16/8/13

Rechazan pobladores de Chicomuselo, Chiapas, proyectos mineros en la zona

· Ejidatarios de Monte Sinaí exigen al gobierno frenar planes de explotación. 


La Jornada 15/08/2013

Pobladores del ejido Monte Sinaí, en el municipio de Chicomuselo, denunciaron la actividad de prospección minera y las ofertas de empleados de la empresa Montecristo 114, del Grupo Industrial, S. A. De C. V. en tres barrios de la localidad. En esta región de la sierra chiapaneca, desde el 14 de mayo de 2009 los poblados acordaron, por mayoría de votos, no permitir la entrada de empresas mineras que buscan perjudicar sus tierras y poner en riesgo la vida de sus habitantes, y manifestaron que defenderían sus tierras aún a costa de sus propias vidas.

Según reporta el Comité para la Promoción y Defensa de la Vida Samuel Ruiz García, el 9 de agosto llegaron a Monte Sinaí, en un vehículo sin placas y a primera hora del día, el ingeniero Jesús Sosa Bejarano, acompañado por Francisco Aguilar Gordillo y Adolfo Pérez Ramírez, y se entrevistaron con el presidente del consejo de vigilancia del ejido.
.
Pobladores de los barrios Cuatro Caminos, Huanacastle y Loma Bonita pudieron escuchar que pretendían explorar recursos minerales en el subsuelo de la comunidad. Al mismo tiempo, ofrecían proyectos de obra social, carreteras, clínicas y se comprometían a no contaminar.

La gente reaccionó, porque tiene conocimiento de la problemática que ha ocasionado la minería en el ejido Grecia de este mismo municipio en los años anteriores. En el contexto de la resistencia, allí fue asesinado el dirigente Mariano Abarca Roblero, y el gobierno chiapaneco declaró entonces una suerte de moratoria a la exploración minera, que por lo visto ya expiró.

Los ejidatarios solicitaron al agente municipal detener a los enviados de avanzada de la minera por un lapso de cuatro horas para indagar su origen e informarles de los acuerdos internos de estos poblados en relación a la minería. Además, consideraron que el ofrecimiento de proyectos por parte de empresas mineras es una ofensa a la dignidad de los pueblos. Los personeros de la empresa debieron firmar un documento en el que se comprometían a no regresar y respetar la autonomía de las comunidades.

El comité de derechos humanos, que labora en la sierra, sostuvo que la presencia de mineros en las comunidades es una provocación de la cual podría derivarse un conflicto mayor, y llamó a los tres niveles de gobierno a frenar los proyectos mineros en Chicomuselo, tal como lo señalamos el pasado 20 de junio ante la insistencia de empresarios mineros en el ejido Grecia, porque la continuidad de esta situación pone en riesgo permanente la estabilidad de los ejidos y comunidades que han acordado no permitir la entrada de las empresas mineras.

Los pobladores solicitaron que se revise el procedimiento para expedir licencias de exploración y explotación de recursos minerales, toda vez que las comunidades afectadas no han sido consultadas sobre estos proyectos ni se les ha informado sobre los impactos que representan.

Información relacionada:


-.-

No hay comentarios: