8/3/13

ELLOS Y NOSOTROS. VII.- L@s más pequeñ@s 6.- La Resistencia.


ELLOS Y NOSOTROS.

VII.- L@s más pequeñ@s 6.

6.- La Resistencia.


Marzo del 2013. 

NOTA: Los siguientes fragmentos hablan de la resistencia zap… ¡un momento!… ¡¿hay una Fuerza Aérea Zapatista?! ¡¿el sistema de salud zapatista es superior al del mal gobierno?! Durante estos casi 20 años, las comunidades zapatistas han resistido, con ingenio, creatividad e inteligencia propias, todas las variables contrainsurgentes. La llamada “Cruzada contra el Hambre”, de l@s capataces priistas en turno, no hace sino reeditar la falacia de que lo que los indígenas demandan son limosnas, y no Democracia, Libertad y Justicia. Esta campaña contrainsurgente no llega sola, la acompañan la mediática (la misma que en la Venezuela de hoy reitera su vocación golpista contra un pueblo que sabrá sacar fuerza de su dolor), la complicidad de la clase política en su conjunto (en lo que debería llamarse “Pacto contra México”) y, claro, una nueva escalada militar y policíaca: en territorios zapatistas se envalentonan los grupos paramilitares (con la venia del gobierno estatal), las tropas federales arrecian sus patrullajes provocadores “para localizar a la dirección zapatista”, las agencias de “inteligencia” se reactivan, y el sistema de justicia reedita su ridiculez (que rima con Cassez) al negarle al profesor Alberto Pathistán Gómez la libertad, y así condenarlo por ser indígena en el México del siglo XXI. Pero el profesor resiste, y ni hablar de las comunidades indígenas zapatistas… 

-*- 

Buenos días compañeros, buenas días compañeras. Mi nombre es Ana, de la Junta de Buen Gobierno actual, de la cuarta generación 2011-2014, del Caracol I de La Realidad. Voy a hablarles un poco de la resistencia ideológica, el subtema lo traemos entre dos, yo y el compañero. Voy a hablarles de la ideología del mal gobierno. El mal gobierno utiliza todos los medios de comunicación para controlar y desinformar al pueblo, por ejemplo la televisión, radio, telenovelas, celulares, periódicos, revistas y hasta el deporte. Con la televisión y la radio mete muchos comerciales para distraer a la gente, las telenovelas para enviciar a la gente y crea que lo que pasa en la tele nos va a suceder a nosotras. En la educación el sistema del mal gobierno, ideológicamente, los que no son zapatistas los maneja para que sus hijos estén en la escuela bien uniformados todos los días, sin importar si sabe leer o escribir, sólo para aparentar o para que se vean bien. También les facilita becas para que tengan estudio pero al final de cuenta el único que se beneficia son las empresas que venden todos los útiles o esos uniformes. ¿Cómo resistimos todos esos males de la ideología del gobierno en nuestro Caracol? Nuestra arma principal es la educación autónoma. Allá en nuestro Caracol a los promotores se les enseña historias verdaderas relacionadas con el pueblo para que sean transmitidas a los niños y a las niñas, dándose a conocer también nuestras demandas. Se empezó también a dar pláticas políticas a nuestros jóvenes para que estén despiertos y no tan fácil caigan en la ideología del gobierno. Se están dando también pláticas al pueblo sobre las trece demandas, de parte de los locales de cada pueblo. Esto es lo poco que puedo explicarles y va a quedar con ustedes el compañero.

(…) 

-*- 

(…)

Está también lo de los programas, de los proyectos de gobierno. El gobierno empieza a meter proyectos como para que los hermanos reciban de esos proyectos y crean que eso es bueno y para que ellos empiecen a recibir de eso y se olviden de sus trabajos. Para que los hermanos ya no dependan de ellos mismos sino dependan del mal gobierno.

¿Qué hacemos nosotros para resistir esas cosas? Empezamos a organizarnos para hacer trabajos colectivos, como ya lo dijeron algunos compas que hacemos trabajos colectivos desde el pueblo, la región, en los municipios y hasta en la zona. Esos trabajos los hacemos para satisfacer nuestras necesidades de distintos tipos de trabajos y es como resistimos para no caer en los proyectos del mal gobierno y que hagamos nuestros propios trabajos para depender de nosotros mismos y no del mal gobierno. 

-*- 

Allá hay un hospital grandote en una comunidad que se llama Guadalupe Tepeyac y ahorita está construyendo muy cercano, a media hora de camino, una hora, que es en el centro de La Realidad, otro hospital que es infantil. ¿Pero qué pasa, qué hemos visto en ese hospital que está funcionando en Guadalupe Tepeyac? A pesar de que tiene todo su equipamiento el gobierno llegan gentes de diferentes comunidades, de diferentes municipios, ¿y qué pasa? Resulta que necesitan hacer un estudio de ultrasonido, por ejemplo, o un análisis de laboratorio, entonces como los doctores ahí saben, saben porque está muy cercano también el hospital que tenemos, el Hospital-Escuela “Los Sin Rostro de San Pedro“, que está cercano a otra comunidad, entonces saben que ellos no lo pueden hacer ese estudio en ese hospital de gobierno porque no tienen el personal capacitado ahí, está la máquina pero no hay un personal, entonces lo que hacen ellos es dar la consulta y los envía al hospital de nosotros, al hospital-escuela zapatista. Se van a hacer ese estudio –hasta qué nivel estamos llegando, compañeros–, se van a hacer el estudio y claro, también hay reglamentos en ese hospital para cobrar una cuota a quien fuera, y le hacen el estudio.

Entonces la gente se va dando cuenta, se va admirando, que en un hospital oficial no hay lo que muchos esperan, la solución de su problema, entonces acuden a nuestro hospital, aunque sencillo como decimos pero ahí es donde les dicen qué problemas tenemos cuando sale ya el estudio de ultrasonido, y así en el caso de laboratorio. Ahí está el hospital de Guadalupe pero hay un laboratorista, entonces hay muchas cosas que ese laboratorista no puede hacer los estudios y lo mandan a nuestro hospital-escuela. Ahí tenemos un compañero que está capacitado y ya capacitó a varios compañeros más, entonces él hace diferentes estudios. Pero no sólo, la ventaja que tiene él que no lo tiene el otro, el del hospital oficial, que ése sólo hace estudio y punto, y lo manda con otro doctor para que le den un tratamiento; entonces lo que hace este compañero del hospital cuando le llega gente que es enviado de los médicos del hospital de Guadalupe es que le hace el estudio, al mismo tiempo le da la receta, el tratamiento de su enfermedad, porque él ha tenido mucho conocimiento en esa área de laboratorio. 

-*- 

(…)

Para completar un poco lo que es de la ciudad rural [levantada, con el aplauso mediático, por el gobierno de "izquierda" del corrupto Juan Sabines Guerrero], al principio hubo construcciones de casas. Según lo que nos cuentan los compañeros es que las construcciones, o sea los materiales que hicieron de la construcción, son esos triplay, ésos bien delgaditos, no como las tablas que tenemos acá. Actualmente las construcciones están infladas como los globos, cuando hay vientos fuertes y cuando es época de calor y de la lluvia pues todos los materiales que están construidas las casas actualmente ya están desechos. Es lo que hay. Entonces en unas comunidades allí en ese municipio fueron a vivir unos días las familias, estuvieron y según las comunicaciones en los medios hay una cocina que se construyó con la medida de 3×3, bien chiquito, y un cuartito, una sala al ladito. Pero no se puede hacer nada ahí porque si hacían su fogón ahí, ¿cómo se va a poder hacer fogón o su fuego ahí? No se pudo.

Actualmente no está funcionando, fueron unos días las familias, pero lo que sabemos es que tuvieron que retornarse a su comunidad. Algunas familias están todavía ahí pero de muy malas condiciones. Según dicen que ahí en un cerrito, arribita donde están las construcciones, hicieron tanques de agua pero no están funcionando, compañeros, no están funcionando. Dicen que hay un banco ahí para invertir dinero, no sé si es banco mundial, estatal, municipal, no sé, pero no está funcionando. Son puros cascarones ahí ya desechos. No es como dicen ‘ciudad rural’, que muy bonito el nombre pero realmente pues no hay nada. Por eso así como decían los compañeros, ¿por qué creemos en eso que hay proyectos y otras cositas? Son puras mentiras.

(…)

Así como decían los compañeros, es parte de la guerra del enemigo, por eso si algunos compañeros de esta zona se han dejado de convencer con esas ideas es porque hasta ahí llegaron, no es porque ya van a tener una vida más digna. En muchos lados los que salen de la organización o los que están en los partidos, pero han tenido una mejor vida los compañeros bases de apoyo. La ciudad rural pues de plano son puras mentiras lo que han dicho y lo que están haciendo allá.

Para dar de entender la manipulación ideológica que hace el mal gobierno en el Santiago El Pinar, a las mujeres les prometieron que van a darle granjas ponedoras, de gallina. Entonces ya ven que las granjas ponedoras es con alimentación, cuando les dieron eso les dieron muchas gallinas para que caga huevos, entonces muy hermoso al principio porque sí empezó a poner muchos huevos las gallinas, pero el gobierno no le buscó el mercado donde se va a vender. Pusieron muchos huevos las gallinas y ahora qué hacemos. No pueden hacer la competencia con las grandes abarrotes donde se vende los huevos. Entonces nos cuentan los hermanos que lo que hicieron es que entonces vamos a repartirnos, se repartieron pero ya el gobierno no dio más alimentación a las gallinas, las gallinas se empezaron a hacer pálidas, se empezaron a dejar de poner huevos. Y entonces las mujeres dicen ‘¿entonces qué hacemos? Tenemos que cooperar. ¿Pero cómo voy a cooperar si los huevos ya lo comí?, ¿dónde voy a encontrar dinero?’. Ahí se murieron las gallinas, no dio resultado lo que dice el mal gobierno. Es nada más para que lleguen ahí los camarógrafos que filman que sí entregaron, está muy bonito y no sé qué cosa. Pero eso nada más es de un mes, dos meses, a los tres meses se acabó.

Así entre otras cosas más está el problema, como está diciendo el compa, que las casas no sirven porque se inflan, es como dice, como sapo. Las mujeres están acostumbradas a hacer su tortilla, ya sea con fogón o con fuego en el piso pero es piso de tierra, en ese caso es piso de madera, triplay, no se puede hacer fuego ahí. Entonces el cilindro que le dieron pues el que no sabe manejar cilindro de gas no dura ni un mes, entonces ahí están botados los cilindros, hay estufa y no sirve para nada. Luego ya ven que la vida de campesinos, indígenas, es que atrasito de tu casa está verdurita, está caña, piña, plátano, lo que haya, como es nuestro modo de vida, pero ahí no hay, simplemente la casa y punto. No saben qué hacer pero ya quedaron retirado su terreno donde vive, entonces tienen que ir a trabajar ahí pero es gasto otra vez para ir y venir.

La política del mal gobierno es acabar la vida común, la vida comunitaria, es que dejes tu terreno o que lo vendas, ahora sí si lo vendes te chingaste. Es una política de injusticia, es de crear más miseria. Todas las millonadas que reciben por parte de la ONU, que es la Organización de Naciones Unidas, el mal gobierno, tanto la estatal, municipal y federal, les quedan ellos para organizar a los que provocan los problemas en las comunidades, sobre todo a nosotros que somos bases de apoyo.

Es la continuación de la política, lo que se hablaba mucho, ahorita ya no quieren que se hable, ya no lo dicen en los medios, lo que es el Plan Puebla-Panamá. Ahora tienen otro nombre de lo que están diciendo porque se atacó mucho sobre el Plan Puebla-Panamá, pero es la misma, sólo cambiaron de nombre para seguir individualizando a las comunidades, para acabar lo común que pueda quedar todavía.

(…) 

-*-


-*- 

Es más o menos así que se está haciendo en los trabajos en la resistencia, porque estamos hablando de la resistencia. Y en esos trabajos a veces de los compañeros que trabajaron en milpa o en cafetal, o ya sea si tiene su ganado, a veces ahí si lo vende su animal le queda un poco de recurso económico y como el mal gobierno nos está atacando con sus proyectos de pisos firmes, de vivienda, de mejoramiento de vivienda, otras cosas que reciben esos hermanos priistas, partidistas en otras comunidades.

Pero resulta que ellos ya están acostumbrado mucho ya con el dinero, como que su mirada ya está más con el gobierno, que venga más dinero y en esos proyectos que reciben, como explicaron algunos compañeros de Garrucha, así está pasando también en el Caracol de Morelia. A veces esos hermanos venden la lámina y es un proyecto de gobierno, el gobierno piensa que lo está mejorando su partido pero está saliendo al revés, el fruto de su trabajo de los compañeros que estamos en resistencia pues ahí llegan a vender esos partidistas. 

Digamos un ejemplo en una hoja de lámina pues a lo mejor en la ferretería está en 180 pesos, pero llegan a vender hasta en 100 pesos, 80 pesos; y reciben bloc para la construcción, puede ser que en las ferreterías está a 5, 6 o 7 pesos, pero ellos llegan a vender hasta 3 pesos, 2 pesos. Y los compañeros, nosotros, como estamos en la resistencia no estamos acostumbrados de gastar el fruto de nuestro trabajo, son ellos los que compran y puede ser que a lo mejor algún día ustedes lo van a ver en algunos nuevos centros de población que la lámina es de color, pero realmente salió en el trabajo de los compañeros. Es así lo que está pasando también allá.

Pero también se dieron cuenta el gobierno dónde se está yendo su proyecto. No se está beneficiando a los partidistas, a los priistas, sino que está aprovechando los zapatistas, es ahí donde manda sus construcciones de vivienda, pero ya no sólo entregan el material sino que ya va el albañil. Llegando el material ya está el albañil porque ya se dio cuenta que sí se está mejorando su casa los zapatistas, es por eso que lo va cambiando, es muchas formas que lo está usando los malos gobiernos que han pasado desde el 94 y hasta acá. 

-*- 

Bueno compas, de nuevo otra vez a explicar lo que es la resistencia militar, por ejemplo lo que explicó ya la compañera. Yo me toca explicar lo que pasó en 1999 en el ejido Amador Hernández, municipio General Emiliano Zapata. 

En ese tiempo un día 11 de agosto llegó los militares y compañeras y compañeros resistimos lo que fue esa entrada de los militares. Como ellos querían tomar lo que es la comunidad, en un salón de baile llegaron los militares y lo que hicieron las compañeras es enfrentarlos; los sacaron de esa comunidad y ponerlo en un lugar fuera de la comunidad. Pero siguió, se hizo un plantón. Ahí participó todo lo que es la zona, lo que es del Caracol La Realidad. En esa resistencia también llegaron los de la sociedad civil y toda esa resistencia se aguantó porque era tiempo de chaquiste, tiempo de lodo, como este tiempo de lluvia. Todo eso no caímos en sus provocaciones, no nos enfrentamos militarmente sino que pacíficamente llegamos frente de ellos.

Lo que se organizaba en ese plantón se hacían bailes, bailábamos enfrente de los militares. Y se hacían cultos religiosos, se hacían programas de eventos de los compas, de repente les dábamos la plática política de la lucha. 

¿Qué hicieron los militares? Empezaron como que los convencíamos porque estábamos de frente a frente con ellos, entonces lo que hizo los mandos militares del ejército fue poner unas bocinas para que ya no escucharan nuestras palabras y los retiró otro poco más.

¿Qué pasó ahí? Es de que los compañeros se volvió a inventar, creo que habían escuchado los avioncitos de papel, escribiendo por qué está el plantón y les aventábamos así a los militares y lo pepenaban los militares. Es cuando se hizo la primera fuerza aérea del Ejército Zapatista en Amador Hernández, pero son de puro papel. 

(…)

Todo eso, compas, pasó en esa resistencia militar y como nos hacíamos los empujones con los militares, compañeros y compañeras enfrente y los militares de dos filas, y había un compa que… un chaparrito el compa, como los militares nos empujaban con sus escudos y tenían esos toletes que les dicen, nos empujaban y el compa pues le pisoteaba el pie al miliar y le pisoteaban también. Como estaba otro soldado más grandote ahí como que le dio curiosidad de reírse, se empezó a reír porque el compa le pisoteaba el pie al otro, le pisoteaban también. Se empezó a reír el militar y el compa chaparrito le dice al cabrón soldado “¿de qué te ríes tú chaparrito?”, y está más grande el soldado y está más chaparrito el compa. 

(…) 

-*- 

Eso es lo que yo alcancé a ver y estamos viendo. El resultado sí ahí está. No en vano que comimos tostada para entrarle y la tostada sí da fuerza y da sabiduría. Ahí se utilizó mucho de lo que es el colectivismo, ¿por qué hablo en esa forma, compañeros? Me disculpen la palabra, compañeras, ahí aprendemos con muchos de los compañeros en cada pueblo, de cada municipio, para enfrentar los chingados soldados que hay dentro de nuestros lugares, que nos llegan a hostigar. Ahí aprendieron las compañeras a defenderse, no sé, con garrotazos los tienen que sacar los soldados, a fuerza, con piedra o con gritaderas y con mentaderas sí lo hicieron. Así se organizaron las compañeras, yo lo vi y tengo presente que las compañeras ahí sí se convencieron de enfrentar, ahí se demostraron que sí pueden las compañeras.

(…) 

-*- 

Las autoridades también empezaron a turnar y a recibir nuestros necesidades que vamos presentando en cada pueblo, en cada región y en cada centro, en el municipio. Así fuimos trabajando poco a poco, avanzando. Ya cuando está formado empezamos a crear, a iniciar el trabajo de salud y educación, entonces como dijo la compañera, tenemos ya la clínica en el municipio, la “Compañera María Luisa” [nombre de lucha de Dení Prieto Stock, caída en combate el 14 de febrero de 1974 en Nepantla, Estado de México, México] y en el ejido San Jerónimo Tulijá se llama “Compañera Murcia-Elisa Irina Sáenz Garza”, una compañera que luchó, que murió en el combate allá en el rancho El Chilar [en la Selva Lacandona, Chiapas, México, en febrero de 1974], ahí cerca donde estamos, es nuestra colindancia ahí donde ellos murieron, ése llevó el nombre de la clínica. 

-*-

-*- 

(Continuará…)

Doy fe.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos.

México, Marzo del 2013.

::::::::::::::::::::

TOP SECRET. Entrenamiento de la Fuerza Aérea Zapatista (FAZ, por sus siglas en español) en algún lugar de las montañas del Sureste Mexicano.

___________________ 

Una muestra más del ánimo guerrerista inculcado a niños y niñas en las comunidades indígenas zapatistas en resistencia: aquí leyendo “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha”, de un tal Miguel de Cervantes Saavedra, que debe ser algún asesor militar extranjero soviético… ¿ya no hay URSS? No le digo, una muestra más de que estos indígenas son desesperadamente pre modernos: ¡leen libros! Seguro lo hacen por subversivos porque con Peña Nieto leer libros es un delito.

___________________  

Canto de dolor y rabia de una madre Mapuche al perder a su hijo asesinado por los carabinero de Chile. 


___________________  

Canción para los Caracoles del EZLN, de Erick de Jesús. Al inicio del video, palabras de las mujeres zapatistas.  

___________________

Fuente: Enlace Zapatista

-*- 

7/3/13

La variable contrainsurgente. Carlos Fazio

Carlos Fazio
La Jornada

Con gran profusión mediática, incluido el abordaje crítico de comunicólogos estrellas de las radios y las televisoras privadas –en­cargados de reproducir la ideología dominante con fines de adoctrinamiento y control social−, desde enero pasado han venido proliferando en varias partes del país grupos de autodefensa civil.

En la coyuntura, el hecho coincidió con el despegue del régimen priísta, que se ha venido posicionando a golpes de autoridad: las contrarreformas laboral y educativa; el ajuste de cuentas a la maestra Gordillo por el nuevo jefe máximo; la solución expedita y vía el silenciamiento difuso de la explosión en la torre de Pemex, etcétera. De allí que llame la atención la aparente complacencia de los responsables de la política interior ante el fenómeno de las autodefensas, en vísperas del lanzamiento en cascada de una política de seguridad de Estado, del mando único policial y de la gendarmería nacional como nuevo órgano represivo militarizado.

En estas páginas, Magda Gómez, Francisco López Bárcenas, Enrique Dussel, Octavio Rodríguez Araujo y otros han venido desenredando la confusión sembrada en torno al tema con evidentes fines diversionistas. En particular, la mezcolanza para nada inocente de los expertos en torno a las policías comunitarias indígenas, los grupos de autodefensa civil y los paramilitares. Al respecto, una variable no muy explorada es la línea tenue que históricamente vincula al paramilitarismo con la contrainsurgencia estatal en clave de guerra sucia. La Colombia de Álvaro Uribe, modelo de Enrique Peña, es un caso paradigmático, pero no el único.

Etimológicamente, paramilitarismo denota actividades cercanas a lo militar, pero que al mismo tiempo desvían, deforman o vuelven irregular el accionar de la milicia. En México, la desnaturalización de la institución militar atravesó en el último medio siglo por diversas fases donde la difuminación de las fronteras entre lo civil y lo castrense −o la articulación entre la fuerza pública y grupos paramilitares− cobró visibilidad, pese a su carácter clandestino. El asunto remite, en general, a operaciones encubiertas de agentes de seguridad (del Ejército, la Marina o las distintas policías), que necesitan camuflar su identidad como civiles para no comprometer el accionar clandestino del Estado, o acciones militares de civiles protegidos de manera invisible por agentes y/o instituciones del Estado. Ambos procedimientos tienden al mismo objetivo: el encubrimiento que salvaguarde la impunidad de actos criminales.

Antecedentes sobran. En los años 80, Puerto Boyacá se convirtió en el Vaticano del paramilitarismo colombiano. En el marco de la Doctrina de Seguridad Nacional del Pentágono, la alianza entre el Ejército y grupos paramilitares en la lucha contra el enemigo interno derivó en el terrorismo de Estado. La Triple A (Acción Anticomunista Americana), formada por militares adscritos al Batallón de Inteligencia y Contrainteligencia Charry Solana (BINCI) y el MAS (Muerte a Secuestradores), fueron los primeros eslabones de una práctica paramilitar que derivó en las autodefensas campesinas, red de grupos civiles armados, coordinados y entrenados por militares de la 14 brigada y el batallón Bártula, en Boyacá.

Esa política de Estado para la lucha antisubversiva y el exterminio de comunistas se extendería después a toda Colombia, buscando el involucramiento compulsivo de la población en el conflicto armado contra las guerrillas, de modo que fuera imposible una posición neutral dentro del territorio controlado. En 2002, la alianza del Ejército con los barones de la droga y las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) consolidó la Seguridad Democrática de Álvaro Uribe, producto paramilitar de exportación estadunidense. (Alfil de Washington, el anterior jefe de la Policía Nacional, Óscar Naranjo, es hoy asesor de seguridad de Enrique Peña, bajo cobertura del Instituto Latinoamericano de Ciudadanía, creado ad hoc por el Tecnológico de Monterrey.)

A su vez, en la lucha contra Sendero Luminoso, las fuerzas armadas peruanas crearon los Comités de Autodefensa (CAD) o rondas campesinas antisubversivas. El modelo incluyó la articulación forzosa de pueblos vecinos a través de Comités de Defensa Civil (CDC), al estilo de las aldeas estratégicas de Estados Unidos en Vietnam. En Guatemala, también de manera coercitiva, los generales Romeo Lucas García y Efraín Ríos Montt utilizaron las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC) como estructura paramilitar subordinada en la genocida política de tierra arrasada que destruyó la base social de la insurgencia en las comunidades mayas del Petén.

La táctica no le es ajena al Ejército Mexicano. En su manual de guerra irregular, la Sedena recuerda con Mao que el pueblo es a la guerrilla lo que el agua al pez, pero agrega que al pez se le puede hacer imposible la vida en el agua, agitándola, introduciendo peces más bravos que lo ataquen, lo persigan y lo obliguen a desaparecer o a correr el riesgo de ser comido por esos peces agresivos que son la contraguerrilla. En su Plan de Campaña Chiapas 94, el Ejército concibió la creación de fuerzas de autodefensa u otras organizaciones paramilitares para desplazar población y destruir las bases de apoyo del EZLN, en el marco de una guerra irregular o de baja intensidad que tuvo en la matanza de Acteal (1997) su máximo punto de inflexión.

Como en Colombia, la criminalidad es hoy funcional a la guerra de clase encubierta. A río revuelto ganancia de pescador. En Chiapas, tierra de autonomías, la Sedena capacitó y armó en febrero un Pelotón de Fuerzas Rurales, compuesto por ejidatarios y ganaderos del municipio de Mapastepec. A lo que se suma el proyecto estatal por reglamentar y subordinar a la policía comunitaria en Guerrero. El duro de Mondragón y Kalb habló de intereses oscuros; igual el general Lozano de la novena Región Militar. Ambos podrían estar fintando con la intención de refuncionalizar las autodefensas para un nuevo modelo autoritario.

-:-

Carlos Fazio

Periodista uruguayo radicado en México. Pertenece a la redacción del diario La Jornada y colabora con el semanario Brecha, de Uruguay.


Más artículos de Carlos Fazio:

13/10/2012 Carlos Fazio en Chiapas

06/08/2012 El miedo a la democracia   

14/05/2012 La territorialidad de la dominación

22/03/2011 ¿Quién teme a Lucía Morett?

23/01/2011 (Vídeo) La falsa guerra contra el narco. Carlos Fazio. 
Cada vez es más creíble que la guerra contra el narco es una farsa. Se golpea a un cártel pero en favor de otro. A cuatro años de guerra saltan resultados claros: los cárteles se han empoderado y las autoridades se han debilitado.Se militariza al país con un fin: controlar a la sociedad y apagar movimientos sociales. Es un fenómeno que nos invita a una crítica urgente.

-:-

Autodefensas: entre el abuso y el descontrol

A la guardia civil de Ayutla, Guerrero, liderada por la UPOEG, organización que hace labor de gestoría con el gobierno estatal y federal, se le acusa de detenciones arbitrarias, obligar a vecinos a hacer tareas de vigilancia y golpizas. El líder de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, pide que la ciudadanía les denuncie los casos.


Ayutla de los Libres
Laura Castellanos / El Universal 

La tarde declina afuera de la casa de la autodefensa de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) en Ayutla. En el lapso de una hora dos señoras y un señor arriban, cada uno por su lado, para preguntar por los familiares que brigadas armadas, algunas con uniformes de “policía comunitaria”, sacaron de sus comercios con destino desconocido. 

Nadie les da información. Esperan en vano con rostros afligidos. El hombre, un alfabetizador de educación pública, acepta hablar con El Universal a condición de que no se revele su identidad por miedo a alguna represalia.

Denuncia que en los últimos días su familia ya sufrió dos detenciones arbitrarias, que en el poblado de El Mezón hay decenas de detenidos no entregados al gobierno estatal, y que en las colonias Vicente Guerrero y La Villa se exige a los vecinos participar en los rondines de vigilancia nocturna. 

“Antes no se podía vivir aquí, era un martirio”, dice sobre la violencia vivida bajo la delincuencia organizada que se frenó tras el alzamiento de la autodefensa el pasado 5 de enero. “Pero ahora ¿de la autodefensa también nos tenemos que cuidar?”, se pregunta.

Desde el patio de la casa de autodefensa, el responsable operativo de las brigadas en Ayutla, el llamado “Comandante Regional”, niega que tengan gente cautiva. 

Si detienen a algún delincuente “se entrega al gobierno del estado”, dice uno de los cinco comandantes que permanecen enmascarados, según él por razones de seguridad.

El dirigente y fundador de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, en entrevista en Marquelia, responde sobre las acusaciones contra la autodefensa: “si hay pruebas de que alguien de nuestra gente torturó que nos lo diga”. Y precisa: “pero que nos lo prueben”. 

Sin embargo, el líder de la organización que gestiona infraestructura carretera y programas sociales para las comunidades de la región, apunta: “Ya invitamos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a implementar un programa para nosotros, porque este movimiento salió sin que quisiera estar donde está y mucha gente no se preparó para ser policía”. 

DETENIDOS EN EL MEZON 

Un compañero del alfabetizador también aceptó hablar con El Universal pero desde el anonimato. Asegura que la UPOEG mantiene cautivas e incomunicadas aproximadamente a 60 personas en la comunidad de El Mezón, de donde es originario el Coordinador Regional.

Que es mentira que la autodefensa haya entregado al gobierno estatal a los 57 presuntos criminales concentrados en enero en dicho poblado, en el que también se les sometió a juicio popular. 

Dice que lo sabe porque un familiar suyo y dos vecinos fueron liberados el pasado fin de semana después de ser detenidos el 6 de enero por una denuncia anónima que los acusó falsamente de secuestradores y descuartizadores.

Tras ser recluidos por un mes y tres semanas, los tres presentan marcas de golpes y síntomas de estrés post traumático, detalla. Niega la posibilidad de un encuentro con ellos porque están aterrados, bajo amenaza. 

“Al principio los golpearon mucho, no los dejaban ir al baño, los soltaron con la condición de que tienen que ir a firmar cada quincena y los tienen amordazados pues les dijeron que si hablan, los vuelven a agarrar”. 

AUTODEFENSA SIN LEGITIMIDAD 

En los últimos cinco meses en Guerrero surgieron cinco guardias ciudadanas indígenas en los municipios de Olinalá/Cualac, Huamuxtitlán y Tixtla, en la zona baja de la Montaña; Ahuehuepan en la zona del río Balsas; la de Ayutla/Tecoanapa en la Costa Chica, y una de carácter mestizo en Coyuca y Acapulco impulsada por organizaciones sociales productivas.

El antropólogo mixteco Jaime García, del Centro de Estudios y Autogestión de la Montaña, dice que las expresiones indígenas brotaron por el hartazgo ante la violencia criminal. 

“La inseguridad estatal se ve rebasada y ellos deciden enfrentar a la delincuencia organizada pero bajo sus usos y costumbres”, dice.

No obstante observa que mientras tales autodefensas indígenas buscan crear policías ciudadanas vinculadas a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias- Policía Comunitaria (CRAC-PC), la de la UPOEG, que de hecho ya pertenece a la misma, pareciera ir en sentido contrario. 

La CRAC-PC se fundó hace 17 años, posee un sistema de justicia separado de los cuerpos de seguridad, se apega a los tratados nacionales e internacionales de derechos humanos, y busca “reeducar” y reintegrar a los detenidos a las comunidades. 

“Las policías ciudadanas y comunitarias responden a un llamado de los pueblos y a ellos les tienen que dar cuentas, y por lo que se ve esto no lo está haciendo la UPOEG”, señala. 

Dice que la UPOEG nació hace dos años con fines de gestoría social con el gobierno pero no tiene proyecto propio, su cercanía con autoridades es cuestionada por la CRAC-PC y su forma de accionar es corporativa porque busca alianzas con políticos y el gobierno.

Como prueba menciona la reciente reunión entre Bruno Plácido Valerio, el gobernador Ángel Aguirre y Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, en la capital mexicana. 

Cuestiona: “¿Cómo un líder indígena local logra esa reunión cuando la CRAC no la ha tenido en 17 años?”.

Advierte que el peligro de esta autodefensa que tiene presencia en cuatro municipios es que “sea utilizada por políticos y organismos de seguridad turbios para romper el tejido comunitario, generar confusión y conflictos y militarizar la región”. 

RONDINES FORZOSOS 

En las colonias populares La Villa y Vicente Guerrero de Ayutla, la autodefensa anuncia por altavoces que habrá una reunión vecinal. 

Acuden los vecinos y se les informa que deben participar obligadamente en los rondines nocturnos de forma semanal. A las 20:00 pm un comandante toca puerta por puerta de una calle determinada pidiendo que salgan los hombres y conformen la brigada de vigilancia de esa noche.

El alfabetizador narra el suceso. Dice que el comandante amenaza a los hombres: “que si no van a ser guardias los encerrarán por tres meses”. Él se une forzosamente a la brigada. 

El rondín durará de las 20:00 pm a las 5:00 am. Los vecinos salen con sus armas de caza, alguno con su machete. Se les transporta en camionetas. El conserje de una escuela, un señor de edad madura, se niega a participar. 

“Se lo llevaron amarrado y así lo trajeron tres días”, menciona el alfabetizador. 

DETENCIONES ARBITRARIAS 

En la casa de autodefensa de Ayutla, una señora morena, canosa, con la ropa gastada, arriba al lugar. Busca a su hija María Díaz. Dice que una camioneta blanca con hombres que portaban uniforme negro con la identificación impresa de “policía comunitaria” se la llevaron de su comercio a las dos de la tarde, en compañía de una mujer embarazada. 

La señora va con otra de sus hijas. La muchacha se acerca al guardia, pregunta por ellas. Las dos esperan. Y esperan. El guardia no sale de nuevo. 

“No es justo que nos tengan así, queremos saber dónde está mi hermana”, se queja la muchacha. 

La familia pasa la noche en la angustia. A la mujer la liberaron hasta la madrugada, junto con un grupo de seis personas más que ella no conocía. No le hicieron daño. Los comandantes justificaron que por “razones de seguridad” no informaron a su familia dónde la tuvieron cautiva. A ella le advirtieron que cuidara no tener clientela “de los malos”.

Esa es la nueva realidad que testifican desde el anonimato, con miedo, algunos pobladores de Ayutla de los Libres.
 
