1/6/13

Memoria de una masacre

Tras 45 años perdido, reaparece el informe sobre las atrocidades contra los indígenas de Brasil entre los 40 y 60

 Por: Fernando Gualdoni

Esta semana en Brasil sucedió un hecho clave para su historia. Tras 45 años perdido o creído extinto, reapareció un tristemente célebre informe sobre las atrocidades cometidas contra los indígenas de Brasil entre los años cuarenta y sesenta por parte de los terratenientes y el propio Servicio de Protección Indígena (SPI). 

El conocido como Informe Figueiredo, presentado en 1967 por el fiscal Jader de Figueiredo Correia, describe las torturas, los robos de tierras, los envenenamientos, las violaciones y el genocidio de las tribus indígenas. Algunas de estas comunidades desaparecieron o quedaron al borde de la extinción. Cuando se hizo público el documento de 7.000 páginas hubo un gran revuelo internacional por las brutalidades que describía. Dio pie a una investigación que acabó con 134 funcionarios acusados de cometer más de un millar de crímenes de toda índole. Apenas una cuarentena fueron destituidos y ninguno fue a prisión.

Poco después de salir a la luz, el informe supuestamente quedó destruido en un incendio. Se achacó a la dictadura una maniobra para hacer desaparecer el documento, en un intento de echar tierra sobre el escándalo y de paso lavar la imagen de muchos latifundistas aliados del régimen. Sin embargo, 45 años después el texto fue hallado en el Museo del Indio de Brasil.

Entre las atrocidades recogidas en el informe, se describe la “masacre del paralelo 11”, en la que se arrojó dinamita desde un pequeño avión sobre una comunidad de indígenas Cinta Larga. Treinta indígenas murieron, y solo dos sobrevivieron para contarlo. También se da cuenta del envenenamiento de cientos de indígenas con azúcar mezclada con arsénico, y brutales métodos de tortura como aplastar lentamente los tobillos de las víctimas con un instrumento conocido como el “tronco”.

En 1969, en un artículo titulado Genocidio que apareció en el Sunday Times británico, el cronista Norman Lewis escribió: "Desde el fuego y la espada al arsénico y las balas: la civilización ha enviado a seis millones de indígenas a la extinción". El artículo motivó a un pequeño grupo de personas a fundar Survival International ese mismo año. De acuerdo con la ONG Survival, el informe será considerado por la Comisión Nacional para la Verdad de Brasil, que investiga las violaciones de derechos humanos que tuvieron lugar entre 1946 y 1988.  

-:-

Información relacionada:
 

-:-

Denuncia del Ejido San Sebastían Bachajón por las injusticias y despojos realizados por el gobierno

Al pueblo de México y el mundo
A los compañer@s adherentes a la sexta declaración de la selva Lacandona
A los medios de comunicación masivos e alternativos
A los defensores de derechos humanos nacional e internacional
A las Juntas de Buen Gobierno
A los pueblos indígenas en resistencia
A la opinión pública
 
Venimos con digna rabia a dar nuestra palabra a la Ciudad de México, queremos denunciar nuevamente las grandes injusticias y despojos que el mal gobierno de los tres niveles encabezados por los grandes delincuentes Enrique Peña Nieto, Manuel Velasco Coello y Leonardo Guirao Aguilar siguen cometiendo en contra de nuestro pueblo. Estos gobiernos corruptos despojan a los pueblos indígenas de sus territorios para hacer proyecto trasnacional y hacerse ricos a costa de nuestro sufrimiento. Según que sus proyectos son para dar trabajo a los indígenas y que salgamos de la pobreza, pero lo unico que quieren es quedarse con nuestras tierras y que regresemos al tiempo de esclavos. Son estos mismos gobiernos corruptos que mandaron asesinar cobardemente a nuestro compañero de lucha Juan Vázquez Guzmán el 24 de abril de 2013 por la noche mientras se encontraba descansando en su domicilio en el poblado Bachajón.
 
El mal gobierno compra autoridades ejidales y comunitarias que no tienen conciencia de defender su pueblo, se venden por unos cuantos pesos y son fieles sirvientes del mal gobierno, porque solo ven su interés personal. Una autoridad que gobierna sin obedecer y defender su pueblo no es verdaderamente una autoridad, sino simplemente lo tiene de nombre, por eso el pueblo tiene derecho a defender por si mismo su derecho. En nuestro pueblo las autoridades ejidales oficialistas son manipuladas por el gobierno para consumar el despojo de nuestras tierras. Los ex comisariados Pedro Alvaro Hernández y Francisco Guzmán Jiménez ahora usan carros buenos y se la viven de puro engordar porque ya no trabajan la tierra.
 
Ellos han permitido que el gobierno tenga militarizado y lleno de policía estatal preventiva nuestras comunidades. Ellos firmaron documentos entregando nuestras tierras al gobierno, sin autorización de nuestro máxima autoridad la asamblea general, en lugar de ser castigados y llevarlos a la cárcel, son premiados y protegidos por el mal gobierno. Pero los indígenas que luchan por su pueblo son torturados y castigados en la cárcel cumpliendo condenas injustas como nuestros presos Antonio Estrada Estrada (preso en CERSS 17 de Playas de Catazajá, Chiapas), Miguel Vázquez Deara (preso en CERSS 16 de Ocosingo, Chiapas) y Miguel Demeza Jiménez (preso en CERSS 14 El Amate).
 
El despojo de nuestras tierras lo preparó el mismo secretario general de gobierno Noé Castañón León desde finales del año 2010, en sus oficinas de Tuxtla Gutiérrez con el ex-comisariado ejidal Francisco Guzmán Jiménez, Carmen Aguilar Gómez Primero, Juan Alvaro Moreno, Manuel Jiménez Moreno y Miguel Ruiz Hernández. El 2 de febrero de 2011 entraron de manera violenta a desalojar a compañeros de nuestra organización de la caseta de cobro que construimos con mucho esfuerzo y para beneficio del pueblo, robaron material de construcción y dinero en efectivo, al día siguiente detuvieron a 117 de nuestros compañeros.
 
El mal gobierno ha reprimido fuertemente nuestro movimiento porque nos quiere desaparecer, no le gusta que el pueblo se organice y defienda lo que es suyo, solo quiere quitar y que nadie diga nada. Estos mismos malos gobiernos dicen que vivimos en una democracia, pero reprimen con su fuerza pública y mandan asesinar para callar nuestro movimiento que lucha por justicia, tierra, libertad y democracia.
 
El 2 de marzo de 2011 el compañero Mariano Moreno Guzmán que es uno de los fundadores del ejido y ex comisariado ejidal que consiguió los documentos de nuestro pueblo, presentó amparo por el despojo. El amparo lo turnaron al Juez Séptimo de Distrito en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas con el número 274/2011. El 30 de enero de 2013 el Juez corrupto José del Carmen Constantino Avendaño dictó sentencia y desechó el amparo. El 16 de mayo de 2013 el Tercer Tribunal Colegiado de Tuxtla echó abajo la sentencia del Juez Séptimo por ser ilegal y ordenó la reposición del procedimiento. Ahora el Juez Séptimo debe notificar la demanda de amparo a la Asamblea General de Ejidatarios por conducto del Comisariado Ejidal oficialista que es del gobierno. Se ve claramente la maña del gobierno, que como no pudieron anular el amparo con la sentencia del Juez Constantino Avendaño ahora van a querer meter una Acta de asamblea como las que les gusta fabricar con la complicidad del Jefe de Residencia de la Procuraduría Agraria de Ocosingo Ing. Luis Demetrio Domínguez López, Presidencia Municipal de Chilón y autoridades del gobierno del Estado de Chiapas.
 
No vamos a permitir que siga el despojo de nuestras tierras y el abuso en contra de nuestro pueblo, a pesar del asesinato cobarde de nuestro compañero Juan Vázquez Guzmán seguiremos luchando y defendiendo con fuerza y organización, no nos vamos a callar como quiere el mal gobierno.
 
Juan Vázquez Guzmán vive, la lucha de Bachajón sigue!
 
Nos sumamos a la semana de acción mundial: Juan Vázquez Guzmán Vive, la Lucha de Bachajón sigue! convocada por nuestros compañeros del Movimiento por Justicia del Barrio, Grupo de Solidaridad con Chiapas de Dorset, Comité de Palabra verdadera de Calcuta, India y el Comité de la Palabra Verdadera de Alisal, para los días del 25 de junio al 2 de julio.
 
Desde la zona norte de Chiapas, reciban un abrazo de las mujeres y hombres de San Sebastián Bachajón. 28 de mayo de 2013 
 
Atentamente 
 
¡Tierra y libertad! 
 ¡Hasta la victoria siempre!
 

Doscientos millones contra Monsanto

Silvia Ribeiro*
La Jornada 01/06/2013

Fueron 2 millones de personas las que el 25 de mayo se manifestaron en 52 países, en más de 430 ciudades de todo el mundo, contra Monsanto. Pero muchísimos más acompañaron ese día y protestan cada día, de muchas formas, contra Monsanto, contra los transgénicos y el robo corporativo de nuestra alimentación. Por ejemplo, la Vía Campesina, que tiene más de 200 millones de miembros y ahora preparan su sexta conferencia internacional del 6 al 13 de junio, en Indonesia. Cumplen 20 años y son el movimiento campesino organizado más grande de la historia y un puntal de resistencia a Monsanto, a los transgénicos y a las corporaciones de agronegocios en el planeta.

Monsanto tiene mucha cola para pisarle en su larga historia de fabricante de venenos desde 1901. Es un ejemplo paradigmático de codicia, control corporativo y falta de escrúpulos. Entre muchos desastres, legó al planeta la contaminación con armas químicas, como el Agente Naranja usado en la guerra contra Vietnam, donde aún la tercera generación de la población sufre secuelas. Ocultó intencionalmente que su químico PCB (incluyendo askareles) es terriblemente tóxico, envenenando por más de 40 años –a sabiendas– el agua y a miles de familias en Alabama, donde se fabricaba. Para aumentar sus lucros, creó semillas transgénicas adictas a sus agrotóxicos y compró empresas semilleras por todo el mundo, para eliminar competencia y asegurar dependencia. Controla 27 por ciento del mercado mundial de semillas de todo tipo (no solamente transgénicas) y tiene más de 80 por ciento del mercado mundial de semillas transgénicas, un monopolio industrial que no tiene precedentes en casi ningún rubro industrial. Solamente Bill Gates, con Microsoft, tiene un porcentaje de mercado tan alto. Pero a diferencia de los programas de computación, las semillas son imprescindibles para la vida: son la llave de todas las redes alimentarias.

Por ello y mucho más, 2 millones nos manifestamos en el mundo contra Monsanto. Sólo una pequeña muestra del rechazo global a esa transnacional, que se extiende a todas las otras empresas de transgénicos (Syngenta, DuPont-Pioneer, Dow, Bayer, Basf).

La agencia Investigative Reporter Denmark reveló que Monsanto decidió abandonar la investigación, desarrollo y experimentos de maíz transgénico en Europa (aunque siguen las plantaciones que existen en España, Portugal y República Checa, menos de uno por ciento del maíz en Europa). Nueve países europeos han prohibido el maíz transgénico. Monsanto se suma a Syngenta, Bayer y Basf, que abandonaron en años anteriores la investigación y experimentación de papa y otros transgénicos en Europa. Sus declaraciones son significativas: según Brandon Mitchener, ejecutivo de Monsanto en Europa, sólo van a seguir con transgénicos en países donde tengamos apoyo político y sistemas regulatorios a su favor. Como México, por ejemplo, donde las protestas contra el maíz transgénico son cada vez más amplias, pero el sistema regulatorio y el gobierno favorecen a Monsanto, contra los intereses de su propia población.

En la misma semana, un informe de la organización estadunidense Food and Water Watch, basado en más de 900 mensajes de Wikileaks, mostró que Estados Unidos usó cuantiosos recursos públicos para promover a Monsanto y a los transgénicos, a través de sus embajadas, de representantes del ministerio de agricultura (USDA) y de USAID en muchos países. Sus estrategias incluyen desde conferencias técnicas de (des)información a periodistas y funcionarios, hasta presiones bilaterales para adoptar legislaciones favorables y abrir mercado a las empresas.

Pese a que Monsanto reporta grandes ganancias, las resistencias globales le significan un enorme gasto, más que económico. Cada día salen nuevas evidencias de daños a la salud y ambiente, de que solamente con engaños, corrupción y falseando datos, con científicos y gobiernos comprados, se pueden defender los transgénicos. Nos imponen los transgénicos con maña y fuerza, pero no han podido ni podrán colonizar nuestras mentes ni corazones a su favor, a la larga el arma más poderosa.

Por eso, aunque hay muchas y diversas resistencias por todo el globo, es importante destacar el papel histórico de La Vía Campesina, que cumple 20 años de lucha y organización, derrumbando mitos y mostrando caminos. Con más de 150 organizaciones campesinas en 70 países en África, Asia, Europa y las Américas, con más de 200 millones de campesinas y campesinos, el mundo nunca ha tenido una organización campesina de tal extensión y entidad. Independientes de partidos políticos e intereses corporativos, La Vía Campesina ha profundizado el análisis y la crítica del sistema agroalimentario, desde la visión y experiencia cotidiana de sus actores fundamentales. En estas dos décadas, Vía Campesina nos mostró, junto a sus aliados, que las y los campesinos, indígenas, pescadores artesanales, productores familiares, producen más de 70 por ciento de la alimentación en el mundo, con apenas 20 por ciento de la tierra arable; que son las y los que producen y cuidan las semillas y la biodiversidad, las y los que están enfriando al planeta contra el calentamiento global que nos afecta a todos, pese a ser provocado en su mayor parte por el sistema alimentario agroindustrial y sus transnacionales de agronegocios. El camino no es fácil, la articulación intercultural, intercontinental y la equidad de género han sido grandes desafíos, pero desde las raíces, la Vía Campesina sigue creciendo, dando flores y frutos, abriendo surcos, sembrando resistencias. Contra Monsanto y otras empresas que siembran muerte, globalizando la lucha, globalizando la esperanza.

*Investigadora del Grupo ETC

-:-

La desmesura política o la revolución por Facebook

Marcos Roitman Rosenmann
La Jornada 01/06/2013

Todo está fuera de lugar. El quehacer político de la información se encuentra en manos de actores mediáticos que han sustituido al periodista profesional y los científico-sociales. Su lugar lo ocupan hombres y mujeres cuyo principal atributo consiste en proyectar imagen, tener cierto dominio del lenguaje y vestir a la moda. Un sinsentido. El conocimiento ha sido trasladado al desván de los trastos inútiles. La osadía de opinar pontificando copa lo cotidiano. Resulta penoso ver a destacados líderes de audiencia, no de opinión, discutir sobre leyes sin saber distinguir entre lo civil y lo penal, confundiendo, además, una querella con una demanda o una estafa con evasión de capitales. Para estos nuevos abogados todo es lo mismo. Asimismo, cuando se refieren al orden económico los gazapos son descomunales. Confunden balanza comercial con balanza de pagos, crisis con recesión, comercio exterior con exportaciones y crecimiento con desarrollo. Y no digamos cuando se trata de hablar de política. En ese instante se sueltan la lengua, les da igual ocho que 80. No tienen el menor empacho en homologar autocracia con dictadura, democracia con partidos políticos, gobernabilidad con seguridad ciudadana o legitimidad con legalidad. Sus intervenciones se miden por el grado de ignorancia, desfachatez y ridículo. Siguen guiones prestablecidos. Están en todos los medios de comunicación. Radio, prensa, televisión, páginas web y YouTube. Tienen su ranking de popularidad, cuya medida consiste en el número de veces que su intervención es visitada. Cien, 500, mil, 10 mil o 100 mil veces. Tienen un millón de amigos que comparten día a día, hora a hora, minuto a minuto y segundo a segundo, sus sesudas reflexiones sobre el desayuno, su estado de ánimo, su último libro, sus lecturas, sus desengaños amorosos, viajes y particular forma de entender la vida política. En 140 caracteres vierten todo su saber. Un prodigio de síntesis y sintaxis. No tienen límites. De allí su desmesura.

No matemos al mensajero. Pero cuando un medio como Twitter o Facebook se transforma en un fin, el despropósito crece hasta límites insospechados. La polémica política se constituye en un simulacro en el que desaparecen la realidad y el sentido común. Lo debatido se vuelve irrelevante. Es la trivialización de la política. Ya no se trata de fundamentar, dar argumentos, situar un acontecimiento o describir un hecho. Sólo se busca hacer ruido. Un discurso plano, en el que no es posible encontrar dos ideas hilvanadas coherentemente. No hay dialogo, es un monólogo entre un emisor y receptores anónimos que buscan ser complacidos en tanto consumidores de bagatelas oportunistas. Otro tanto ocurre con los tertulianos de moda que acaparan Facebook y Twitter. Atraen la atención mediante el chascarrillo, la anécdota, la descalificación o el insulto. Y eso vale para todos aquellos que forman parte de esta farándula político-mediática. Sociólogos, politólogos, periodistas, abogados, historiadores o economistas, sin olvidarnos de los dirigentes políticos adictos a tales formas de comunicar su pensamiento. Es un disparate, sí, pero efectivo. Ese es el problema. Igualmente sirve como herramienta para patrocinarse, dejar constancia del éxito y poner al corriente del mundo la agenda personal. Relatan dónde han sido entrevistados, quién les increpó, cuál es su artículo más reciente y cómo acceder a su página web. En definitiva, se venden como cualquier otro producto de consumo.

Resulta poco halagüeño ver a miembros de la izquierda política y social más interesados opinando sobre lo humano y lo divino que preocupados por dotar de herramientas teóricas a los movimientos sociales. Sólo quieren ser famosos, viajar por el mundo haciendo turismo político, firmar autógrafos y convertirse en trending topic. Sin olvidar la parte crematística. Ellos forman el conglomerado totalitario de las redes de Internet, blogueros de todo pelaje. Liberales, conservadores, progresistas, democristianos, socialdemócratas, radicales y los autodenominados nueva izquierda del contrapoder. Se pelean por ser los amos de Twitter. Han renunciado al rigor, el conocimiento y la labor formativa. Que lo haga la derecha, puede tener sentido ideológico y político: el control y la configuración de la opinión pública; pero que en este circo participen intelectuales etiquetados de izquierda es un dislate. En este mar extravían la bitácora de viaje, el compromiso ético, la dignidad y el sentido de la lucha por la democracia, el socialismo y el pensar reflexivo. Se transforman en seres sin escrúpulos, incapaces de discernir entre la función divulgativa, formadora del saber contrahegemónico y subversivo y la sociedad-espectáculo que les absorbe el seso y los reduce a objetos de consumo.

El mundo de lo efímero es desmesurado, caricaturesco y grotesco. Pierde las proporciones y se ubica en el terreno de lo artificial y la simulación. Sus actores representan papeles intercambiables, según el escenario y el público al cual se dirigen. Gelatinosos, amorfos, se escabullen entre los focos, Facebook, blogs y páginas web. Sus caras son recurrentes, los vemos aparecer en la televisión pública y privada. Se reconocen entre ellos por sus enormes teléfonos móviles, arma arrojadiza para señalar en cualquier momento de su intervención, su último SMS o WhatsApp. No se escuchan. Se insultan, hacen aspavientos, se interrumpen, producen ruido, pero se quieren, son ególatras, oportunistas y cuentan en su favor con un handicap social que les facilita su éxito mediático, la desarticulación de la ciudadanía política. Son un producto, como puede ser un lavavajillas, un desodorante, unas bragas o una hamburguesa. Sólo existen como objetos en las redes sociales. La revolución vía Facebook y Twitter. Constituyen una manada. Trabajan día y noche, no descansan. Solidarios entre ellos, han construido una aberración social de la cual viven, reproduciendo las formas de dominio de un capitalismo complejo donde Internet y las tecnociencias se han apoderado de la praxis teórica para negarla y proponer en su lugar un mundo de simulación en el cual desaparece la experiencia y la realidad. Zombis capaces de engullir la vida eliminando todo vestigio de alternativa política anticapitalista y radicalmente democrática.
-:-

Desde Atenco, diversos grupos exigen libertad para Alberto Patishtán

· El profesor expone su caso a tribunal


Hermann Bellinghausen
La Jornada 01/06/2013

Desde San Salvador Atenco, estado de México, diversas organizaciones se pronunciaron por la libertad del profesor tzotzil Alberto Patishtán Gómez, preso desde 2000, acusado en solitario de una masacre de policías en la cual no participó y por la cual purga una condena de 60 años. Este viernes comenzó a circular un mensaje donde participan el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Las Abejas de Acteal y Héctor Patishtán, hijo del profesor, exigiendo su libertad pues, dijeron, es inocente (ver La Jornada en línea).

A su vez, desde el penal número cinco de San Cristóbal de las Casas, el propio Patishtán Gómez dirigió una carta al tribunal chiapaneco que deberá decidir en las próximas semanas, sobre la vasta exigencia por su libertad, respaldada por decenas de organizaciones y miles de personas en México y más de 30 países en los cinco continentes:

Las verdades corrigen, pero también incomodan a otros. Un 30 de mayo de 2000 estuve denunciado las arbitrariedades y atropellos en lo que concierne la injusticia y elaboré un documento por estas violaciones a los derechos humanos de los habitantes del pueblo de El Bosque, Chiapas. Éstas fueron ejercidas en aquel tiempo por el alcalde Manuel Gómez Ruiz. Los documentos obran en los archivos de diferentes dependencias del gobierno, ya que no sólo contenían las denuncias contra presidente municipal, sino que también se estaba pidiendo su destitución inmediata. Doce días después, el 12 de junio, sucedió una emboscada en el tramo carretero del Bosque a Simojovel, donde perdieron la vida varios elementos de la seguridad pública escribe Patishtán Gómez.

El alcalde autoritario Gómez Ruiz utilizó esta desgracia en mi contra con el fin de mantener su autoridad en el enriquecimiento ilícito y a la vez en seguir oprimiendo al pueblo. A causa de estos delitos prefabricados cumplo ya casi 13 años por estos encarcelamientos injustos, delitos que no tienen fundamento, sino más bien fue una venganza política. Pido al primer tribunal colegiado de circuito en Chiapas que, cuando llegue a sus manos mi expediente, lo analice y estudie exhaustivamente, para que me den la libertad robada todos estos años, concluye el docente tzotzil.

-:-


Información relacionada:

31/05/2013 Mensaje de Héctor Patishtán a la sociedad civil
31/05/2013 Recorrido por la Justicia y #LibertadPatishtan
30/05/2013 Carta de Alberto Patishtán sobre su caso.
24/05/2013 Caminan las acciones por la “#LibertadPatishtan”
22/05/2013 Los Solidarios de la Voz del Amate, piden respuesta a Gobernador de Chiapas.
17/05/2013 Recorrido por la Justicia y #LibertadPatishtan

-:-

Mensaje de Héctor Patishtán a la sociedad civil


Durante su visita a la UACM , Héctor Patishtán, hijo del profesor Alberto Patishtán envía un mensaje.

Alberto Patishtán Gómez es un profesor tzotzil, originario del pueblo de «El Bosque» en los Altos de Chiapas, México. Está recluido en prisión desde el 19 de junio del 2000, sentenciado a 60 años por un crimen que no cometió, y por el que fue acusado como una venganza política, a causa de impulsar la lucha de su pueblo en contra de los abusos del gobierno local.

Más información: http://www.somoselmedio.org

-:-

Carta de Alberto Patishtán sobre su caso


A los medios de comunicación nacional, estatal e internacional
A lo medios alternativos
A la sexta
A la organizaciones independientes
A los organizaciones independientes y ONG’s

Presos políticos de la Voz del Amate adherentes a la Sexta, Alberto Patishtán Gómez recluido en el penal número 5 de San Cristóbal de Las Casas Chiapas

Las verdades corrigen pero también las verdades incomodan a otros, digo esto ya que un día 30 de mayo del año 2000 estuve denunciado las arbitrariedades, atropellos entre otras en lo que concierne la injusticia y elaboré un documento por estas violaciones a los derechos humanos que eran atropellados los habitantes del pueblo de El Bosque, estas violaciones fueron ejercidas en aquel tiempo por el C. alcalde municipal Manuel Gómez Ruíz.

Estos documentos ya mencionados obran en los archivos en las diferentes dependencias del gobierno, ya que este documento no sólo contenía las denuncias del presidente sino que también se estaba pidiendo la destitución inmediata del C. antes mencionado, doce días después de este mes que fue el 12 de junio del 2000 sucedió una emboscada en el tramo carretero del Bosque a Simojovel, donde perdieron la vida varios elementos de la seguridad pública.

Estos hechos ocurridos el C. alcalde autoritario utilizó esta desgracia en mi contra con el fin a que esto mantuviera su autoridad en el enriquecimiento ilícito y a la vez en seguir oprimiendo al pueblo, a causa de estos delitos prefabricados cumplo ya casi 13 años por estos encarcelamientos injustos, delitos que no tienen fundamento sino mas bien fue una venganza política.

De todo esto pido al Primer Colegiado de Circuito en Chiapas a que realmente cuando llegue el expediente bajo en sus manos analicen y estudien exhaustivamente para que me den mi libertad robada por estos años al mismo tiempo pido al pueblo de México y el mundo a seguir sumándose a este reclamo de verdad y justicia.

¡Morir o Vivir por la verdad y la justicia! 
 
Fraternalmente
 
Alberto Patishtán Gómez
 
La Voz del Amate
 
Penal número 5 de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas a 30 de mayo del 2013.

Fuente: Enlace Zapatista
-:-

27/5/13

En Veracruz aumenta la criminalización de activistas

A los asesinatos de periodistas se suma una nueva estrategia para amedrentar a los luchadores sociales incómodos para el gobierno: culparlos por feminicidio, un delito que el mismo gobierno estatal se negó a tipificar anteriormente.
.

Zapateando

Veracruz, México. Un delito que el gobierno estatal se empeñó en no tipificar ahora es utilizado para criminalizar a los jóvenes activistas del estado de Veracruz: el feminicidio. Abraham Caballero, del Frente contra la Imposición, lleva casi un mes detenido por este crimen.

En los meses recientes, en Xalapa, a los poderes estatales les incomoda una generación de jóvenes estudiantes, principalmente de la Universidad Veracruzana, quienes militan de manera incansable en las mejores causas nacionales y locales: han sido Indignados, Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, movimiento estudiantil por sus derechos, #YoSoy 132, Frente contra la Imposición, Pacto por un Veracruz Libre de Minería Tóxica. Es mucho más de lo que el poder estatal puede tolerar.

Desde el inicio los ha acosado con detenciones arbitrarias, amenazas veladas y no tanto, allanamiento de sus casas, rumores y falsedades para  tratar de desprestigiarlos, pero el movimiento estudiantil, en lugar de ceder y hacer mutis, persevera y se procura formas de organización y participación autónoma y autogestiva, como el Comedor en Humanidades, el bar Tonalli y la Casa Magnolia.

Ahora el golpe contra este movimiento -un viento de libertad a contrapelo de regreso del dinosaurio con compra de votos pronasoleros- es descomunal: detuvieron a uno de sus integrantes, Abraham Caballero, no para liberarlo horas después como hicieron anteriormente con otros activistas, sino para acusarlo de un delito odioso para tratar de cambiar su imagen de defensor de derechos, luchador social, joven libertario, por una imagen facturada por quienes tienen el monopolio de la fabricación de culpabilidades e inocencias, la imagen de “delincuentes” y “defensores de delincuentes”. Así como antes decidieron no arredrarse ante el acoso represivo, esta vez los jóvenes decidieron éticamente no abandonar a su compañero en la lucha por derechos humanos, democracia y justicia, sino arriesgar su imagen y su prestigio defendiendo al acusado.

La detención de Abraham Caballero Martínez ocurrió la noche del 6 de mayo, al salir de su trabajo voluntario en la Centro Cultural estudiantil Casa Magnolia. Sus compañeros del Frente contra la Imposición declararon que “fue extraído violentamente” del centro cultural.

Casualmente, por otro lado, manipulando otra de las herramientas del poder, mediante sucios rumores acusan a los jóvenes activistas de que se vendieron a algún partido para poder tener el bar Tonalli, cosa contradictoria, porque si los hubieran comprado, no tendrían necesidad de detenerles a un integrante y tratar de hacerlo pasar por un criminal monstruoso: un “feminicida”.

Al joven activista lo acusan del delito que el gobierno del estado se negaba a tipificar, y que una vez hecho, se niegan a aplicar y hasta a llamarlo por su nombre. Ahora lo usan para incriminar a un opositor político, un militante activo del Frente contra la Imposición.

No es un caso en el que se combate la impunidad hallando a un culpable, sino uno caso donde se consolida la impunidad con el castigo a un movimiento social usando perversamente una demanda que ha sido bandera del movimiento (muchas de las estudiantes de este movimiento han estado en las marchas por los derechos de las mujeres) para volverla contra el movimiento ciudadano mismo.

Los poderosos progresaron desde los tiempos en que ponían cualquier delito, hasta estos nuevos y jurídicamente muy técnicos tiempos en que la consigna es “vuelve sus reclamos contra ellos, ponles los delitos que su movimiento nos obligó a tipificar”.

El siguiente luchador social detenido en Xalapa, ¿de qué será acusado: de comprar de votos, de desviar los recursos de la Cruzada contra el Hambre, de fraude electoral, de uso faccioso de la ley? Nada más eso falta, al fin que el ciudadano es culpable, porque el poder así lo ha dictado.

La acusación de “feminicidio” contra un detenido por motivos políticos no sólo agravia a los defensores de derechos humanos, sino a la víctima y a las mujeres que de buena fe pidieron la tipificación del delito pensando en el castigo a los verdaderos culpables y no en un instrumento de castigo político al servicio del poder en Veracruz.

En México, el sistema de justicia es altamente predecible: si dos particulares tienen un litigio y tenemos los datos del ingreso mensual de ambos, si la diferencia es muy grande, ya sabemos de qué lado se inclinará la balanza de la “justicia”. El segundo nombre de este país, después del oficial, puede ser “impunidad”: más de nueve de cada diez delitos que se cometen no son castigados.

Hay dos industrias nacionales (quizá no sólo nacionales) en las que descuella el aparato de justicia en el país: la fabricación de culpables y la fabricación de inocentes. El aparato de justicia penal no depende del poder judicial, sino del ejecutivo: su sistema de “investigación” es hijo directo de la Inquisición; normalmente la “prueba reina” es la confesión bajo tortura. Si hay una segunda confesión ante un juez en la que el acusado se desdice y denuncia la tortura, el juez frecuentemente apela a que la primera confesión, hecha sin control judicial, es más espontánea: prácticas de este tipo favorecen la tortura. Peña Nieto dijo, a propósito del operativo de represión en Atenco, que es “de manual” subversivo que las mujeres denuncien violación y los hombres tortura; ahora está en el banquillo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por ese operativo.

Por una discriminación prácticamente de castas, hay sujetos marginados y abajo otros sujetos más marginados aún, por ser pobres, por ser indígenas, por ser jóvenes, por ser mujeres, por ser migrantes, por ser opositores, por ser defensores de derechos humanos, por no ser de la minoría a la que poder político y policiaco cuida y resguarda.

En el estado de Veracruz, este tipo de vicios en el sistema legal son reglas no escritas del sistema; la injusticia es lo cierto, algunos pocos casos donde quizá haya justicia son excepciones, resultados de una afortunada incertidumbre. Pero hay un elemento más grave aún: el uso del aparato de justicia penal como instrumento de control político y de venganza contra quienes disienten, protestan, denuncian, critican e incomodan.

Publicado el 27 de mayo de 2013


-:-

DESINFORMÉMONOS 94


Periodismo desde abajo


Reportajes México

A defender el viento 

Sigue la resistencia en Juchitán contra los proyectos eólicos

VALENTINA VALLE

En alerta, los comuneros opositores a las eólicas

ADAZAHIRA CHÁVEZ

Besos contra la invisibilidad de las lesbianas
BRISA ARAUJO
FOTOS: ORLANDO CANSECO

Ola de solidaridad con los hñähñus de Xochicuautla

AL DABI OLVERA
FOTO: COLECTIVO 131

“No vamos a aflojar la defensa del Río Yaqui”: autoridades tradicionales

GIOVANNI VELÁZQUEZ

En Veracruz aumenta la criminalización de activistas
ZAPATEANDO


Reportajes Internacionales


Guatemala, la disputa por el territorio y la memoria

Guatemala no está condenada

DOMINGO HERNÁNDEZ IXCOY/ ASOCIACIÓN MAYA UKÚX – WAQ’IB KEJ

La lucha por una reforma educativa para “darte voz a vos”
FRANCISCO GONZÁLEZ

El pueblo de Sipakapa ya dijo no a la minera canadiense Goldcorp
NELTON RIVERA Y QUIMY DE LEÓN

Se acerca la hora de decir ¡Basta!
ENRIQUE ÁLVAREZ / INCIDENCIA DEMOCRÁTICA
FOTO: MIMUNDO

Marea Blanca a favor de la sanidad pública en España

ANA GARCÍA OLMOS

La austeridad llega a Francia
CNT

La tierra del crack en Sao Paulo, zona de contienda
TANIELE RUI
TRADUCCIÓN: MARIANA PETRONI, ERNENEK MEJÍA
FOTOS: JOANA MONCAU

Autonomías


Una nueva era para el cooperativismo en Chicago
REBECCA BURNS / IN THESE TIMES
TRADUCCIÓN: CLAYTON CONN

Imagina en resistencia


“La Nueve”, los olvidados republicanos de la victoria aliada
PERIODISMO HUMANO


Fotoreportaje

En Italia, la libertad no viaja en Tren de Alta Velocidad
FOTOGRAFÍAS Y TEXTO: ISKRA CORONELLI
MÚSICA: TREE SONG, DE RENÉ AUBRY
PRODUCCIÓN: DESINFORMÉMONOS


Video

En Tepoztlán es hora de plantarse ante la autopista
FRENTE EN DEFENSA DE TEPOZTLÁN

________________________________________________________

http://www.desinformemonos.org

skype: desinformemonos
________________________________________________________
"...desinformémonos hermanos
hasta que el cuerpo aguante
y cuando ya no aguante
entonces decidámonos
carajo decidámonos
y revolucionémonos."

Mario Benedetti
-:-