió a consolidar las vías de autonomía, autosuficiencia alimentaria, defensa de los recursos y, sobre todo, para un pensamiento libre, descontaminado, sin el cual no será posible la construcción de un mundo distinto.

Poco antes, Silvia Ribeiro había trazado las coordenadas de la inminente apropiación, por parte de Monsanto y similares, del maíz y la vida en México, ayudados por el entusiasmo reformador de los legisladores de todos los partidos que allanan el paso a las trasnacionales y sus cultivos transgénicos, para colmo, con derecho de patente.

Bien compendia lo que el CNI y los ponentes han venido a expresar, en este muy concurrido seminario internacional, el agradecimiento de Margarita Chávez Alonso a su padre por haber enseñado el camino del EZLN a las comunidades de Michoacán.
-:-

Más información:
.
EZLN rompió el dilema de ‘reforma o revolución’.
Paris Martínez / Animal Político 02/01/2013
Para el académico de la UNAM, Pablo González Casanova, la aparición pública de los rebeldes zapatistas impuso una nueva "geometría", que sustituye el esquema tradicional de la izquierda, el centro y la derecha dentro del espectro político. 

-:-

EZLN: final y principio

EZLN: final y principio
Luis Linares Zapata/ I
La Jornada 26/12/2012

Justo cuando gozaba de sus ilusiones por trascender como personaje de prestigio mundial, Carlos Salinas recibió demoledor golpe en su inflada imagen. Apareció el EZLN allá lejos, en aquel rústico San Cristóbal de las Casas, tan folclórico, también en el sangriento mercado de Ococingo, en las desconocidas Margaritas y otras localidades remotas.

Sorpresivamente un tropel de indios se había alzado en armas en la madrugada del primer día del 94. Los sucesos que siguieron durante ese año terminaron por derrumbar sus pretensiones de señorón global. Y, junto con él, cayó el espejismo de transformar al país para insertarlo, de sopetón y por dictado, en el primer mundo. Lo que en efecto devino fue una quiebra que todavía hoy se paga con múltiples penurias.

A partir de entonces Salinas inició su viaje al destierro perseguido por la furia de sus coterráneos y aterrado de que lo fueran a encarcelar por sus tropelías. Todavía hoy sufre variadas consecuencias de aquella terrible cadena de sucesos sin que acaben de contrariar sus ensoñaciones de gran poder.

Pasaron 19 largos y pesados años para que un contingente de indígenas chiapanecos, ahora en perfecto orden, en paz y crecido número, hicieran acto de presencia en la escena nacional. El elocuente mensaje, de ser ignorado o menospreciado, tendrá graves consecuencias para la vida organizada, política y cultural, del país.

Ahora, como entonces, las bases del ejército zapatista, con su sola presencia y silencio, ponen en entredicho no sólo a dos administraciones de priístas, que mucho tienen en común, sino a toda una estructura que las encajona. Ambas se injertan dentro del mismo modelo, comparten incluso colaboradores y pretensiones de eficaz grandeza. Tienen, las dos, mero en frente y aunque ahora aparenten atenderlo, ese enorme hueco que forma la desigualdad, la pobreza y la marginación, un pesado lastre para el desarrollo con justicia.

Tres sexenios han pasado desde su irrupción violenta y las promesas de su rescate, las crisis de conciencia subsiguientes (que las ha habido aunque sea en algunos funcionarios) olvidos con sabor a desidia criminal, traiciones de firmantes, malversaciones de fondos, descoordinación del oficialismo, intemperancia del conservadurismo, racismo feroz de muchos y otras variadas causas, han llevado a revivir las viejas y dolorosas estampas harto conocidas. Ahí están esos millares de personas: los olvidados, los despojados, esos que han quedado al margen de las fatuas historias de los augurados y, por desgracia, fugaces éxitos mexicanos.

Así han aparecido los zapatistas dando palparia muestra de humilde reciedumbre, memoria viva y constancia de sus pretensiones. La engañifa salinista de entrar al primer mundo, a partir de esa madrugada lejana, se quebró sin remedio. Arrumbadas quedaron las falsas ilusiones de formar parte de una generación de triunfadores de clase mundial. Aspiraciones locas que tan cínicamente esparcieron los cómplices de aquel corrupto priísmo decadente y que también difundieron con celo patriótico contratado sus muchos difusores.

De similar manera aparecen, en nutridas filas, en el actual momento inaugural. Y lo hicieron días después de que Peña Nieto declarara, con entusiasmo voluntarista, que una nueva era se inicia en Chiapas y en todo México. El mentís a la nube de horizontes recién formada no puede ser más dramático. Del mismo modo como su rebelión trastocó el triunfalismo salinista, su silenciosa marcha hoy abre, de nueva cuenta, la visión de los méxicos que corren simultáneos, paralelos, sin tocarse, salvajemente diferenciados. Los escenarios de esperanzas fabricadas, pero sin asideros reales, comienzan a ser picoteados por la terca realidad.

El que, de inmediato, haya salido el secretario de Gobernación (Osorio Chong) a sosegar inquietudes, alegando ser diferentes, poco cambiará la inercia de una continuidad ya en plena marcha. Las figuras enmascaradas con pasamontañas pasaron casi desapercibidas en el espacio público. El seguimiento ha sido, tal como se esperaba, de restringido alcance. Los tozudos indígenas volvieron, por arte del ocultismo vigente, al oscuro rincón desde donde, sin duda, intentarán, de nueva cuenta, participar en la marcha y orientación del país. El modelo económico y de gobierno simplemente no los toma en cuenta. Son, para las cúpulas y la plutocracia mandona, un molesto grupo de prescindibles.

La sesgada referencia que a tal conjunto humano se hace en el Pacto por México quedará, como tantas otras cosas que debían priorizarse, en el archivo de los pendientes históricos. El enclenque gobernador chiapaneco, recién impostado en el puesto, pasará a ocupar, como lo han hecho otros tantos simuladores que lo han precedido, el triste lugar que le tiene reservado la picaresca local.

La Federación volverá a destinar considerables recursos con la intención de apaciguar iras y voluntades de cambio. Pero la ya enorme maquinaria de mediación que se ha creado en Chiapas absorberá eso y más todavía, tal como lo ha venido haciendo durante los últimos 19 malogrados años de salvaciones inminentes. Esta vez no será, desgraciadamente, distinto. Las enseñanzas de los sabines, albores o mendiguchías se han impregnado en las cleptoburocracias locales como destino manifiesto, tan arraigadas como indelebles.

-:-

EZLN: final y principio
Luis Linares Zapata/ / II y última
La Jornada 02/01/2013
.
La reaparición de los contingentes zapatistas de manera simultánea en varias localidades chiapanecas tuvo, y tendrá, significados, recuerdos y consecuencias diversas. Y, tal como se implica en el tema del presente artículo, dicha presencia queda relacionada con dos administraciones priístas que mucho tienen en común. A una, la de Salinas (88 a 94), la afectó de manera crucial: inició el proceso que de-senmascaró la liviandad, la corrupción y las ilusionadas mentiras con que disfrazó a su régimen. Y la presente de Peña Nieto, porque lo sitúa ante un espejo que puede, también, inducir una serie de ramificaciones incontrolables desde sus primeros pasos. Pero lo que en verdad importa en este preciso momento es la comprometida relación que ambas administraciones tuvieron, y tienen, con el modelo de acelerada acumulación desigual de la riqueza. Este es el punto neurálgico que la aparición de los zapatistas resalta en un primer acercamiento, quizá el totalizador, porque puede marcar, de manera indeleble, lo que suceda de aquí en adelante.

La continuidad del modelo en boga es el rasgo primordial y definitorio del proyecto priísta actual. En ello está comprometido el oficialismo, tal como lo hicieron sus fallidos antecesores panistas, con férreos lazos de complicidades, lealtades y subordinaciones manifiestas. Y de ello deberán dar pormenorizada cuenta ante sus patrocinadores. La fidelidad que muestren en seguir conservando los privilegios de la plutocracia dominante hará posible llevar la fiesta en buenos términos. De las garantías y respetos favorables a la acumulación acelerada de las grandes fortunas dependerá que les sea extendido el más amplio reconocimiento a sus habilidades. Los acuerdos cupulares entre el funcionariado público y los grupos de presión seguirán condicionando los derroteros y hasta las minucias de la política general. Es por este tipo de conjuras capitulares y sesiones de responsabilidades que, en México, ahora como antes, los grandes patrimonios aportan cantidades miserables a la hacienda pública. La Cepal acaba de mostrar tan ridícula como trágica situación. Aquí las enormes fortunas sólo pagan, en impuestos, un 0.18 por ciento del PIB. La media latinoamericana la triplica o hasta cuadruplica y palidece si se compara con lo que aportan los patrimonios de envergadura en los países de la OCDE que, en promedio, superan 2 por ciento de los respectivos PIB. Este es un asunto crucial que no será, por lo que se ha podido entrever en las recientes decisiones en marcha, modificado en su trayectoria. Por el contrario, todo apunta a la agudización de las disparidades fiscales dadas las previstas consecuencias de la reforma laboral recién aprobada. Las penalidades, para una administración incipiente y que tiene serios baches en su legitimidad, serían inmanejables.

Poco importará, para el enorme aparato de convencimiento nacional, lo que acontece en la reciente negociación entre demócratas y republicanos en Estados Unidos. Seguirán difundiendo sus inapelables verdades del único camino inaugurado por la era Reagan-Thatcher. Allá, rompiendo la anterior tendencia de proteger a los grandes capitales, se llegó a un acuerdo que evitará el llamado abismo fiscal (fiscal Cliff). Con el ánimo de asegurar el crecimiento recién iniciado, Barack Obama propuso subir los impuestos a los ricos para aumentar la recaudación y no recortar el gasto público como lo proponían los fundamentalistas del déficit cero. Aquí se sigue protegiendo a los de arriba a costa de todos los demás.

Es por esta lógica de poder ya desencadenada que la aparición inesperada, y la protesta que levantaron con su multitudinaria presencia los zapatistas, viene a cuento. No tanto por este suceso mismo, sino por lo que habla de las interrelaciones que hay entre marginación, pobreza por un lado, y la plutocracia por otro. Hay que entender que no es posible una sin la conservación de los privilegios de los otros. Para que haya megamillonarios es indispensable que millones de miserables penen por ello. En México las enormes fortunas no se han formado, como en otros países centrales, de invenciones o aventuras empresariales ajenas al poder público. Aquí, casi la totalidad (por no decir todas ellas), están directa, umbilicalmente, imbricadas con el poder público protector y cómplice. Los zapatistas, en este respecto, son una pequeña porción del enorme bolsón de pobreza y marginalidad que agobia a la nación. El mérito de este grupo de indígenas es lo que logra, con su protesta. Pone, al descubierto, las inmensas deformaciones sistémicas que plagan la convivencia.

La llamada de atención para una administración que apenas empieza es audible, clara y de peligro. El derrotero que ha empezado a recorrer no es el adecuado para atender los problemas que enfrentan sectores inmensos de la sociedad. La continuidad del modelo vigente simplemente agudizará las diferencias abismales que hoy distinguen al país. Poco cambiará una política de combate a la pobreza cuando el cúmulo enorme del reparto de la riqueza se aleja, con ávida rapidez de la mínima y humana equidad. Tal parece que los de mero arriba forman un clan con tendencias suicidas. La confianza que han depositado en el aparato de convencimiento no los pondrá a salvo de enfrentar, aun en el corto plazo, fenómenos de agudización de las tensiones ya notables en el sistema. El EZLN lo manifiesta no sin cierta y generosa ironía.

-:-

1/1/13

EZLN: ¿quiénes son ellos y quiénes nosotros?


Babel

EZLN: ¿quiénes son ellos y quiénes nosotros?

Javier Hernández Alpízar


Bajo la apariencia gatopardista de cambios en México (la cada vez más imposible de llamar “transición a la democracia”), nuevamente en los extremos del espectro político se enfrentan las dos fuerzas que se confrontaron en enero de 1994: arriba y a la derecha el grupo priista encabezado como poder de facto por Carlos Salinas de Gortari contra, abajo y a la izquierda, los indígenas zapatistas. Que ambos grupos se mantengan en pie de guerra y que sean los dos opositores que se perfilan en cada extremo es un síntoma que cuestiona la hipótesis de que México cambió y está en una situación de democracia.

Es sabido por quienes han tenido un oído atento a la voz de los zapatistas de base, las comunidades y pueblos representados por sus Juntas de Buen Gobierno, que no guardaron silencio ni durante los 12 años del panismo en el poder ni durante el sexenio de muerte del calderonato. Sus bases estuvieron firmes, resistiendo, construyendo un proyecto político autónomo, de autogobierno, una forma diferente de hacer política, en medio del ominoso silencio de medios de comunicación, la clase política, los partidos electorales y sus intelectuales orgánicos. Y en medio de la contrainsurgencia y el paramilitarismo que los atacan.

Una mayoría silenciosa se negó a escuchar y dar algún acuse de recibo a las denuncias de agresiones paramilitares y de una contrainsurgencia en la que estuvieron coordinadas todas las tríadas del poder en México: los tres niveles de gobierno, federal, estatal y municipal; los tres poderes de la Unión y los tres grandes bloques electorales: PRI-PVEM, PAN y PRD-PT- Convergencia. El EZLN ha denunciado la incorporación del PRD a la contrainsurgencia desde el 15 de abril de 2004, cuando paramilitares de ese partido dispararon contra una marcha pacífica de zapatistas en Zinacantán, en represalia por apoyar a sus compañeros zapatistas y tratar de llevarles algo de agua, ya que el gobierno municipal perredista les había cortado el servicio.

Las críticas del EZLN a la izquierda electoral vienen desde los tiempos en que su candidato perenne era Cuauhtémoc Cárdenas pero sobre todo desde 2001, cuando legisladores perredistas liderados por Jesús Ortega votaron contra los Acuerdos de San Andrés junto con las bancadas del PAN (liderada por Fernández de Cevallos) y del PRI (liderada por Manuel Bartlett). En realidad ahora que los zapatistas contestan irónicamente que “sí los conocen” pueden decir que no solamente conocen a los priistas salinistas y ahora peñistas empecinados en la contrainsurgencia para combatir al EZLN, sino a los panistas y a los ex priistas y perredistas que han sido comparsas de la guerra contra las bases del EZLN. Lo asombroso es que alguien piense que el EZLN debía apoyar electoralmente a alguna de las tres facciones que, en perfecta coordinación (por encima o por debajo de sus diferencias electorales), han agredido a los zapatistas con paramilitares, asesinatos, presos políticos, desplazados y hostilidad permanente. La guerra de exterminio que hoy padece todo el país la han padecido los zapatistas y los indígenas en el país desde hace mucho tiempo, y sus autores aparecen, en cada contienda electoral, como candidatos de izquierdas y derechas.

Ahora que la comandancia del EZLN vuelve a posicionarse frente a la clase en el poder en México, el regreso del PRI al poder ejecutivo de Chiapas y del gobierno federal no hace para ellos una gran diferencia, porque ningún gobierno de ningún partido, de derecha o de izquierda, ha tenido para ellos otro rostro que el de la guerra y la muerte. Eso se les olvida a quienes reprochan al EZLN no participar en las elecciones al lado de la izquierda electoral. El silencio y la falta de autocrítica ante la complicidad de los partidos y políticos de la izquierda electoral con la guerra antizapatista es una autocomplacencia y una complicidad jamás corregida hasta hoy. Por ello los zapatistas siempre que marcan una línea divisoria entre “nosotros” y “ellos”, incluyen entre los “ellos” a la izquierda que tiene en el poder hoy a políticos como Mancera, Bartlett y Graco Ramírez. El costo que ha pagado por ello el EZLN es alto: La calumnia de ser cómplices de la derecha es adoptada y propalada por un sector que se reclama de izquierda pero jamás ha cuestionado a sus líderes por formar filas en la contrainsurgencia en Chiapas y en el país.

Quizá los dos mayores peligros que enfrenta el EZLN hoy sean: la fragmentación y confrontación de la izquierda con la que potencialmente puede tejer alianzas y formar un frente común. Hay muchos sectores de izquierda no electoral que pueden confluir con ellos pero que se han mantenido también en una guerra intestina por la hegemonía. Además los zapatistas tienen que remontar el descrédito que han tenido que pagar por denunciar la complicidad de la izquierda electoral con la contrainsurgencia. En parte la verdad de las cosas comienza a caer por su propio peso, pues, por ejemplo, los jóvenes que se han movilizado contra la imposición pueden observar cómo el gobierno perredista del DF participó en la represión, además: defendiendo a Peña Nieto. Tienen que comprender que esa traición contra ellos del gobierno perredista es la misma traición de la izquierda electoral que han padecido antes las huelgas de la UNAM, Atenco, Oaxaca, el EZLN y los movimientos sociales en estados como Guerrero y Michoacán, precisamente algunos de los estados donde hay comunidades organizadas construyendo autonomía.

Por otra parte, el gobierno priista llega a Los Pinos con una amplia experiencia en la contrainsurgencia y la represión: Es hábil para cooptar figuras que fueron conocidas públicamente como de izquierda; diestro en usar la represión para dividir y confrontar al movimiento; sabe que mantener bajo control a los medios comerciales limita el alcance de la palabra del EZLN (Basta ver cómo le dedican primeras planas a EPN incluso los otrora diarios de la izquierda). El PRI contrainsurgente ha aprendido las lecciones de 1994, de 2001, de 2006. Así como el EZLN se ha fortalecido y consolidado en sus bases, el PRI tiene ahora mayor experiencia y sistematización en la contrainsurgencia y en saber concitar la complicidad de los demás actores políticos electorales, de derecha e izquierda, pactos incluidos (y firmados).

De hecho antes de que los zapatistas hicieran su movimiento inicial de una nueva fase de organización y lucha los gobiernos priistas federal y chiapaneco comenzaron a alabar públicamente al EZLN, a hablar de diálogo, a liberar a algunos presos presuntamente zapatistas (pero no a los que la Otra Campaña ha defendido como zapatistas o simpatizantes del EZLN) y a incluir a una hermana de Guillén Vicente en el gabinete de Peña Nieto. Hasta ahora la única ingenua que ha mordido públicamente el anzuelo es Sanjuana Martínez: Eso es precisamente lo que el grupo salinista quiere: alimentar la calumnia conspiracionista contra el EZLN, difamación que los salinistas, desde el PRI, y sus compañeros salinistas de “izquierda” desde el PRD y sus partidos aliados, han generado y difundido, con la complicidad de algunos columnistas y caricaturistas mercenarios. Pero el estratagema priista no ha logrado engañar a quienes saben que en estos 12 años el EZLN ha seguido siendo un bastión de resistencia no solamente contra un partido en el poder u otro, sino contra el sistema que utiliza a esos partidos de derechas e izquierdas para reproducirse, conservarse y renovar sus élites, haciendo gala de una habilidad gatopardista de la que no escapa ningún competidor electoral.

La sociedad mexicana tiene que enfrentar la disyuntiva: seguir entreteniendo sus energías en un juego electoral con los dados cargados y los actores políticos domesticados, o incluir entre sus aliados a un EZLN que no se ha rendido, no se ha vendido ni ha claudicado de su meta de transformar el país, porque en ello les va, a los pueblos zapatistas, su supervivencia y futuro como indígenas. Y en su derrota iría cifrada la derrota de todos, ya que como dice Gustavo Esteva: “el zapatismo no le pertenece solamente a los zapatistas” del EZLN y “defenderlos a ellos es defendernos a nosotros mismos”.

-:-

EZLN-Diciembre 2012 ¿Escucharon?
El pasado 21 de diciembre, el movimiento zapatista resurgió públicamente en cinco municipios del estado de Chiapas, sin duda alguna, esta movilización pacifica fue la demostración pública más impresionante desde su irrupción pública de 1994. El mensaje fue claro y contundente: nunca se fueron, no sólo se sobrevivieron como movimiento, se fortalecieron en todos sus niveles de libre determinación de pueblos indígenas. El comunicado emitido por el EZLN el 30 de diciembre de 2012 iluminó su silencio con una breve frase “NUESTRO MENSAJE ES DE LUCHA Y RESISTENCIA”.

-:-

La palabra del agua

Río San Pedro. Foto: Majloc Demon

Fuente: Agencia Subverciones

Sentadas en la orilla del río San Pedro se encuentran más de noventa personas que escuchan, junto con los gritos de los niños que brincan en el torrente cristalino y helado, denuncias sobre la degradación inminente de esas aguas tan importantes para la comunidad. Estamos en el municipio de Xochistlahuaca o Suljaa’ (en amuzgo), en el mexicano estado de Guerrero. En la pequeña y bella playa de este valle enclavado entre las montañas que más adelante se transforman en una gran sierra, están  estudiantes, algunas organizaciones y movimientos urbanos provenientes de la Ciudad de México, miembros de la Policía Comunitaria (que nada tienen que ver con el gobierno), agencias de comunicación autónomas, varios extranjeros (una colombiana, una salvadoreña, italianos de una radio libre, franceses, brasileños…) y gente venida de Xochistlahuaca y de otras comunidades alrededor.

Acompañamos una mesa de discusión sobre la amenaza gestada sobre el río San Pedro, se habla español y amuzgo -lengua tradicional del pueblo originario de esa localidad no muy distante de Acapulco. Es el aniversario de la radio comunitaria y libre –ocho años de duras penas y mucha lucha contra la degradación de los recursos naturales de la comunidad  y por la preservación de su cultura, de sus tradiciones, representadas por la lengua y por la música. El nombre de la radio, Ñomndaa, quiere decir en amuzgo, “la palabra del agua”.

El agua ha generado diversos conflictos entre poblaciones locales y el gobierno, aliado de grandes empresas, por todo México y en otras partes de América Latina. Cierto día, tuberías y máquinas gigantescas comenzaron a llegar a las tierras amuzgas del municipio de Tlacoachis, separado de Xochistlahuaca por el río San Pedro. Fue así como la llegada de las obras de drenaje y construcción de cañerías generaron en las comunidades de la región las percepción de que el agua ya fue negociada, que se hizo el acuerdo con un pueblo de otra etnia, río arriba, para el desvío de lo que puede representar la mitad del flujo actual.


Como retribución por estas acciones, el gobierno del estado ofreció algunos beneficios y obras a ciertas comunidades de las montañas en done nace el río a lo lejos de las tierras amuzgas. La principal oferta es la transformación en municipio del poblado de San Pedro, atravesado por el principal afluente del río en el cual será implementado el drenaje. Según lo cuentan los miembros de la radio, aquí la historia se repite: el poblado que hoy efectuó el acuerdo con el gobierno, por medio de supuestos representantes legales, es un histórico “centro de sumisión”, un centro del “caciquismo” regional que es emisario privilegiado de los intereses de las ciudades más ricas.

Hace algunos siglos, las autoridades oficiales ya le reconocían a aquella población una cantidad desproporcional de tierras, en las que vivían también otras comunidades, ignoradas por el gobierno. Años después, durante la revolución mexicana, la misma localidad cooperó con el ejército en la represión de la sublevación del poblado vecino de Rancho Viejo –el cual, irónicamente, cumple hace algún tiempo todos los requisitos para transformarse en municipio y es ignorado por el gobierno estatal.

