30/7/14

Concluye sin acuerdos cumbre España-Cataluña


Alejandro Gutiérrez
Proceso 30/07/2014

MADRID, (apro).- A cuatro meses de la consulta soberanista de Cataluña, los presidentes Mariano Rajoy y Artur Mas, de la Generalitat de Cataluña, se reunieron hoy en La Moncloa, y aunque ambos mantuvieron posiciones opuestas sobre la realización de dicha consulta, Mas suavizó su postura y planteó 23 medidas económicas para Cataluña.

En una rueda de prensa posterior al encuentro, Artur Mas señaló que Rajoy no le ofreció alternativa sobre la celebración legal de la consulta, aunque reconoció que hay “un clima de diálogo abierto”.

“Tenemos la determinación y tenemos el pacto (para celebrar la consulta soberanista), pero nos gustaría hacerlo de forma legal y de acuerdo con el Estado”, dijo, asumiendo que no cuenta con el respaldo de la Constitución española, que plantea que una consulta ciudadana tendría que convocarla el Estado español, cosa que no ha sucedido, y tendría que votar el conjunto de los españoles y no solo los catalanes, como proponen el gobierno y el parlamento catalán.

Mas no mostró rechazo a una tercera vía de solución, que la oposición considera un modelo federal, pero consideró que lo debe proponer el Estado español.

Un elemento adicional presente en este encuentro –tras un año de virtual ruptura entre ambos gobiernos–, sin que fuera mencionado, es el escándalo en el que está envuelto el expresidente catalán Jordi Pujol Soley, por la evasión fiscal de una herencia que mantiene en el extranjero.

El pasado viernes 25, el expresidente de la Generalitat y presidente honorífico de Convergencia i Unió (CiU) confesó que evadió el pago de impuestos y mantuvo en el extranjero la herencia que en 1980 le dejó su padre Florenci Pujol.

En el comunicado, que remitió a los medios, aseguró que “nunca se encontró el momento para regularizar” el dinero, y pidió disculpas: “Pido que sepan separar los fallos de una persona, por muy significativos que hayan sido, y que esta declaración sea reparadora”.

Esta confesión llega en momentos en que miembros de su familia son investigados por la justicia española por casos de corrupción y presunto blanqueo de capitales, en especial el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, acusado de manejar importantes sumas de dinero en bancos del extranjero, sin ser regularizados por la hacienda española.
.

El 2 de julio de 2013 la revista Proceso dio a conocer la conexión mexicana de ese caso de corrupción catalana, en la que se desvelaba el entramado de Pujol Ferrusola en el cobro de sobornos y lavado de dinero, que fueron invertidos en México. El volumen de sus movimientos, 137 millones de euros, incluían México y otros destinos.

Desde 2003 México se convirtió en uno de los principales destinos globales donde Pujol Ferrusola realizó millonarias inversiones, tanto en Acapulco como en Baja California. Existen indicios de sus inversiones inmobiliarias en Polanco y en eventuales negocios en el procesamiento de basura, en telecomunicaciones y en proyectos hidroeléctricos.

La información se derivó de las investigaciones y declaraciones judiciales de la expareja de Pujol, Victoria Álvarez Martín, de los fallos de la Audiencia Nacional y del borrador del informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Judicial española.

Mientras tanto, el encuentro Rajoy-Mas, que duró dos horas y media, tuvo base para que el presidente español refrendara que no puede admitir la consulta soberanista, por carecer de sustento legal, en la que insistió el mandatario catalán.

Mas abordó igualmente otros 23 temas relacionados con la economía, las finanzas, inversiones en infraestructuras y la dependencia de Cataluña.

El nuevo líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, ratificó en su encuentro con Rajoy, esta misma semana, su rechazo a un eventual referéndum.


Información relacionada:

-.-

No hay comentarios: