3/6/14

Los “Escuchas”

Sólo el oído atento puede escuchar.

(…)Hay que aprender a dirigir la mirada, la escucha debe encontrar el rumbo que la haga fértil.”

Subcomandante Insurgente Marcos.


Fuente: CML-DF

San Cristóbal de las Casas, Chiapas a 30 de mayo de 2014.- TODAS Y TODOS SOMOS MEDIOS LIBRES: “A través de ustedes nos escuchan y miran.”

Pero… ¿Qué es un medio libre? El medio libre, independiente, alternativo, autónomo o como se llame, es el vecino que toca la puerta del otro vecino para comunicar algo. Es la niña que ve una injusticia y la denuncia de inmediato, es el joven que ve que un policía está atacando a un ciudadano y toma la foto y la sube a Twitter. Son las fotos de todas las personas que estuvieron en ése momento, en ése lugar. Es la llamada telefónica que le hizo el compañero a la compañera para informar. El medio libre es la comunicación. El medio libre es quien toma la herramienta de locución para decir algo.

Cada una y uno de nosotros puede comunicar, desde lo que vemos y sentimos, y así podremos romper el cerco informativo: desde abajo y a la izquierda.

En el último comunicado del SCI Marcos nos llama: “meros espectadores, es decir: consumidores pasivos”. Lo que me lleva al recuerdo del libro “Ante el dolor de los demás” (2004) de Susan Sontag: “En cada caso, lo espeluznante nos induce a ser meros espectadores, o cobardes, incapaces de ver. Los que tienen entrañas para mirar desempeñan un papel que avalan muchas representaciones gloriosas del sufrimiento.”

Para que ésto no suceda, una de la tarea de los medios libres, alternativos, independientes, autónomos o como se llamen, es darle un enfoque a lo que se está comunicando. ¿Qué es lo que queremos decir? ¿A quién se lo estamos diciendo? ¿Cómo se lo queremos decir? ¿Qué queremos lograr cuando ya lo digamos, como queremos y a quienes queremos decirlo? ¿Con qué finalidad comunicamos?

¿Qué es lo que nos hace diferentes de los medios de paga?

“El sistema entero, pero sobretodo sus medios de comunicación, juegan a construir famas para luego destruirlas si no se repliegan a sus designios. Su poder residía (ya no, han sido desplazados por las redes sociales) en decidir qué y quién existía en el momento en que elegían qué nombraban y qué callaban.” ENTRE LA LUZ Y LA SOMBRA. SCI Marcos, 24 de mayo de 2014, La Realidad, Chiapas.

Los medios, no sólo somos un grupo de colectivos, en los cursos de “La Libertad Según L@s Zapatistas” fueron las Bases de Apoyo Zapatistas (BAZ) los medios que comunicaron una realidad aparte. Durante las movilizaciones en la Ciudad de México el último año, fueron quienes presenciaron los arbitrarios arrestos deliberados de compañeras y compañeros quienes luego informaron a las agencias, grupos y colectivos los nombres y los sucesos.

Nosotras y nosotros, como medios libres, tenemos el compromiso y la responsabilidad de comunicar con veracidad y datos fidedignos lo que está ocurriendo o lo que ya ocurrió. Para que las y los demás se enteren de la verdad de las cosas, no de la manipulación de información para entonces llegar a la manipulación de masas, como lo hacen los medios masivos con todas sus herramientas (los noticieros de televisión, las telenovelas, los comerciales televisivos, de radio y en carteles, las canciones pop, los periódicos amarillistas, las revistas, etcétera). Nosotras y nosotros como puentes de comunicación alternativa a todas éstas, formamos parte de la batalla contra el capitalismo neoliberal y el patriarcado, ya que estamos tratando de romper uno de los cercos más blindados de éste: el informativo.

Reconocernos a nosotras y nosotros mismos como parte de un todo que trata de liberarse a través de la verdad, nos convierte en herramientas de lucha y resistencia. En medio de la guerra, hay que estar atentos, alertas y preparadas y preparados para lo que se venga y lo que se viene.

El papel de los comunicólogos no es de alto rango, no se necesita ser “profesional”, esos términos y esa metodología piramidal que se utiliza en las instituciones académicas para enseñar el “verdadero y legítimo periodismo” no es a lo que los medios libres se refieren. Tampoco se trata de ver quién saca la nota más rápido y con más eficacia o quién tiene la exclusiva de qué. La tarea de los medios libres es la de ser medios, puentes, caminos, senderos de diálogo. Informar a las y los que han perdido la fe en los medios masivos y comerciales, superar retos de lugares que parecieran atascados en la lejanía de lo actual, brincar la malla que nos han puesto alrededor para no enterarnos de la verdad. Por eso, todas y todos somos los medios libres. Por nosotras y nosotros la gente se enterará de lo que en realidad está sucediendo.


Toma los medios. Haz los medios. Sé los medios.

Rompámos el cerco informativo, desde abajo y a la izquierda.

Y mirando con el corazón, para poder escuchar los susurros y elevar el grito colectivo.

-.-

No hay comentarios: