26/1/14

Palabras de las mujeres, hombres y niños de ejido Puebla a la Embajada Francesa


Fuente: Pozol Colectivo

“La violencia fue subiendo y escalando hacia nosotros, hemos denunciado las agresiones de que somos objeto, hemos resistido las provocaciones sin violencia, en varias ocasiones hemos tenido pláticas con el gobierno pero solo quiere que firmemos minutas de acuerdos, sin respuesta concreta a los puntos mencionados, solo se administra el problema.

Hoy llevamos nueve días en el corte de café, mañana se cumplen los diez días, por lo que nuevamente regresaremos al campamento de Acteal como desplazados, por no haber respuesta concreta del gobierno del estado a nuestras demandas, llevando con nosotros nuestro café, para vender y con eso sostener a nuestras familias, regresaremos a nuestras casas hasta que el problema este resuelto y que los puntos planteamos sean atendidos por el gobierno federal, estatal y municipal quienes ya tienen a su conocimiento”.


Ejido Puebla, Municipio de Chenalho, Chiapas; México

26 de enero de 2014

A la Embajada Francesa
A Gobierno Federal, Estatal y Municipal.
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la sociedad civil nacional e internacional

Hermanos y Hermanas de la embajada; gracias por invitarnos a este espacio y poder dar nuestra palabra como desplazadas y desplazados del ejido Puebla, Municipio de Chenalhó, Chiapas.

Después de 38 años en uso de nuestra ermita católica del ejido Puebla, el 12 de abril del 2013 por acuerdo de las 32 familias creyentes de dicha religión católica, la demolimos para volver a reconstruirla porque ya estaba en malas condiciones, el techo estaba cayéndose en pedazos representando un riesgo para los creyentes. Desde esa fecha las autoridades encabezadas por el comisariado ejidal de Puebla, comenzaron muchos nuestros problemas. Y desde esa fecha informamos al gobierno para buscar solución.

El problema se agravó, al grado de que cinco familias salieran desplazados a San Cristóbal de Las Casas.

El 18 de julio destruyeron dos casas que eran parte de la ermita, una cocina comunitaria y una bodega para guardar herramientas de albañilería y materiales de construcción. El 20 de julio fueron encarcelados tres de nuestros compañeros; Juan, Mariano y Luciano, falsamente acusados de envenenar el agua que abastece el ejido Puebla, al no haber ningún delito en su contra fueron liberados a los tres días ya que nunca hubo envenenamiento.

Mientras tanto nosotros iniciamos una investigación ante la Fiscalía Especializada en Justicia Indígena, por el delito de despojo, hasta la fecha sin avances. El 20 de agosto las cinco familias intentaron retornar a Puebla, acompañados por organizaciones civiles, les llevaban flores y los recibieron con piedras y al no haber condiciones para entrar a la comunidad las cinco familias regresaron a San Cristóbal.

Posteriormente el 21 de agosto el Párroco Manuel y gente del gobierno estatal acudieron a Puebla para ver en qué situación se encontraban los católicos ya que las agresiones y la tensión iban en aumento, pero aun antes de llegar a la casa done se encontraban reunidos los católicos, fue amenazado, golpeado y después encerrado en una letrina durante cinco horas, se inició una investigación por secuestro, hasta el día de hoy no hay avances.

La violencia fue subiendo y escalando hacia nosotros, hemos denunciado las agresiones de que somos objeto, hemos resistido las provocaciones sin violencia, en varias ocasiones hemos tenido pláticas con el gobierno pero solo quiere que firmemos minutas de acuerdos, sin respuesta concreta a los puntos mencionados, solo se administra el problema. El 23 de agosto de 2013 vimos que no teníamos condiciones de seguridad, las amenazas y las provocaciones eran constantes, por eso con mucho sufrimiento decidimos abandonar nuestras casas. Como pudimos, salimos huyendo dejando nuestras pertenencias y solo con la ropa que llevábamos puesta, unos caminamos por las veredas en horas de la noche, otros salimos de día y poco a poco nos fuimos juntando desplazados en la ciudad de San Cristóbal. Para muchos de nosotros esta es la segunda vez que salimos desplazados la primera vez ocurrió en 1997 a 2001 debido a las agresiones de los paramilitares del ejido Puebla y de la región.

Nuestros hermanos de la Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal nos dieron refugio en el campamento de los desplazados, lugar de muchas historias de desplazamientos y lugar donde masacraron a 45 y 4 que no nacían personas pertenecientes a la Sociedad Civil Las Abejas, cuando se encontraban rezando por la paz, también eran desplazados, así terminaron sus vidas de hombres, mujeres, niñas y niños.

Han pasado cinco meses y seguimos desplazados y al no tener otra fuente de ingreso para alimentar a nuestras familias decidimos regresar a nuestras parcelas, nuestros hermanos del Frayba nos ayudaron convocando a observadores nacionales e Internacionales para crear juntos condiciones de seguridad y juntos, observadores defensores de derechos humanos y miembros de la parroquia salimos a la comunidad para cortar nuestro café durante diez días del 17 hasta el 27 de enero de 2014.

Al llegar a nuestras casas las encontramos allanadas, robadas, como también mucha perdida de los frutos de nuestro café porque se le paso el tiempo y se perdió.

Durante el tiempo que hemos estado en el corte de café hemos recibido amenazas y agresiones tenemos una lista de estos hechos, haciéndole del conocimiento al ministerio público en turno (que mandó el gobierno a la comunidad del 17 al 27 de enero) de las amenazas y de las agresiones, como también se la dimos a conocer al gobernador el día 22 de enero en su visita a nuestro ejido.

Hoy llevamos nueve días en el corte de café, mañana se cumplen los diez días, por lo que nuevamente regresaremos al campamento de Acteal como desplazados, por no haber respuesta concreta del gobierno del estado a nuestras demandas, llevando con nosotros nuestro café, para vender y con eso sostener a nuestras familias, regresaremos a nuestras casas hasta que el problema este resuelto y que los puntos planteamos sean atendidos por el gobierno federal, estatal y municipal quienes ya tienen a su conocimiento.

Puntos planteados:

1.- Reparación de daños.
2.- Restitución del predio de la ermita
3.- Aplicación de la ley, por los delitos denunciados

A ustedes hermanos de la embajada Francesa, esta es nuestra palabra humilde de mujeres, hombres y niños del ejido Puebla, seguiremos buscando la solución y creando condiciones de seguridad para un retorno digno a nuestras casas.

Atentamente
Representante de los desplazados del ejido PueblaFrancisco López Santis       Nicolás Cruz Pérez
-.-

No hay comentarios: