21/12/13

La lucha del CECOP


Los de Abajo
Gloria Muñoz Ramírez / La Jornada 21/12/2013

Todos los domingos desde hace 10 años se reúne la asamblea del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP), en Aguacaliente o en alguno de los otros 46 anexos que conforman los bienes comunales de Cacahuatepec. Con altas y bajas, ni un solo domingo han dejado de organizarse para rechazar la construcción de una presa que los condena a la desaparición.

La Parota tiene prevista la inundación de 17 mil hectáreas de tierras cultivables de de Cacahuatepec, al norte de la zona urbana de Acapulco, con lo que desaparecerían aproximadamente 30 pueblos, 25 mil campesinos serían afectados de manera directa y más de 70 mil de forma indirecta.

Luego de un reflujo en el movimiento, las asambleas se fortalecieron tras el paso de la tormenta Manuel por la entidad. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) desfogó la presa La Venta, provocando el desbordamiento del río Papagayo, que devastó casi totalmente a las comunidades a su paso. La tormenta, indica el CECOP, "fue el fenómeno natural, pero el desastre no fue natural, sino provocado por el desfogue y, en última instancia, por la presa en sí misma, que desde su construcción alteró la vida y flujo natural del río Papagayo".

Hoy, a tres meses del huracán, y ante la tentativa de reubicación del gobierno estatal, los pobladores de la ribera están convencidos de que detrás de los planes gubernamentales está la intención de despojarlos de su territorio para, finalmente, llevar a cabo la construcción de La Parota.

"Les decimos a quienes quieren aprovecharse del desastre y están hablando de reubicación: ¡Váyanse!", dicen desde Cacahuatepec, al tiempo que anuncian que a partir de
 enero empezarán a recopilar firmas para exigir convertirse en un municipio independiente de Acapulco, y conformar su propia policía comunitaria.

El desfogue de la presa La Venta, insiste Rodolfo Chávez, integrante del CECOP, fue lo que provocó la inundación de los pueblos. Por lo tanto, indica, sí hay un culpable, y es la CFE, a quien demandarán para que pague los daños ocasionados, entre ellos la destrucción total de 200 casas y los daños a otras 300, además de las cosechas perdidas y las tierras arrasadas.

Ahora, explica Chávez, es importante "la vinculación del CECOP con otros movimientos de dentro y fuera de Guerrero", para la reconstrucción comunitaria como alternativa de los pueblos en contra de la reubicación forzosa.

La nueva ofensiva del gobierno estatal, señala Rodolfo Chávez, ha conseguido revitalizar el movimiento y fortalecer la defensa del río y de sus comunidades.

www.desinformemonos.org

-.-

Celebra EZLN 20 años del levantamiento

Palacio Municipal, San Cristóbal de las Casas 1 de enero de 1994
Hermann Bellinghausen
La Jornada 21/12/2013

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) anunció que este 31 de diciembre celebrará el vigésimo aniversario de su levantamiento en sus cinco caracoles en las comunidades indígenas de Oventic, La Realidad, Morelia, La Garrucha y Roberto Barrios.

El subcomandante insurgente Moisés puntualizó en un breve comunicado que la fiesta será "abierta a todos, menos a la prensa".

El "aviso" se da a 10 días de dicha conmemoración, la cual será precedida por el segundo curso de la Escuelita zapatista, a realizarse en las comunidades rebeldes del 25 al 29 del presente. El tercer curso se efectuará entre el 2 y el 7 de enero de 2014.

“Les aviso que quienes solicitaron su registro para la Escuelita y recibieron la invitación, pero no alcanzaron a recibir su clave de registro para las vueltas de diciembre y enero, pueden pedir su registro directamente en el CIDECI, en San Cristóbal de Las Casas”, el 23 y 24 de diciembre, y primero y 2 de enero de 2014. "Si no alcanzan ninguna de las dos fechas pueden solicitar para las próximas fechas, cuando se hagan públicas", especifica el mando rebelde "desde las montañas del sureste mexicano".

Información relacionada:

Anuncian los zapatistas fiesta de aniversario en los cinco Caracoles.
 
(DOS AVISOS IMPORTANTES): Subcomandante insurgente Moisés

-.-

Carta a nuestr@s compañer@s del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Carta a nuestr@s compañer@s del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Sergio Rodríguez Lascano

Compañer@s:

Hace casi 20 años, nos despertamos con la noticia de que los indígenas mayas del estado de Chiapas se habían levantado en armas en contra del mal gobierno del inefable Carlos Salinas de Gortari. A partir de ahí, grandes movilizaciones y un diálogo no siempre fácil se desarrolló con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

De manera fundamental, una nueva generación salió entonces a las calles y se identificó con la rebeldía zapatista. Fueron ell@s los que marcaron una buena parte de las movilizaciones que se desarrollaron en esa primera fase de la lucha zapatista.

La insurrección zapatista del 1 de enero había cimbrado la conciencia nacional. Efectivamente, como dijo José Emilio Pacheco: “Cerramos los ojos para suponer que el otro México desaparecería al no verlo. El primero de enero de 1994 despertamos en otro país. El día que íbamos a celebrar nuestra entrada en el primer mundo retrocedimos un siglo hasta encontrarnos de nuevo con una rebelión como la de Tomochic. Creímos y quisimos ser norteamericanos y nos salió al paso nuestro destino centroamericano. La sangre derramada clama poner fin a la matanza. No se puede acabar con la violencia de los sublevados si no se acaba con la violencia de los opresores” (José Emilio Pacheco, La jornada, 5 de enero).

La izquierda mexicana y mundial se encontraba en ese momento en un aparente callejón sin salida. El 11 de noviembre de 1989, comenzaron a caer, como pinos de boliche, las llamadas “democracias populares” (República Democrática de Alemania, Checoeslovaquia, Hungría, Bulgaria, Polonia, Rumania, Albania). En 1991, la Unión de República Socialistas Soviéticas se “desmerengó” y, más allá de lo que cada quien pensábamos de ese proceso, lo que no se puede negar es que, en la práctica, su derrumbe abrió paso a la llegada de un capitalismo salvaje dirigido por una mafia criminal.

En América Latina, el 25 de febrero de 1990, los sandinistas pierden las elecciones y se inicia no sólo el proceso de despojo en contra de los campesinos nicaragüenses, lo mismo que el final del cooperativismo, sino que también se desarrolla una dinámica de corrupción entre los dirigentes sandinistas. Todavía pesaba que uno de los fundadores del sandinismo y figura emblemática de la revolución, Tomás Borge, hubiera realizado un libro-alabanza-libelo  —disfrazado de entrevista a Carlos Salinas de Gortari—  titulado “Dilemas de la modernidad”.

El 16 de enero de 1992, se firman los acuerdos de Chapultepec que ponen fin a la guerra en El Salvador, sin que una serie de demandas centrales del pueblo pobre se hayan conquistado, en especial, el derecho a la tierra. En medio de ese proceso, el señor Joaquín Villalobos (“dirigente” del FMLN), quien ya cargaba sobre sus hombros la terrible decisión de matar al gran poeta Roque Dalton, le entrega su AK-47 a Carlos Salinas de Gortari.

Después de esto, se buscó ubicar todo en el marco institucional, de la democracia representativa.Todos abogaban por una izquierda que se limitara a ser cliente respondón del Estado capitalista.

En medio de la euforia anticomunista y de los coloquios en los que se pregonaba el fin de la historia y la llegada de un nuevo orden mundial, alguien describió bien la época que vivíamos e hizo una afirmación que le dio sentido a nuestra necedad: Eduardo Galeano, quien escribió un texto memorable: “En Bucarest, una grúa se lleva la estatua de Lenin. En Moscú, una multitud ávida hace cola a las puertas de McDonald’s. El abominable muro de Berlín se vende en pedacitos, y Berlín Este confirma que está ubicado a la derecha de Berlín Oeste. En Varsovia y en Budapest, los ministros de Economía hablan igualito que Margaret Thatcher. En Pekín también, mientras los carros de combate aplastan a los estudiantes. El Partido Comunista Italiano, el más numeroso de Occidente, anuncia su próximo suicidio. Se reduce la ayuda soviética a Etiopía y el coronel Mengistu descubre súbitamente que el capitalismo es bueno. Los sandinistas, protagonistas de la revolución más linda del mundo, pierden las elecciones: Cae la revolución en Nicaragua, titulan los diarios.Parece que ya no hay sitio para las revoluciones, como no sea en las vitrinas del Museo Arqueológico, ni hay lugar para la izquierda, salvo para la izquierda arrepentida que acepta sentarse a la diestra de los banqueros. Estamos todos invitados al entierro mundial del socialismo. El cortejo fúnebre abarca, según dicen, a la humanidad entera.Yo confieso que no me lo creo. Estos funerales se han equivocado de muerto”.

(Eduardo Galeano: El niño perdido a la intemperie).

Invitación al XVI Aniversario de la masacre de Acteal

-.-

20/12/13

La revista “Nadie es ilegal” se presenta ante madres de migrantes desaparecidos

Con la caravana de madres “Emeteria Martínez” como invitada especial, defensores de derechos humanos, religiosos, activistas y lectores recibieron la publicación, que relata 18 historias de migración en el mundo.




Adazahira Chávez
Fotografías: Clayton Conn y Argelia Guerrero Rentería
Fuente: Desinformémonos

México, Distrito Federal. “No están solas”, exclamó el público en el auditorio del céntrico Club de Periodistas, a las madres de la caravana “Emeteria Martínez”, que recorren México en busca de sus migrantes desaparecidos. La presentación de la Revista Barrial “Nadie es ilegal”, de Desinformémonos, sirvió como pretexto para que integrantes de organizaciones sociales –como Brigada Callejera, la Alianza Mexicana de Organizaciones Sociales y el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra- y lectores de la publicación arroparan a las mujeres, este 9 de diciembre, bajo la mirada de los presentadores, monseñor Raúl Vera, Marta Sánchez (del Movimiento Migrante Mesoamericano), una representación de la caravana y las periodistas Daniela Pastrana y Gloria Muñoz Ramírez.

El obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López, señaló que las madres de la caravana son una luz “que pone bien en claro lo que hacen los gobernantes y los hombres del dinero” y señalan hacia dónde debe ir México. Calificó a los migrantes como “insurgentes que se rebelan ante la explotación”. El fraile dominico denunció que las reformas estructurales arrojarán más gente a la migración, y señaló que publicaciones como “Nadie es ilegal” inquietan, indignan y ayudan. “Gracias a Desinformémonos porque nos saca de toda la información que nos enajena”.

Marta Sánchez, quien acompaña a las madres en la caravana, agradeció a los periodistas que cuentan las historias de las madres, “y no sólo lo espectacular. Nos ayudan, reportean, son parte de nuestra seguridad y nos ayudan a buscar a la gente”, agregó. “Los medios y la comunidad son la garantía de que nuestras actividades tengan impacto y cobertura”.  Resaltó que en la revista se pueden ver retratas fielmente las palabras e imágenes de las madres.