-:-

6/3/13

Defensor de migrantes amenazado: Rubén Figueroa en Tenosique

ALERTA DE SEGURIDAD
  
Por toda la ruta migratoria se ha incrementado la violencia del crimen organizado, el cobro por derecho de subir al tren, las agresiones y amenazas a los defensores de migrantes y los intentos de los operadores criminales para infiltrarse en los albergues.
.
Rubén Figueroa
del Refugio para migrantes La 72
Marzo 5, 2013.- Desde el Hogar Refugio para Migrantes “La 72″ de Tenosique, Tabasco, se reporta una vez más la situación de inseguridad de quienes realizan trabajos de defensa de derechos humanos en este lugar y de los propios Migrantes. Rubén Figueroa informa de amenazas directas en su contra. Su testimonio dice: “El domingo 3 de marzo alrededor de las 8 de la noche junto con Fray Tomas González, director del albergue  y el equipo de voluntarios, nos dirigimos a las vías del tren en Tenosique, Tabasco debido a que el tren estaba estacionado y listo para partir. Esa noche detecté a una persona considerada sospechosa de estar involucrada en los grupos delincuenciales que están cobrando la cuota a los migrantes e informé a Fray Tomas y los voluntarios que en ese momento se encontraban ahí.
.
El lunes 4 de marzo Fray Tomas impidió la entrada de esta persona al albergue, indicándole que por su seguridad y la de nosotros no podía estar en este lugar, a lo que la persona respondió: “ya se, quién te dijo, fue Rubén”. Momentos después, la misma persona regreso al portón del albergue La 72 y llamó a uno de los colaboradores del refugio y le preguntó si sabía quién le había dicho a Fray Tomas que él estaba “metido en rollos” y que por eso no lo dejaban entrar, a lo que le respondió no saber nada al respecto. El interpelador incluso le ofreció dinero para que le informara y al no tener respuesta a sus preguntas, el tipo lanzó la amenaza, “no importa que no me digas, yo sé que fue Rubén, lo traemos entre ceja y ceja, dile a tu amigo Rubén que le vamos a dar piso, ya los contactos saben”.
Está no es la primer amenaza, el 30 de enero, 2013 reportamos: “El sábado le pedí a una persona que se retirara de La 72. Al siguiente día esa persona, se acercó la casa y le dijo a Rubén: “Tu sabes cómo corre el agua, no debiste sacarme de ahí, más adelante en cualquier momento te va a pasar algo”.
Estas advertencias corresponden con denuncias que se han estado reiterando enérgicamente durante la última mitad del año pasado en el sentido que se observa un incremento desmesurado de la violencia en la ruta migratoria y en las agresiones a los defensores de los derechos de los migrantes, sin que la autoridad haya dado señales de actuar.
Hay sobradas denuncias, hay sobradas advertencias. Los migrantes y sus defensores están en peligro real e inmediato y sufriendo las terribles consecuencias del desinterés oficial. Se debe evitar que ocurra una masacre más para lograr que la autoridad reaccione. 
A las organizaciones hermanas les solicitamos que circulen/y o emitan sus propios comunicados exigiendo a la autoridad protección para el personal de la 72, Hogar – Refugio para Personas Migrantes.
Enrique Peña Nieto, Presidente de la República, Correo-e  enrique.penanieto@presidencia.gob.mx, Twitter: @EPN
Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, Correo-e secretario@segob.gob.mx 
Arturo Núñez Jiménez, Gobernador del estado de Tabasco, Correo-e arturo.nunez@tabasco.gob.mx 
Dr. Raúl Plascencia Villanueva, Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, correo-e correo@cndh.org.mx
A las autoridades correspondientes les exigimos el cumplimiento de las medidas cautelares dictadas por la CNDH para La 72, que hasta el momento Inexplicablemente siguen, de facto, suspendidas.
 
A los medios de comunicación agradecemos la difusión de estás lamentables noticias.
Contactos:

Fray Tomas González – tgoncas@hotmail.com
Marta Sánchez Soler – M3nonosvamos@aol.com

-:-

Información relacionada:

12/02/2013 Entrevista a Fray Tomás González Director de "La 72" Casa-Hogar para Migrantes en Tenosique, Tabasco. 
12/11/2012 Veracruz “La Guillotina de los Migrantes”, el relato de un secuestro. Por  Rubén  Figueroa
22/09/2011 Alto al hostigamiento a los compañeros Fray Tomás González y Rubén Figueroa

-:-

Rechaza el caso de Alberto Patishtán Gómez la SCJN

Con dos votos a favor y tres en contra la suprema corte rechaza el proyecto para resolver el caso del profesor tsotsil Alberto Patishtán Gómez.

Rechaza el caso de alberto la SCJN

Los ministros de la Suprema Corte de (in)Justicia de La Nacion resolvieron no reasumir competencia para revisar el Caso de Alberto Patishtan, turnaran caso a revisión en Tuxtla Chiapas. El expediente llegara en tres semanas en Tuxtla.

El tribunal colegiado de Tuxtla decidira el Recurso de Inocencia


Leonel Rivero, abogado de Alberto Patishtan y Gabriela Patishtan, su hija al salir de la audiencia en la Primera Sala de la SCJN. Consternación y enojo al conocer el resultado negativo para que esta sala atraiga el caso del profesor y se resuelva favorablemente. Ahora el caso se regresa a una corte magistrada en Tuxtla Gutiérrez. "Hay aún racismo en la justicia mexicana"


Fuente: Blog de Alberto Patishtan

-:-


Rechaza Corte resolver caso del profesor Alberto Patishtán

Tres de 5 ministros de la primera sala dijeron que no hay elementos suficientes para conocer el asunto.  

Jesús Aranda
La Jornada 06/03/2013

México, DF. La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se negó a conocer el recurso de reconocimiento de inocencia presentado por el indígena tzotzil Alberto Patishtán Gómez.
En votación dividida (tres a dos), los ministros decidieron que este caso, considerado por organizaciones nacionales e internacionales como un proceso viciado de origen y violatorio de los derechos humanos, no reúne los elementos suficientes para que la Corte lo conozca.
Ahora será un tribunal colegiado con sede en el estado de Chiapas el que decidirá si procede o no este recurso de Patishtán. Aunque, fuentes judiciales consideraron que es sumamente difícil que un tribunal haga lo que se negó a hacer la Corte.
Olga Sánchez Cordero y Arturo Zaldívar votaron por que la Corte conociera el asunto; mientras José Ramón Cossío, Jorge Pardo y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena consideraron que no había elementos suficientes para conocer el asunto.
Patishtán Gómez lleva 12 años en prisión acusado de homicidio y lesiones calificadas, robo calificado, daños y portación de arma de uso exclusivo del Ejército.
El proyecto de Sánchez Cordero planteaba tesis novedosas para favorecer la causa de Patishtán, al considerar que si hubiera sido juzgado con los criterios aprobados por la primera sala en los últimos años seguramente hubiera obtenido su libertad por las graves violaciones procesales que ocurrieron durante su juicio.
Sin embargo, la mayoría se negó a atender el razonamiento.
Gabriela Patishtán, hija del luchador social, dijo entre llanto que su papá era inocente y lamentó la decisión de los ministros.

-:-

Los ministros ...
Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea
Ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena

Ministro José Ramón Cossío Díaz

Ministro Presidente 1era Sala Jorge Mario Pardo Rebolledo
Ministra Olga Ma. del Carmen Sánchez Cordero de García Villegas
 Fotos: Subversiones Aac (Agencia Autónoma de Comunicación SubVersiones)
-:-

Ahi podran encontrar una entrevista de Gabi Patishtan y Hector Patishtan, grabada ayer...

Héctor Patishtán
"Si la corte no reasumaria el caso los jueces, se mandaria al colegiado de tuxtla, eso es lo que no queremos, porque de ahi lo acabamos de sacar el caso, tendria que estudiar el colegiado, no es faborable para nosotros, no quiere decir que se ha perdido el caso". Héctor Patishtán
.
Audios de los familiares de Alberto Patishtan para los Comp@s de Radio Muda de Brasil.
Entrevista de Hector, Gaby y Faustino, a 12 horas de la sesion de la SCJN


-:-



El dia 6 de Marzo, en la Primera Emision (6-10am) del MVS, Carmen Aristegui entrevistara a Leonel Rivero, Abogado de Alberto Patishtan.

http://www.noticiasmvs.com/#!/emisiones/primera-emision-con-carmen-aristegui

-:-

José Avilés Arriola, "Los pueblos mayas de Chiapas, una luz de esperanza digna, de justicia y equidad". Barcelona

José (o Pepe) Avilés Arriola
El misionero jesuita mexicano José Avilés Arriola pronunció la conferencia "Los pueblos mayas de Chiapas, una luz de esperanza digna, de justicia y equidad", durante el acto de presentación la nueva campaña 2013 de Mans Unidas "No hi ha justícia sense igualtat" / "No hay justicia sin igualdad ".

El acto tuvo lugar el jueves 31 de enero, en la Sala de actos de las Cotxeres del Palau Robert. Barcelona

José Avilés es actualmente el director de la Misión Jesuita de Bachajón y Vicario de Justicia y Paz de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas. Fue fundador y director del Centro de Derechos Indígenas (CEDIAC) y presidente del Consejo Directivo del Centro de Apoyo Educativo para la Comunidad (CAEC).

La Misión de Bachajón está realizando desde 1958 una reconocida labor de acompañamiento y desarrollo de las comunidades indígenas Tseltal. 

Destaca su labor en defensa de los derechos humanos y de los derechos de los indígenas y su compromiso con los más pobres. En la misión se ha impulsado la Iglesia Autóctona, la inculturación, programas productivos con la ayuda de Manos Unidas y un programa de género que ha conseguido importantes avances en la participación y empoderamiento de las mujeres indígenas.

Primera Parte

Segunda Parte

Fuente: Oriol Borràs

Revalorar la influencia de los comanches en el norte de México, pide investigador

· Cuauhtémoc Velasco Ávila habla de su libro La frontera étnica en el noroeste mexicano
· No fueron salvajes, bárbaros ni los personajes atrasados y discriminados por las películas de Hollywood
· Estudiarlos a profundidad ayuda a explicar la violencia actual en la zona, dice

Del acervo del museo Smithsoniano, un par de fotografías tomadas entre 1867
y 1875 por William Stinson Soule: retrato del hijo del comanche Horse Back
y retrato de dos jóvenes indias
Caza del búfalo (1834-1835), óleo de George Catlin.
Imágenes incluidas en el libro publicado por el INAH
Mónica Mateos-Vega
La Jornada 05/03/2013

Los pueblos nómadas que habitaron el norte de México hace siglos no son un puñado de salvajes que no merecen ni un recuerdo, tampoco son los personajes atrasados y discriminados de las películas hollywoodenses.

Al contrario, son etnias que hay que estudiar a profundidad, pues su legado hoy nos ayudará a comprender no sólo la historia de la violencia fronteriza, sino las formas en las que es posible fraguar la paz entre grupos aparentemente irreconciliables.

Así lo explica Cuauhtémoc Velasco Ávila en su libro La frontera étnica en el noroeste mexicano: los comanches entre 1800-1841, trabajo que se suma a los estudios que en los años recientes destacan la importancia de los indios estadunidenses en la conformación social y política del noroeste mexicano.

En entrevista con La Jornada, el investigador, adscrito a la Dirección de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), afirma que conocer la historia de los comanches no sólo nos aclara cómo se conforma el fenómeno de la violencia, sino que confirma que las mejores alternativas frente a ella siempre han sido intentar la paz.

Promotores de la violencia

Detalla que el exterminio y tratar de llegar a acuerdos son dos alternativas que desde hace siglos han estado presentes ante situaciones de guerra. En este estudio se narra con claridad que a finales del siglo XVIII se había conseguido una paz relativa en la frontera novohispana, con un notable progreso de las comunidades, la cual se rompió con la llegada de comerciantes estadunidenses.

“Ellos empezaron a promover la venta de armas entre los indios para que fueran a robar a las poblaciones mexicanas, y luego entregarles a los estadunidenses lo robado a cambio de más armas, ¿qué nos recuerda eso? Es decir, ya desde entonces existen promotores de la violencia, la cual no surgió solamente en relación con conflictos étnicos. Esos promotores de la violencia fueron militares, tanto estadunidenses como mexicanos, interesados en un manejo instrumental de la guerra con la finalidad de expandir su dominio.

Utilizaron la fuerza de los indios, la importancia que ellos daban a la guerra. Las batallas de comanches y apaches eran sólo para fijar hasta dónde llegaban sus territorios y cuáles eran sus recursos naturales, eran escaramuzas casi simbólicas, sólo para demostrar quién era más fuerte. Pero quienes los utilizaron propiciaron batallas más formales, y una vez que los indios cumplieron los propósitos de esos promotores de la violencia, fueron excluidos de sus propias tierras.

"Los comanches (en la actualidad viven en reservaciones en Oklahoma), son un gran ejemplo para hablar de estos aspectos, añade Velasco, porque siempre mantuvieron una gran cohesión interna, pero también por su disposición al cambio y su gran capacidad de adaptación. Cuando tuvieron acceso a los caballos que traían los españoles, se apropiaron de ellos de manera extraordinaria, bajaron de las montañas, se expandieron por las planicies y prácticamente construyeron una sociedad nueva a partir de ese animal. Lo mismo sucedió cuando fueron dotados de armas de fuego a finales del siglo XVIII.

En este libro se rescata una parte importante de esa “avalancha increíble de documentos que existen acerca del tema en archivos del país. ¿Por qué en la historiografía del norte mexicano los indios nómadas fueron un asunto secundario? Hay dos razones: si bien en Chihuahua se luchó contra ellos y persiste la idea de que se triunfó, en cambio, en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas la guerra fue desastrosa para las poblaciones locales, no hay un recuerdo glorioso, ahí los apaches y comanches no fueron vencidos hasta que fueron relegados por los estadunidenses. Entonces, se trata de una historia dolorosa de recordar, no obstante que los militares de la zona se formaron precisamente en las batallas contra ellos.

“El sentimiento regional es que se trata de algo que no vale la pena recordar, por decir lo menos, pues hay historiadores que los menosprecian llamándolos bárbaros, incapaces de recibir los beneficios que traía la civilización europea. Otros dicen ‘pobres indios, lo único que hacían era reaccionar ante las atrocidades de los españoles’, finalmente ambas posiciones dejaron el tema relegado.”

Lección del jefe Satanta

En 1867, se narra en el libro, el jefe comanche Satanta rechazó ser conducido a una reservación con estas palabras: ustedes dicen que quieren ponernos en una reservación, construirnos casas y hacernos clínicas. No las quiero. Yo nací en la pradera, donde el viento soplaba libremente y donde no había nada que tapara la luz del sol. Nací donde no hay encierros y donde todo respiraba libre. Quiero morir ahí y no entre paredes. Conozco cada arroyo y cada bosque entre el río Grande y Arkansas. He cazado y vivido en ese país. He vivido ahí, como mis padres antes que yo y, como ellos, he vivido feliz.

Reposicionar la historia de los indios nómadas, concluye el investigador, es importante no sólo por la idea de diversidad que en la actualidad defendemos, sino para conocer el gran intercambio cultural que hubo entre los indios y las comunidades de la región, el cual es una herencia que permea hoy la vida de los pobladores norteños. 

La frontera étnica en el noroeste mexicano... será presentado el jueves 7 a las 19 horas en la Dirección de Estudios Históricos del INAH (Allende 172, esquina Juárez, centro de Tlalpan). Participarán Teresa Rojas, Leticia Reina, Gerardo Lara, Inés Herrera y el autor.

-:-

5/3/13

Desde Europa: Libertad inmediata para Alberto Patihstán Gómez

Hoy queremos reiterar nuestra entera solidaridad para con usted compañero Alberto, pase lo que pase, sea lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva, muchos y muchas sabemos que usted esta ahí encerrado, por que su corazón nació rebelde, indígena y pobre. 

A las compañeras y compañeros presos en cualquier calendario y en cualquier geografía;
A las compañeras y compañeros presos de la Sexta;
Al compañero Alberto Patihstán Gómez;
A las compañeras y compañeros Zapatistas;
A la Sexta;

4 de marzo de 2013.
Compañeros y compañeras:

Antes que nada, reciban todos y todas un saludo solidario y con animo desde nuestras diferentes geografías. El pasado mes de febrero en París, varios colectivos nos reunimos en un encuentro europeo de solidaridad con los compañeros y compañeras zapatistas. En este espacio, pudimos mirarnos y hablarnos en un contexto particular, ahora que empieza una nueva etapa: “la Sexta”. Entre muchas cosas que platicamos, para nosotras y nosotros quedo claro que tenemos que seguir mirando hacia abajo y no olvidar a aquellos que en cualquier calendario y en cualquier geografía nos han arrebatado, nos han escondido, secuestrado, encerrado, extraditado y aislado, por el delito de ser indígena, de ser rebelde, de estar harto, de hablar otra lengua, de no tener recursos, de haber pertenecido a alguna organización antes o después de ser detenido, por protestar, por movilizarse, por solidarizarse... o simplemente por pensar que las cosas pueden ser de otra manera a la que arriba nos están imponiendo.

Tomando en consideración lo anterior y entendiendo un poco el rebuscado lenguaje jurídico que además es así adrede, el día de hoy nos hemos enterado de que el caso del compañero Alberto Patihstán, está en manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que la Primera Sala de la SCJN tiene previsto discutir sobre el incidente de reconocimiento de inocencia a favor Patishtán el 6 de marzo próximo, que a grandes rasgos, el “Incidente de Reconocimiento de Inocencia” es el último recurso legal para obtener su libertad.

Nuestro compañero Alberto, como miles de indígenas y personas dignas de abajo, no solo fue condenado al encierro, el compañero fue condenado a una larga cadena de arbitrariedades, de negligencias y de humillaciones -esas si legales- padeciendo al interior de la cárcel, lo que padecen miles de mexicanos afuera, es decir: de desprecio, es decir, de una ausencia total de diagnósticos médicos acertados. Alberto fue por años tratado de glaucoma, otros años mas tratado de una carnosidad en los ojos, cuando después de largas presiones, al profesor Patishtán se le extrajo una buena parte del tumor de 4.6 centímetros que estaba albergado desde hacía más de diez años en el cerebro y que en el último año le había ocasionado la perdida casi total de su vista, sin contar todos los síntomas que padecía.

Patishtán fue detenido sin orden de aprehensión y obligado a rendir declaración sin abogado ni traductor.  A pesar de las pruebas aportadas por su defensa y de las irregularidades en el juicio, se le acusó de delitos federales de homicidio y lesiones calificadas; robo calificado; daños y portación de arma de fuego de uso exclusivo del ejército. Detrás de esta arbitrariedad “legal”, esta el hecho de que Patishtán siempre ha sido muy activo antes y después de su encierro, por eso es incómodo para las autoridades, razón por la cual ha sido trasladado a diferentes penales de manera arbitraria, hasta llegar incluso a estar en el penal de máxima seguridad en Guasave, Sinaloa. El propio Mumia Abu-Jamal, preso de conciencia conocido que lleva encarcelado 31 años en Estados Unidos, calificó de tragedia jurídica el caso del profesor tzotzil Alberto Patishtán Gómez.

Hoy queremos reiterar nuestra entera solidaridad para con usted compañero Alberto, pase lo que pase, sea lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva, muchos y muchas sabemos que usted esta ahí encerrado, por que su corazón nació rebelde, indígena y pobre. Todo lo demás es estrategia para maquillar que lo que se encierra es la rebeldía, el compromiso, el mirar hacia abajo, el vivir y sembrar dignidad abajo, el no mirar y aspirar al poder que cobija lo de arriba.

La lucha por la libertad que le han arrebatado, es la que afuera nos arrebatan a diario, la solidaridad que se ha construido entorno a su liberación compañero Patihstán, ha rebasado fronteras y ha hecho mucho ruido,ha calado hondo. La lucha sigue de todas formas. Esperamos que esta etapa jurídica sea en serio, para que usted pueda finalmente abrazar a su familia y a sus amigos y caminar junto con ellos.

Libertad incondicional para el compañero Alberto Patihstán Gómez! 

Libertad para Juan Díaz López, Rosa López Díaz, Alfredo López Jímenez, Pedro LópezJiménez, Juan López González, Juan Collazo Jiménez, Benjamín López Aguilar, Alejandro Díaz Sántiz, Antonio Estrada Estrada, Miguel Vásquez Deara, Miguel Demeza Jiménez, Enrique Gómez Hernández, Rosario Díaz Méndez y Álvaro Sebastián Ramírez!

En solidaridad:

Associu Sulidarità (Corsica)

Caracol Zaragoza-Red de Personas por la Autonomía Zapatista

CEDOZ, Estado español

CGT, Estado español

Comité de Solidaridad con los Pueblos de Chiapas en Lucha, París,Francia

Comité de solidarité avec les Indiens des Amériques (CSIA-Nitassinan)

Corsica Internaziunalista

Espoir Chiapas, Francia

Federacion SUD educación,Francia

Groupe de soutien à Leonard Peltier (LPSG- Francia)

Grupo de Solidaridad con Chiapas de Dorset,Reino Unido

Gruppe B.A.S.T.A., Münster,Alemania

Kolectivo BoKa En BoKa,Francia-México

Les trois passants, Francia

Plataforma de Solidaridad con Chiapas y Guatemala de Madrid

Plataforma Pirata:Colectivo Zapatista Marisol-Lugano, 

Nodo Solidale, Roma-México y Nomads,Bologna-Berlin

Secrétariat international de la CNT, Francia

Unión Sindical Solidaires, Francia

-:-