Una señora de la comunidad nos dice que “el gobierno tiene dos caras”: detrás de los beneficios  que ofrece está su verdadera cara, que tiene por objetivo despojar al pueblo de sus más importantes y sagrados recursos naturales. Aquellos que firmaron el acuerdo, como explican los integrantes de la radio, negociaron lo innegociable: sus propias necesidades. Venderán el agua a cambo de lo que ya poseen por derecho, a cambio de promesas de salud, de educación.

Varios kilómetros de tuberías ya están construidos pero poco se sabe sobre el destino de esa agua. Hay muy poca información y no hay consultas al conjunto de comunidades que serán afectadas. Tres de los afluentes del río San Pedro, incluyendo el que pasa por Xochistlahuaca, ya están degradados por otros empresarios y mineras.

“Los camarones y los peces ya no existen en las mismas cantidades”, cuenta otro señor. Todas las comunidades amuzgas de la región tienen un vínculo tradicional muy fuerte con el río y muchas dependen económicamente de él. Representa la vida y sustentó a las generaciones pasadas –en las palabras de otra señora, el río es “la evidencia de los antepasados”. Como el drenaje del principal afluente,  las aguas ya contaminadas se volvieron su principal fuente de destrucción.

Como cuenta, en la orilla de un río que todavía corre caudaloso y cristalino, un estudiante de la capital, la experiencia de otros pueblos que vivieron la misma situación, muestra que, en cerca de diez años, el drenaje del río lleva la contaminación de los mantos freáticos y, en algo como dos décadas, puede trazar la escasez del agua de la región. Esa situación no es rara en México, donde el desgaste de manantiales comenzó con Porfirio Díaz a principios del siglo XX. Emblemático es el caso de Xochimilco, región agricultora a base de canales acuáticos cuya agua fue en gran parte desviada para abastecer la monstruosa capital del país, la cual ahora busca agua más lejos, en otros estados del país.

Después de una larga plática  -en amuzgo- entre habitantes de Xochistlahuaca y de las otras comunidades vecinas, surgen algunas propuestas que se complementan por los demás asistentes. Se planea un foro sobre la defensa del río San Pedro, con la invitación formal a más comunidades, para que se pueda entonces, formar un comité. La división –no sólo entre las varias comunidades, sino en al interior de cada una de ellas- es un arma importante del gobierno contra la movilización, aunque aquí se vislumbra la posibilidad de vencerla.

La lucha por el río es una lucha por la vida, una lucha para mantener vivo al pueblo amuzgo, su cultura, sus tradiciones, su lengua. En Xochistlahuaca esa lucha es la lucha de Radio Ñomndaa. Si hoy ella transmite una señal crítica, en amuzgo y español, desde lo alto de un pequeño cerro en medio de la comunidad y convoca a todos a unirse por el río, es porque consiguió superar las sucesivas envestidas de la Policía Federal, de los caciques y grandes propietarios de la región. Es preciso continuar difundiendo esa palabra rebelde, libre y verdadera de denuncia: la palabra del agua.

-:-
  
En defensa del río San Pedro, exigimos respeto al territorio 

Al Pueblo de México
Al Congreso Nacional Indígena
A las organizaciones sociales de Abajo y a la Izquierda
A la Otra Campaña
A las personas honestas que luchan por una vida justa
A los medios de comunicación comunitarias, libres, alternativos y populares
A los medios masivos honestos
Al mal gobierno en sus tres niveles

Los abajo firmantes, reunidos a la orilla de Jndando’ts’om conocido también como la Poza del Mango del río San Pedro, en el marco del VIII aniversario de Radio Ñomndaa, La Palabra del Agua, al escuchar una historia más del despojo que sufren las comunidades Na Savi (Mixtecos) y Nancue Ñomndaa (Amuzgos) que habitan los municipios de Tlacoachistlahuaca y Xochistlahuaca, Guerrero, quienes de manera ancestral han convivido y respetado la naturaleza.

Los pobladores de estas tierras nos cuentan que: “años atrás los cerros cubiertos de arboles nos daban animales y plantas para comer, madera para hacer nuestras casas, grandes ríos y arroyos escurrían por donde quiera, había agua para tomar y animales para que nuestras familias se alimentaran, nada tenía precio, sin embargo con el desarrollo capitalista y la ambición de los poderosos, eso ha ido cambiando, convirtiendo en todo lo que es fuente de vida en mercancía, así por ejemplo se ha puesto precio elevado a la tierra para que un indígena necesitado la venda y nunca más pueda recuperarla; se le ha puesto precio a la madera y al agua para que esto pueda venderse y solo los poseedores del poder y el dinero puedan comprarlas.

En los años setentas, la forestal Vicente Guerrero, extrajo millones de metros cúbicos de madera desforestando así toda la región de la montaña de los municipios de Xochistlahuaca y Tlacoachistlahuaca, negociando la venta de la madera los representantes agrarios y comisario de una sola comunidad: San Pedro Cuitlapa, nunca se consultó a los demás pueblos que habitamos estas tierras.

En la actualidad el gobernador de Estado de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre Rivero, como hace 40 años, ha negociado el agua del Río San Pedro para llevársela al municipio de Ometepec, sin el consentimiento de las demás comunidades que integran los bienes comunales, ni los diferentes ejidos y comunidades agrarias de los municipios de Tlacoachistlahuaca y Xochistlahuaca por donde atraviesa el río, y que son comunidades que gran parte de nuestra vida la realizamos con los recursos que obtenemos del río. Pretenden llevarse gran cantidad de agua, introduciendo tubería de más 40 cm de diámetro. Todo ello negociado con el Presidente anterior de Tlacoachistlahuaca y con los representantes de la comunidad de San Pedro Cuitlapa a cambio de dos camionetas, un hospital y el compromiso de crear un nuevo municipio teniendo a San Pedro Cuitlapa como cabecera municipal.

El gobernador necesita cumplir sus promesas de campaña con los caciques de Ometepec que lo apoyaron y éstos a su vez necesitan el agua para seguir haciendo negocio, los mismos que están vendiendo tierras en lotes en Ometepec quieren aumentar su ganancia, ellos han vuelto el agua una mercancía para acrecentar su riqueza, mientras que para nosotros los pueblos originarios que habitamos las riveras del río, pretenden cambiarnos nuestra forma de vida.”

Al escuchar las palabras de denuncia de los pobladores, analizamos que el sistema capitalista vive y se fortalece, entre otros, a costa de despojar el territorio, la cultura y la dignidad de la gente trabajadora, para facilitar el despojo han inventado la “guerra en contra de la delincuencia organizada”, que en el fondo no es más que la guerra de exterminio implantada por el Estado en contra de la gente de abajo y sobre todo de la gente que se organiza para luchar y defender sus derechos, el cual está dejando miles de muertos, desaparecidos y presos políticos.

Hemos comprobado una y otra vez que los cambios de partidos y personajes en el poder no se han traducido en ninguna mejora para el pueblo trabajador, sino que han sido estrategias del sistema para fortalecerse, pues los gobernantes en turno, no importando de qué partido sean, tan solo son empleados del poder económico y no representantes del pueblo.

Por lo anterior exigimos al mal gobierno federal que respete el territorio de los pueblos originarios, campesinos y de la gente pobre que vive de la cosecha de la tierra.

Al gobierno de Ángel Heladio Aguirre Rivero del estado de Guerrero, le exigimos la cancelación inmediata de la obra que está ejecutando para llevar el río San Pedro a Ometepec, por ser violatorio a nuestros derechos colectivos establecidos en diferentes convenios internacionales que son vigentes en el país, como es el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, La Declaración de las Naciones Unidas Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y en específico por la flagrante violación de los artículos 68 y 69 de la Ley Número 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero.

A las comunidades, organizaciones, colectivos y personas que luchan por una vida digna para todas y todos les pedimos que están al pendiente de nuestra lucha en defensa de la Tierra, del Agua, del Aire, es decir del Territorio, de la vida misma de nuestros pueblos.

Suljaa’, Guerrero, México, Diciembre del 2012.

Atentamente

Radio Ñomndaa, La Palabra del Agua.

Colectivo en Rebeldía Suljaa’, Guerrero


Red de Resistencias Autónomas Anticapitalistas
(conformado por Acción Directa Autogestiva (ADA) – Puebla, Alianza Mexicana de Organizaciones Sociales (AMOS) – Df, Asociación un Salto de Vida – Jalisco, Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez” – DF, Colectivo Arquitectura – Df; Comité Estudiantil Metropolitano (CEM) – Df, Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la presa La Parota (CECOP) – Guerrero, Consejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas (CARZCCH), Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, Policía Comunitaria(CRAC-PC) – Guerrero , Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua Puebla, Tlaxcala (FPDTAPT), Frente Popular Francisco Villa Independiente UNOPII (FPPFVI-UNOPII) – DF y Tamaulipas, Frente de Pueblos del Anáhuac,Tláhuac – Df, Jóvenes en Resistencia Alternativa (JRA) – Df, Organización Campesina Emiliano Zapata Democrática Independiente (OCEZDI) – Chiapas, Radio Ñomndaa, La palabra del agua – Guerrero, Unión Popular José María Morelos y Pavón (UPJMMP) – Edoméx.)

Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón de Chilapa, Gro.


Colectiva Corazón Bandera, DF

Conciencias Libres, DF


Zapateando, Veracruz

Lucio Vive A.C., Guerrero


Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, Guerrero

#yosoy132 Comisión Huexca


Radio Uan Milahuac Tlattoli, Chilapa, Guerrero

Vasa Radio, Guerrero


Agencia Autónoma de Comunicación. Subversiones, DF

Rivolta PK


Coordinadora de Autoridades Comunitarias, Guerrero

Biblioteca Popular


Estudiantes asistentes de la UNAM, DF

Estudiantes asistentes de la ENAH, DF


Estudiantes asistentes de la UACM, DF

Estudiantes asistentes de la UIEG, Guerrero


Estudiantes asistentes de la UPN Tlapa, Guerrero

Y asistentes que en lo individual firman



Leer: Amuzgos y mixtecos, amenazados con el despojo del río San Pedro
 
 
-:-

Reanudan diálogo sociedad, intelectuales y zapatismo

Mientras en Oventic, Chiapas, conmemoraron los 19 años, en San Cristóbal de las Casas el 3er Seminario Internacional “Planeta Tierra: Movimientos Antisistémicos” reúne a pensadores internacionales y líderes sociales.
.
Foto de Moysés Zuñiga Santiago

Hermann Bellinghausen
La Jornada 01/01/2013

San Cristóbal de las Casas, Chis. 1 de enero. Mientras en sus cinco caracoles en la selva y las montañas de Chiapas miles de bases de apoyo zapatistas celebraron a puerta cerrada el 19 aniversario del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en esta ciudad se lleva a cabo el Tercer Seminario de Reflexión y Análisis. En éste participan intelectuales y dirigentes sociales identificados con el zapatismo desde diversos campos de reflexión y acción en distintos países.

Una manta sobre el portón del caracol de Oventic, en los Altos, expresaba en letras rojinegras: “Larga vida a los compañeros adherentes de la Otra Campaña de México y del mundo”. Los guardias encapuchados que se encontraban allí indicaron a los periodistas que sólo eso podían registrar. Dos mantas más exigían la libertad inmediata de Francisco Santiz López, base de apoyo del EZLN, y de Alberto Patishtán Gómez, adherente de la Otra Campaña. A lo largo del día de ayer arribaron millares de indígenas en numerosos grupos procedentes de las comunidades.

A la par, el tercer Seminario Internacional de Reflexión y Análisis “Planeta Tierra: Movimientos Antisistémicos” durante tres días ha servido de eco al silencio de la marcha zapatista del pasado día 21. También, para reanudar el diálogo de la sociedad civil y los pensadores que se mantienen como interlocutores del zapatismo, al calor del reciente comunicado de la Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, y las cartas al gobierno federal ido y al recién llegado. Todo confirma el vigor y la urgencia de la autonomía comunitaria, que en las montañas de Chiapas tiene hoy a la experiencia más extendida y longeva del mundo, en permanente resistencia.

Desde su inicio, el seminario tomó ese rumbo de reflexión: “Es un nuevo tiempo de las luchas de los pueblos”, dijo el día 30 la antropóloga feminista Mercedes Oliveira, en CIDECI-Universidad de la Tierra. Han participado Gustavo Esteva, Silvia Ribeiro, Jerome Baschet, Xóchitl Léyva y Ronald Nigh, también como escuchas del silencio y la palabra de los rebeldes que, el año nuevo de 1994, se levantaron en armas contra el “mal gobierno” y casi dos décadas después siguen en pie, y contando. Y anuncian nuevas iniciativas y acciones.

Del mismo modo, expusieron sus luchas y afinidades Emory Douglas, figura histórica del partido de los Panteras Negras estadunidense; Andrés Cuyul, representante del austral pueblo mapuche; la cineasta y nacionalista puertorriqueña Ivonne María Soto, y Juan Haro, del Movimiento por la Justicia del Barrio de Nueva York. El pensador belga Francois Houtart, en su interpretación del desastre capitalista, apuntó que existe una “resistencia generalizada contra la desigualdad económica y el sistema que se ha construido en el mundo”, y que ante la crisis de la lógica de desarrollo “debemos encontrar alternativas y no solamente regulaciones; hay que repensar de manera completa la realidad de la Tierra y la realidad humana”.

Esta mañana, Gustavo Esteva abundó sobre esta crisis dentro de crisis del capitalismo y enumeró los datos mínimos de las “condiciones de desastre” social, político, económico, alimentario, ambiental y vivencial en que se encuentra México, y urgió a consolidar las vías de autonomía, autosuficiencia alimentaria, defensa de los recursos y sobre todo, para un pensamiento libre, descontaminado, sin el cual no será posible la construcción de un mundo distinto.

Poco antes, la analista ambiental Silvia Ribeiro había trazado las coordenadas de la inminente apropiación por parte de Monsanto y compañía del maíz y la vida en México, “ayudados” por el entusiasmo reformador de los legisladores que allanan el paso a las trasnacionales y sus cultivos transgénicos; para colmo, con derecho de patente.

Información relacionada:


-:-