Daniela Pastrana, integrante de Periodistas de a Pie, llamó a apoyar a Desinformémonos, “que hace un trabajo que muchos periodistas tratamos de hacer”. Relató cómo, desde el oficio de reportero, se vive la despersonalización de la pérdida de valor de la vida cuando, por ejemplo, a quienes trabajan la nota roja se les paga por cada nota sobre muertos o asesinados.

Gloria Muñoz Ramírez, directora de Desinformémonos, agradeció a los más de cien colaboradores que, con su trabajo “comprometido, más que voluntario”, hicieron posible la publicación –que se edita en español, portugués, francés, inglés, italiano, ruso y alemán-, dedicada a 18 historias de migrantes “en muchas partes del mundo, africanos en Francia e Italia, centroamericanos en México y mexicanos en Estados Unidos”, detalló.

Las madres en busca de sus hijos migrantes, con las fotografías de sus seres queridos –Jorge Alberto, William, José-, pintando canas y algunas con bastón, asintieron cuando los ponentes denunciaron lo que tienen que vivir las personas que atraviesan México para tratar de llegar al “sueño americano”, convertido ya en pesadilla, denunció una de las mujeres.

Anita Celaya, madre salvadoreña que perdió a su hijo hace 11 años, reclamó a las autoridades mexicanas y centroamericanas que no las entienden. Señaló que es duro venir a México y ver a los migrantes, porque no saben si sus hijos vivieron lo mismo “si los secuestraron, si los torturaron, si quedaron hechos pedazos, si los echaron en una bolsa negra, si están en una cárcel”. Las lágrimas asoman primero a los ojos de las integrantes de la caravana, y luego a los del público.

Rosa Nely Santos, hondureña, denunció la desatención de los cónsules de sus países, donde las llaman “viejas locas” por buscar a sus seres queridos. Damaris Ríos, de Guatemala, resaltó que la migración tiene dos caras, de quien se va y los que se quedan, esposas, madres y sobre todo, hijos afectados. En el tema “hay mucho que investigar y divulgar”, animó.
Con un ejemplar de la revista en las manos, y agradeciendo al público su apoyo, las madres continuaron su andar en búsqueda de sus hijos migrantes, desaparecidos en su camino al “sueño americano”.

Ligas
 

  


 -.-

Anuncian los zapatistas fiesta de aniversario en los cinco Caracoles


 DOS AVISOS IMPORTANTES.

19 de Diciembre del 2013.

Compañeras y compañeros:

Les escribe el Subcomandante Insurgente Moisés para darles de conocer dos avisos:

1.-  Les aviso que quienes solicitaron su registro para la escuelita y recibieron la invitación, pero no alcanzaron a recibir su clave de registro para las vueltas de diciembre y enero, pueden pedir su registro directamente en el CIDECI, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas:

Los días 23 y 24 de diciembre del 2013, para asistir al curso del 25 al 29 de diciembre del 2013, sea en comunidad o sea en el CIDECI.

Los días 1 y 2 de enero del 2014, para asistir al curso del 3 al 7 de enero del 2014, sea en comunidad o sea en CIDECI.

Si no alcanzan a ninguna de las 2 fechas, pueden solicitar para las próximas fechas cuando se hagan públicas.

2.- Otra cosa que les aviso es que la fiesta del 20 aniversario del alzamiento se realizará en los 5 caracoles zapatistas y es abierta a todos, menos a la prensa.

Es todo.

Desde las Montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.

Diciembre del 2013.


-.-

A 24 años de la invasión de Estados Unidos a Panamá

Escenas Reales de la Invasión de Estados Unidos a Panamá
(20 Diciembre de 1989)

Fuente: Zapateando


La madrugada del 20 de Diciembre de 1989, en vísperas de navidad, Panamá fue víctima de la peor masacre a manos de los Estados Unidos, durante la invasión militar que devasto poblaciones enteras y humildes como El Chorrillo, San Miguelito y Colón. Según George Bush, la operación denominada “Causa Justa”, sirvió para salvaguardar las vidas norteamericanas en Panamá y sacar a Manuel Antonio Noriega del poder; el saldo, miles de muertos y desaparecidos, en su gran mayoría civiles que nada tuvieron que ver con el gobierno. Muchos años después aún se desconoce una cifra precisa de víctimas. El hecho fue condenado por la comunidad internacional, sin embargo ello poco importó a los Estados Unidos que cerró todos los expedientes de norteamericanos señalados en violaciones de Derechos Humanos y desconoció una compensación justa a las victimas. Los gobiernos que siguieron después de la invasión poco caso han hecho a las victimas, por presiones y manipulaciones de la embajada norteamericana o por simple complicidad con ellos sin embargo, estos aún se mantienen en lucha por que se les conceda justicia y que se reconozca el 20 de Diciembre, día de Duelo Nacional en Panamá.

PROHIBIDO OLVIDAR (20/12/1989)
http://arisrodriguez.blogspot.com

-.-

19/12/13

Masacre de indígenas mixtecos por conflicto agrario. Oaxaca

Vehículo emboscado. Foto @Noticias
Fuente: Sipaz

El pasado 14 de diciembre, once indígenas de la población de Santo domingo Yosoñama, en la región de la Mixteca, fueron asesinados en una emboscada por personas desconocidas del poblado de San Juan Mixtepec, según denuncian las autoridades de la agencia municipal de Yosoñama.

El origen de la masacre parece encontrarse en el conflicto agrario que, por límites de tierras, enfrenta a las dos comunidades desde hace casi 70 años.

Dionisio Ventura González, comisario de bienes comunales de Santo Domingo Yosoñama, afirmó que la opción de la venganza está descartada pero exige justicia para las 11 personas asesinadas. Asimismo, ofreció diálogo para intentar resolver el conflicto.

Para más información:

Asesinan a 11 indígenas de Yosoñama por conflicto agrario (Noticias, 14 de diciembre de 2013)

Enfrentamiento deja 11 muertos en Oaxaca (Milenio, 14 de diciembre de 2013)

Exigen justicia habitantes de Santo Domingo Yosoñama (Noticias, 16 de diciembre de 2013)

La matanza en Oaxaca fue por tierras, señalan (La Jornada, 17 de diciembre de 2013)

“Hay muchos intereses en la zona mixteca” (El Universal, 17 de diciembre de 2013)

-.-

17/12/13

La guerra sucia en Chiapas sólo cambió de siglas

Los sobrevivientes de los ataques gubernamentales y paramilitares contra las comunidades indígenas recuerdan los agravios en su contra y reclaman justicia, en medio de un clima de miedo que no se fue nunca de Chiapas.
.

ZAPATEANDO / Desinformémonos

Susuclumil, Tila, Chiapas. Las voces que dan testimonio de los asesinatos, violaciones y desplazamientos contra los indígenas chiapanecos –lanzados por el gobierno para acabar con las bases de apoyo y simpatizantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)- resuenan en la zona Norte de Chiapas. La exigencia de justicia no se acaba, como tampoco el terror que ejercen los paramilitares desde hace ya 20 años.

Los sobrevivientes señalan, una y otra vez, a los perpetradores y a los autores intelectuales que les arrebataron vidas, casas, tierra y tranquilidad: Paz y Justicia (hoy bajo otras siglas), el ejército y el gobierno en sus tres niveles.

Los denunciantes pidieron conservar el anonimato porque aún hoy viven en medio de la militarización y la paramilitarización, la guerra sucia y la contrainsurgencia cotidiana. Sus palabras tocan un dolor vivo, la ausencia de justicia, la impunidad y la complicidad gubernamental con los paramilitares de Paz y Justicia (hoy bajo otras siglas, como la Unión General Obrero, Campesina y Popular, UGOCP). Se evidenció el vínculo institucional con los gobiernos federal, estatal y municipal, partidos políticos (especialmente el Partido Revolucionario Institucional, PRI), el ejército y la policía federal.

“Reunión para la justicia y la verdad” fue el nombre de la preaudiencia del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), en su eje “Guerra sucia e impunidad”, realizada el viernes 6 y el sábado 7 de diciembre de 2013 en Susuclumil, Tila, Chiapas. Víctimas de la guerra sucia contra los pueblos, emprendida por el gobierno mexicano después del alzamiento zapatista de 1994, presentaron testimonios sobre crímenes de lesa humanidad cometidos contra sus comunidades. Los testimonios fueron expresados en chol, tzotzil y tzeltal, y luego traducidos al español. Las palabras en castellano, del jurado y de algunos testigos, así como de integrantes del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), fueron traducidas al chol, idioma dominante en esta región del norte de Chiapas.

Zona Norte, castigada con desapariciones y asesinatos

Un hombre chol recuerda que los paramilitares de Paz y Justicia alcanzaron a su hijo y le dieron un disparo calibre 28, el 22 de febrero de 1998 a las 7 de la mañana. Los perpetradores, denuncia, son Carlos López, Samuel Sánchez y otro hombre de apellidos Vásquez Pérez, líderes de Paz y Justicia. “Quiero que se castigue con cárcel a los culpables. No hay reparación de daño, mi hijo no es negocio”, argumenta el indígena.

Otro hombre narra que su sobrino fue asesinado el 17 junio de 1996, en Masojá Shucjál. Fue emboscado y le dieron ocho balazos. Los señalados como culpables son, otra vez, los integrantes de Paz y Justicia. El joven herido, simpatizante zapatista, murió a consecuencia de las heridas. El tío señala como responsables intelectuales al presidente municipal de Tila, a la policía estatal y al ejército, y exige castigo para los responsables.

Una mujer expresa que no olvida la muerte de su esposo. Lo recuerda noche y día, señala, en la tristeza de sus hijos. Fue emboscado en su milpa en 1996. Ella sigue resistiendo a los partidos políticos, y su derecho a la tierra es violado, pues su solar está invadido por paramilitares. Como es mujer, las autoridades no la toman en cuenta, explica.

Una mujer chol testifica que a su papá lo descuartizaron con un machete. Ella, su mamá y su bebé de brazos lograron huir, hasta que de madrugada pudieron regresar. A raíz de todo lo que vivió, explica, entró en una crisis en la que aún vive. Otra joven también vio morir a su padre. Comenzaron los disparos y se escondió en el monte, junto con su hijo, cruzaron monte y potrero y terminaron saliendo por Usipá para ir a Salto de Agua. Tiempo después bajaron a El Limar a denunciar al Ministerio Público (MP). Y vino la impunidad: uno solo de los asesinos (Domingo Montejo Pinto) pasó un tiempo en la cárcel, pero salió. Los demás quedaron libres.

Una estudiante de la secundaria de Tila recuerda la desaparición forzada de su padre. “Dijeron que mi papá estaba muy grave, eso fue el 20 agosto de 1996”, relata. Se dirigió a su comunidad en una camioneta con un chofer. Cuando llegaron a la curva de Miguel Alemán, les dijeron que no podían pasar porque había muchos paramilitares. Argumentó que no le harían nada. Ahí estaban Diego Vázquez y Nicolás Gómez, dirigentes de Paz y Justicia. “Ese día se desapareció. Hasta ahora no sabemos su paradero”, indica.

Un hombre denuncia la desaparición de su sobrino: “Lo agarraron el 30 de septiembre de 1995 en El Crucero, Tila. Hasta la fecha no se ha encontrado el cadáver de mi sobrino. En 1995 hicimos la demanda, cuando desapareció. La mandamos al MP, pero no hizo caso. El asesino sigue viviendo en la comunidad de Crucero. Nadie lo ha mandado a la cárcel, ni el gobierno municipal, estatal ni federal. Es parte del grupo paramilitar Paz y Justicia”.

Otro testimonio deja claro que el dolor de las víctimas y la impunidad de los paramilitares son las constantes: Regresaba de la visita del suegro, intentaron visitar al papá de su esposa. No los dejaron pasar a El Crucero. A la señora también la golpearon y logró huir. Ese mismo día se enteró la comunidad. “Yo fui y tuvimos que caminar para llegar a Tila y la señora estaba en la calle, llorando. El 5 de octubre fuimos a presentar la denuncia al Ministerio Público. Abrieron una averiguación previa y los judiciales sólo dieron aviso a los agresores para que se fueran”.

El uso de armas de fuego es corriente y las agresiones no son investigadas ni sancionadas: “El 14 de septiembre de 1995, como a las 11:30 de la mañana, el abuelo fue emboscado a kilómetros de Uncipá. Cuando regresamos a su casa, había recibido varios balazos”. Perpetradores: miembros del grupo Paz y Justicia. No se han presentado avances en la investigación. Por el contrario, el gobierno busca criminalizar a las comunidades zapatistas: “Cualquier cosa, si es robo o algo, nos echan la culpa. Dicen que (fueron) los zapatistas, se lavan las manos, y ellos quedan libres. Los ministerios públicos lo aceptan porque son cómplices”, señala otro hombre.

“Nuestra culpa, ser bases de apoyo”

Algunos testimonios son de bases zapatistas. Narraron la guerra contra ellos: “Nuestra culpa es ser bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Por eso nos desplazaron de esta comunidad, es el gran sufrimiento que tuvimos, el miedo y el terror con Paz y Justicia. Lo que quiero hoy es la verdad, yo no vine a mentir. Conocemos los autores intelectuales. Vengo a solicitar justicia. Cuando reclamamos con el gobierno, en aquel tiempo, no nos hacía caso, porque el gobierno tenía control militar y paramilitarización. Entonces las dependencias del gobierno donde acudimos no nos atendían, no nos hacían caso. Por eso en nuestro dolor seguimos reclamando justicia”.

Quien presenta el testimonio del desplazamiento recuerda que no tuvieron casa, comida, ni ropa. Todo quedó en la casa. “Ahorita no lloramos, pero en aquel momento sí. Gracias a dios estamos vivos”, exclama. “Hoy más que nunca no vamos a olvidar. Este sueño sigue soñando mi sufrimiento. Sigue viendo lo que pasó, porque en ese tiempo era yo muy niño, pero sigo viendo la historia”.

Los indígenas, en un ejercicio de memoria, denuncian la filiación institucional de la guerra sucia: “En 1994 hubo el levantamiento y nos unimos a apoyar. Entre febrero y marzo de 1994 fuimos a las marchas a decir: No a la guerra, sí al dialogo. Entonces las autoridades del comisariado nos empezaron a ver, y mandaban la información al ayuntamiento. Estaban en comunicación con el municipio para ver quiénes somos, dónde vivimos, donde estamos, dónde están nuestras parcelas”.

El hombre acusa que “en marzo de 1995 se constituyó (por el presidente municipal) Paz y Justicia. Se hizo esta organización porque los priistas no estaban de acuerdo con nosotros: nosotros queríamos un cambio, que no haya injusticia, que haya igualdad, pero el gobierno nunca nos escucha. Ésa es la culpa por la cual nosotros fuimos desplazados”.

Las voces de los desplazados señalan que los planificadores gubernamentales “tenían bien planeado nuestro desplazamiento. En agosto de 1995, en reunión con ejidatarios, se tomó el acuerdo. Los que no eran Paz y Justicia se tendrían que ir, para rendir las tierras. Acá hay una comunidad en Crucero, de los 80 salieron casi la mitad de la comunidad”. Los métodos de contrainsurgencia incluyen quema de casas: “Toda la pertenencia quedó y vimos cómo nos estaban quemando la casa. Para salvar la vida nos tuvimos que desplazar. Las pertenencias, la cosecha, todo se perdió. Durante la estancia en Masojá Shucjá, nos prestaron parcela para poder mantener a la familia”.

El hombre da cuenta del terror provocado por las acciones gubernamentales. “Tuvimos que salir porque llegó noticia de que viene seguridad pública, que van a balacear, que van a acabar con las bases de apoyo. En ese momento éramos mayoría. Un representante de Paz y Justicia nos dijo que el gobierno iba a acabar con las bases. Todos tuvimos miedo, pues empezaron a salir los Paz y Justicia. Buscaron pretexto para sacarnos. Ahí quedaron contentos en nuestra comunidad y nosotros desplazados en Jomajil. Salimos cuatro meses y llegamos terminando el mes de octubre”.

Las consecuencias del desplazamiento, refieren, van más allá de tener que abandonar el hogar temporal o definitivamente. “No teníamos libertad de tránsito. Vivíamos con miedo. Había Paz y Justicia, federales, seguridad pública. Los de Paz y Justicia tomaron la escuela primaria. Ahí estuvieron cuatro meses, acompañados del ejército federal y la policía. No los llevaron a la cárcel. Al contrario, los protegió la policía”.

Paz y Justicia, protegidos

La violencia paramilitar era alta antes de la conocida masacre de Acteal, en 1997. Quienes la vivieron recuerdan que un hombre fue asesinado y “colocado allí con un arma para decir que era parte del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Cuando fuimos al MP nos dijeron que era del EZLN porque tenía arma y cartuchos. Pero en ese tiempo no teníamos electricidad, Rogelio fue a cargar electricidad y por eso salió. No éramos los únicos con esos problemas, también Nuevo Limar y Nuevo Palenque”. En esta zona operó Paz y Justicia.

“Vimos que el gobierno dio armas y protegió a Paz y Justicia. Nosotros, como grupo de desplazados, nunca tuvimos justicia. No tuvimos libre acceso a nuestras comunidades. En el año 2001 vimos que no era sólo Tila, también eran la Zona Alta y Media (Tumbalá, Salto de Agua y Tila). Vimos que había otros representantes luchando por la libertad y por el retorno a sus comunidades”, recuerda uno de los habitantes. En Nuevo Limar, municipio de Tila, el 14 de julio comenzaron las amenazas de los paramilitares. “Rodearon las casas donde vivimos y estuvimos 15 días encerradas. El 30 de julio comenzamos salir. Como hubo un apagón aprovechamos para irnos”.

El 10 de agosto hubo una reunión clandestina de Paz y Justicia, que ya controlaba la comunidad. “Hacían amenazas y guardias nocturnas, porque decían que vienen los enemigos que son los zapatistas. Decían así para espantar y confundir a la gente. Los paramilitares de guardia estaban con uniformes de color negro, como policías, y realizaron disparos y patrullajes con microbuses y camionetas, secuestros y desapariciones. Los autores intelectuales fueron Diego Vásquez Pérez y Sebastián Vásquez Pérez, comandantes paramilitares regionales de la zona baja. Entre los autores materiales: Domingo Pérez Parsero, agente municipal”, denuncian.

Una vez establecido el ejército en Nuevo Limar, “los de Paz y Justicia lo llevaban a patrullar a otras comunidades como Zapata, Cruz Palenque, Miguel Alemán y otras. Cuando regresan, traen ganados, mercancías, ollas, vienen robando las tiendas y láminas. Esto lo vi con mis propios ojos. Los militares regalaban despensa, azúcar y frijol sólo a los de Paz y Justicia”, continua el hombre.

Los paramilitares “cambiaron de organización y dicen que nos andamos metiendo en las comunidades. El gobierno dice que no son necesarias las medidas cautelares porque ya hay paz, porque está la ONU (Organización de las Naciones Unidas). UGOCEP es una organización que no entiendo cómo está, pero son miembros de Paz y Justicia. Se van cambiando de nombre, pero son los mismos”, establece el testigo.

Los denunciantes señalaron que la masacre de Acteal es un crimen de Estado, “porque fue una orden desde gobierno federal, estatal y municipal”, encabezados entonces por Ernesto Zedillo, Julio César Ruiz Ferro y Jacinto Arias Cruz, respectivamente. “El presidente municipal, en 1997, convocó a sus agentes rurales, ancianos y caciques para explicar que el gobierno dijo que no puede ser vencido por los zapatistas”, y que si estos crecían, derrotarían a los caciques, señala el hombre. Empezaron a formar jóvenes como grupos paramilitares, entrenados por los militares.

El testigo recuerda que los muchachos entrenados “se vistieron de azules, como los de Seguridad Pública. Algunos son ex militares y ex seguridad pública, por eso es una orden del gobierno, es crimen del Estado”.

En 1994 Las Abejas decidieron apoyar a los zapatistas. En respuesta, los caciques y el presidente municipal el PRI iniciaron “la guerra sucia, aunque no tenemos armas (dijeron que) somos zapatistas. Fue una preparación de la masacre. Empezó la quema de casas, robo, cooperación para más armas. Pero no aceptamos para acabar con los compañeros. No nos unimos y, al ver que no aceptamos, empezó el desplazamiento”, recuerda un integrante de la organización civil.

El 22 de diciembre, cuando Las Abejas llevaban dos días de ayuno y oración, “se oyeron tiroteos. Antes de eso andaba patrullando la seguridad y así comenzó la masacre. Los que estaban en ayuno se escaparon. Donde había un arroyito, llegaron los paramilitares y empezaron a tirar las balas y 45 quedaron muertos, y a cuatro mujeres estaban embarazadas les sacaron a cuchillazos a sus bebés”. La vigilancia de los paramilitares sobre Las Abejas continuó después de la masacre.

Detuvieron a 87 paramilitares, “pero el gobierno fue soltándolos, por menor de edad y avanzada edad, sin avisar. Los paramilitares no sólo eran de Chenalhó”, denuncian. A los paramilitares, “los liberaron bajo fianza. Recibieron dinero, casa, tierra. Hasta el gobierno dio orden de vivir en Chenalhó”.

Viejo Velasco, crímenes y ofensas

Lázaro Sánchez, del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) hizo un resumen sobre la masacre de Viejo Velasco. El 13 de noviembre de 2006, a las 6 de la mañana, llegaron cerca de 40 personas acompañadas de personal de uniforme negro y azul, con armas de uso exclusivo del ejército. Algunas personas corrieron hacia las casas, se introdujeron y asesinaron a una mujer. Secuestraron a Petrona, y la subieron a un vehículo hacia Nueva Palestina. Sus captores vieron que estaba enferma y le inyectaron algo. Al ver que no se recuperaba, la llevaron a otra casa y no se compuso. Fue encontrada el 14 de noviembre, pero después falleció. Fueron desplazados 20 hombres y tres mujeres, y también hay desaparecidos.

A petición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Estado respondió que llevó a cabo un operativo en Viejo Velasco, con 300 elementos de la policía sectorial. En 2007 una comisión hizo recorrido y encontraron dos osamentas. Dieron aviso para el levantamiento. En 2008 acudió a un equipo argentino de antropología forense y dictaminó que el levantamiento fue deficiente. El Estado entregó otras osamentas, lo cual fue denunciado. Luego entregaron los restos en cajas de computadoras, para que recibieran sepultura. A consecuencia de los hechos, fueron detenidas varias personas y continúan sin ejercerse algunas órdenes de aprensión.
-.-


Ligas

Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP)
El TPP, un espejo que le dice a la gente que es verdad lo que viven y que tiene razón en su lucha

16/12/13

Desinformémonos 123

Periodismo desde abajo


Reportajes México

El desastre que traerá la reforma energética
ADAZAHIRA CHÁVEZ

De Pase Libre a PosMeSalto 
JAIME QUINTANA GUERRERO

La desobediencia viaja en Metro 
DESINFORMÉMONOS

Los vagoneros del metro, los otros damnificados de Mancera 
JAIME QUINTANA GUERRERO


Control social a través de las leyes en la capital de México 
JAIME QUINTANA GUERRERO

La guerra sucia en Chiapas sólo cambió de siglas 
ZAPATEANDO

Un mural borrado y una lucha que camina 
MAYRA IRASEMA TERRONES MEDINA
FOTOS: FPDT


La revista “Nadie es ilegal” se presenta ante madres de migrantes desaparecidos 
ADAZAHIRA CHÁVEZ
FOTOGRAFÍAS: CLAYTON CONN Y ARGELIA GUERRERO RENTERÍA



Reportajes Internacionales

“Si hay algo irreversible, es la resistencia”: movimiento No-Tav en Italia 
LUCA GIACOMELLI, DIANA CORTESE Y ALEJANDRO GONZÁLEZ LEDESMA

Una pequeña aldea rumana contra el fracking y un general estadunidense 
REVOLUTION NEWS

La lucha de dos proyectos de educación se dirimirá en una huelga 
CHRISTOPHER ZIMMERLY-BECK Y MEREDITH REESE


Colombia: terror y agronegocio para desplazar y encubrir 
FLIP, PUEBLOS EN CAMINO



Imagina en Resistencia

Redes sociales para el cambio en África  
REBECA MATEOZ HERRAIZ/ PERIODISMO HUMANO



Fotoreportaje

Los mineros de los pueblos olvidados en Ucrania  
FOTOGRAFÍAS: SASHA MASLOV, SASHAMASLOV.COM
TEXTO: SASHA MASLOV, DESINFORMÉMONOS
MÚSICA: DAKH DAUGHTERS, “ROZY/ DONBASS”
PRODUCCIÓN: DESINFORMÉMONOS



Audio

Las madres de migrantes, con esperanza de justicia  
DESINFORMÉMONOS
FOTO: CLAYTON CONN 



--   
________________________________________________________
http://www.desinformemonos.org
skype: desinformemonos
________________________________________________________

"...desinformémonos hermanos
hasta que el cuerpo aguante
y cuando ya no aguante
entonces decidámonos
carajo decidámonos
y revolucionémonos."
Mario Benedetti
-.-

Mineras y Gobierno de Guerrero VS Comunidades Organizadas (CRAC-PC y UPOEG).

"Historia de cómo se intenta romper, corromper y combatir a la resistencia popular para imponer la minería o cualquier otra industria en territorio comunitario".

Más información sobre la CRAC-PC

-.-

Ejidatarios choles de Tila denuncian intromisión en tierras

"Gobierno gestiona empresas turísticas"

Campesino de Tila carga su cosecha de maíz · Foto Moysés Zúniga Santiago
Hermann Bellinghausen
La Jornada 16/12/2013

Ejidatarios choles de Tila, adherentes de la Sexta declaración de la selva Lacandona, denunciaron que el gobierno, en sus tres niveles, gestiona empresas turísticas "contrarias al interés" de los pobladores. El viernes 13, refieren los indígenas, un grupo de técnicos fue sorprendido realizando "trabajos de investigación", sin autorización de la asamblea general de ejidatarios en la comunidad Río Grande, anexo del ejido Tila.

También denuncian que efectivos del Ejército están adiestrando a policías municipales en la vía pública, "desestabilizando el orden público y a la sociedad", y temen nuevas acciones represivas.

El topógrafo José Zambrano Solís, quien se dijo docente de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) en Tuxtla Gutiérrez, y dos colaboradores suyos, se ostentaron como “comisionados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y por el rector de la Unicach, Roberto Domínguez Castellanos. Los ejidatarios refieren que el técnico se comportó amenazadoramente, "diciendo que no tiene miedo, porque cuenta respaldo de los tres niveles de gobierno" y además, "es conocido por dondequiera y lo comisiona su patrón".

Los ejidatarios señalan: "las anomalías de los malos gobiernos que entran sin permiso en nuestras comunidades, pueblos y ciudades" (el ejido Tila incluye un casco urbano). Acusan a los funcionarios de "hacer a un lado" a las autoridades tradicionales "nombradas por el pueblo, sin importarles quiénes y de dónde somos". Y sostienen: "Nosotros nacimos de esta tierra, conocemos nuestros ríos, bosques y recursos naturales, patrimonio de nuestros padres y abuelos, quienes habitaron y siguen aquí con nosotros en su espíritu. Responsabilizaremos al gobierno federal, estatal, municipal, la Conagua, la Unicach y al ingeniero Zambrano Solís de cualquier represión, intimidación y hostigamiento".

Alertan de posibles "falsas demandas y órdenes de aprehensión" contra "los compañeros y compañeras, niños y niñas que están en defensa de sus patrimonios ancestrales, de acuerdo con el artículo 14, 16 y 2 de la Constitución y el Convenio 169 de Organización Internacional del Trabajo".

Denuncian también al ingeniero agrónomo Carlos Domingo Sánchez Martínez, originario de la comunidad de Cantioc, y empleado del ayuntamiento de Tila, “quien ha estado hostigando e intimidando a nuestros compañeros de la Sexta de Cantioc y compañeros ejidatarios del anexo Río Grande del ejido Tila”.

Los órganos de representación de los ejidatarios adherentes de la Sexta advierten que defenderán "todo lo que nuestros padres nos dejaron, y no nos dejaremos vencer".

-.-

15/12/13

Corazón del cielo, corazón de la tierra

Corazón del cielo, corazón de la tierra

Documental de
Frauke Sandig y Enrico Black

Octubre / 2011. 98 min. En español.

El documental acompaña a seis jóvenes maya en su vida cotidiana, sus ceremonias y su resistencia frente a los peligros que acechan a su cultura y su entorno. Narra sus historias que no sólo son personales y entrañables, sino que constantemente se sumergen en temas universales.



¿Cómo acabará la historia? ¿Se desbordarán los océanos?
¿Se desmoronará el cielo sobre nuestras cabezas, cuando se haya cortado el último árbol? En su calendario, los mayas no describieron una profecía, sino el término de un ciclo.

Aparentemente todo esto no tiene que ver nada con nuestra cultura o nuestra forma de entender el mundo, pero tiene resonancias en la realidad que nosotros conocemos y tememos: nuestro frágil planeta y con él toda vida es destruido a una velocidad vertiginosa, mientras nosotros a penas hacemos nada por detener ese proceso.

El final del calendario maya ya es parte de nuestra mitología mediática. Pero para llegar al fondo de nuestras miserias no es necesario acudir al esoterismo. La patria de los casi nueve millones actuales de mayas en México y Guatemala es un microcosmo perfecto para mostrar como la irrefrenada globalización destruye la Tierra y a los pueblos indígenas con drásticas consecuencias para todos nosotros.

100 festivales del cine, 15 premios.

First Prize, Planet in Focus Festival Toronto (Best International Feature),
Premio Pukañawi, International Film Festival of Human Rights Bolivia,
Audience Award, German Nature Film Prize,
Best Documentary, Best Cinematography, 2nd Teueikan Prize Montreal First Peoples Festival,
Silver Chris Award Columbus International Film Festival,
Best Directors Baikal International Film Festival PEOPLE AND ENVIRONMENT,
Special Mention FIDDH, Geneva
Special Mention DERHUMALC, Buenos Aires
Special Mention, DOCS DF (Best international Feature)
Dreamspeakers Film Festival Canada, Best Documentary
People's Choice Award Cowichan Aboriginal Film Festival,
FESTIVALS:
Dok Leipzig, IDFA (Masters Section), Havana IFF, Thessaloniki DFF, Planete Doc Warsaw, FIFDH Geneva (Special Jury Mention), Muestra de Cine Memoria,Verdad y Justicia, Guatemala (Opening Film), Vancouver International Film Festival, Cine LatinoToulouse, Margaret Meed Film Festival, Documentarist Istanbul, Guanajuato International Film Festival, DERHUMALC Buenos Aires (Special Jury Mention), DOCS DF (Special Mention), Planet in Focus, Toronto, Reel Awareness Festival Toronto, Deutsches Naturfilmfestival (Audience Award), Arlington IFF (Opening Film), Cinema Politica, Divine Interventions
-.-

Corazón del cielo, corazón de la tierra … un verdadero poema fílmico.


Javier Molina
La Jornada
, Morelos


El documental hace recordar el primer fragmento de Heráclito de Efeso: “Todo es uno”. La unión del uno en el todo, el alma de la naturaleza, y la cosmovisión de los mayas, donde todo es sagrado y está unido entre sí. Ahora, al fin y al principio de un nuevo ciclo en la cuenta larga del calendario maya, los cineastas hacen notar que “la patria de los casi 9 millones actuales de mayas en México y Guatemala es un microcosmos perfecto para mostrar cómo la irrefrenada globalización destruye la Tierra y los pueblos indígenas con drásticas consecuencias para todos”. En una secuencia vemos al comandante David, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, pronunciando estas palabras en un festival realizado en Oventic: “Nosotros, los zapatistas, tenemos la obligación de hacer algo y no permitir que los ambiciosos de poder y de dinero acaben con la naturaleza y con la vida de la humanidad. “Si nosotros no hacemos nada, los poderosos, los malos gobiernos y los neoliberales no van a parar sus planes de destrucción y de muerte.” El fin del gran ciclo del calendario maya en 2012 es usado en la película como metáfora para hablar del fin de la selva, del maíz, del agua limpia. Afirma Frauke Sandig: “2012 no es el fin del mundo, pero es tiempo para cambiar”.
+


Indie Rocks, México

Con un excelente trabajo de cámaras y una edición magistral, Corazón del Cielo, Corazón de la Tierra (Herz des Himmels, Herz der Erde, 2011), explora el pensamiento de la cultura maya contemporánea, enfocándose en los Lacandones de la selva chiapaneca y otros indígenas de Guatemala. El sabio pensamiento de los mayas afirma que uno es parte de todo y viceversa; los árboles, animales, ríos y océanos son un mismo ente, un tipo de Gestalt ambiental unida por la fibra de la vida. En ese contexto se ubican a ellos también y no entienden la manera de pensar de los “blancos”, que “ven todo separado”; esta ausencia de sentimiento de pertenencia es lo que los lleva a lastimar su entorno.
+