25/6/14

Piden categoría de “desplazados por la violencia” a migrantes que cruzan por México

Migrante descansa en Coatzalcos/ Fotover

Coatzacoalcos, Ver.- Es “urgente” que Naciones Unidas y los gobiernos regionales den categoría de “desplazados por la violencia” a los cientos de centroamericanos que a diario cruzan México con la intensión de llegar a Estados Unidos, pues ya no migran por la pobreza y el desempleo, ahora huyen para salvar sus vidas.

En un comunicado, el Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), denunció que son familias enteras que se arriesgan a pasar por México, en donde quedan a merced de la delincuencia que opera en Veracruz, Tabasco y parte de Oaxaca. Familias que, dice el MMM, es urgente catalogar como “refugiados” para que gocen de la protección internacional.

En el documento, informaron que en la ruta de La Bestia de Arriga, Chiapas, a Ixtepec, Oaxaca, hace un año se veía en cada corrida a unas 50 mujeres, hoy es posible ver hasta 250, “en su mayoría con hijos pequeños“.

“En el Hogar Refugio para Personas Migrantes ‘LA 72′, de Tenosique, Tabasco, por ejemplo, del 1 de enero al 31 de mayo se atendieron 6,192 personas de las cuales 1,000 fueron mujeres con niños y 800 menores no acompañados”.

En las entrevistas que se hacen en campo, señala el MMM, “7 de cada 10 migrantes entrevistados refieren que vienen huyendo de sus países por amenazas de muerte, extorsiones o asesinato de algún familiar bien sea a mano de las pandillas o de ‘los narcos’”.

Ahora “se cobra por todo, por vender en la calle, a todos los negocios, grandes medianos y pequeños, y está tan generalizada la extorsión, que incluye el cobro de cuota a quienes tienen familiares en Estados Unidos. Es una práctica común que las pandillas intenten reclutar a menores de edad para actuar como informantes o para vender drogas en las escuelas y de no aceptar, son ejecutados”.

En Honduras, incluso, se les está cobrando impuesto de guerra hasta a las personas que se fueron huyendo por amenazas o extorsión de las mafias, los “jóvenes migrantes han informado que las pandillas vigilan los puertos de entrada para detectar a los deportados con quienes tienen pendiente ajustes de cuentas y a quienes les exigen que paguen ‘el impuesto de guerra’ atrasado por el tiempo que se ausentaron, en otras entrevistas han referido que algunos de sus compañeros han sido asesinados luego de ser deportados”.

-.-

No hay comentarios: