25/7/14

La inseguridad en México se instala en la prensa extranjera, otra vez; los 19 meses de EPN no convencen

En lo que va de la administración de el Presidente Enrique Peña Nieto,
se han registrado 55 mil 325 homicidios: Inegi. Foto: Cuartoscuro

Luis Chumacero González Durán
SinEmbargo 24/07/2014

Ciudad de México, 24 de julio (SinEmbargo).– “Con esta estrategia me comprometo a disminuir significativamente las tasas de homicidios y de secuestros del país, así como las extorsiones y la trata de personas”. Era mayo del 2012. Enrique Peña Nieto escribió esas palabras como parte de una propuesta hecha durante su campaña presidencial. Más de dos años después la seguridad en México sigue siendo un problema fundamental sin una solución clara a la vista, dice la revista estadounidense Newsweek.

En un artículo sobre la violencia en México, dice que si bien la situación del país no es tan preocupante como lo fue en los peores momentos de la lucha armada contra el narcotráfico, las promesas de la actual administración en materia de seguridad no coinciden con sus resultados.

Newsweek, como muchos otros medios internacionales, han devuelto el tema de la inseguridad en México como parte de su cobertura.

Y en efecto, las cifras indican que el desempeño del actual Presidente deja mucho qué desear. Incluso, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En los 19 primeros meses de gobierno, Felipe Calderón Hinojosa llevaba 41 mil 396 homicidios; Peña lleva 55 mil 325. En el mismo periodo, Calderón reportaba 873 secuestros y 5 mil 345 extorsiones; Peña Nieto acumula 2 mil 634 secuestros y 12,194 extorsiones.

La publicación norteamericana habla sobre los 22 mil 732 homicidios del primer año de Peña (12 meses) y cide: “Esa cifra, que el instituto llamó preliminar, es ligeramente inferior al año anterior pero aún así es más alta que cuando Felipe Calderón, el predecesor de Peña Nieto, tomó posesión. En 2007, poco después de que Calderón declaró una guerra contra las drogas, el número de homicidios llegó hasta los 8 mil 867. Durante su periodo de seis años los homicidios alcanzaron su punto álgido en 2011 con 27 mil 213”.

Hace dos semanas, SinEmbargo publicó una nota en la que The Economist calificaba a la inseguridad como el problema más grande de América Latina. En el caso de México denotaba la escasa o nula confianza del mexicano en su sistema judicial. Llamaba la atención sobre la impunidad de los criminales en la región y la alta taza de homicidios.

En marzo de este año, el diario El País hablaba sobre la renuncia de Manuel Mondragón como comisionado nacional de seguridad en México. Recuerdaba que Peña Nieto había anunciado un cuerpo de Gendarmería para mejorar la seguridad nacional. Dijo que “el proyecto se ha ido diluyendo con el paso del tiempo. De los 95 mil con los que iba a contar en un principio se pasó a 5 mil y su puesta en marcha, prevista para junio, todavía alberga muchas incógnitas”.

Posteriormente se anunció que la gendarmería arrancaría el 13 de julio. Cuando se acercó la fecha Monte Alejandro Rubido, actual Comisionado Nacional de Seguridad, dijo que sería más tarde; a finales de este mes o en agosto.

“Desde que tomara posesión en 2012, Peña Nieto ha eliminado en gran medida el tema de la seguridad de su discurso excepto cuando algún estallido de violencia lo obliga a hacer lo contrario.”, escribió Newsweek.

Ante una carencia de políticas de seguridad más efectivas la situación de México se revela compleja, en parte porque es difícil medir con exactitud el nivel de violencia.

Hablando sobre los homicidios que se registran en México, René Jiménez Ornelas, coordinador de la unidad de análisis de la violencia en México a cargo de la UNAM; dijo que las cifras oficiales disminuyen la cantidad real.

Newsweek indica que Ornelas esperaba ver un mayor número de homicidios en 2013 y que la cifra inferior que fue registrada puede explicarse porque muchas veces porque la gente prefiere reportar la muerte de un ser querido como un infarto u otra causa natural antes de decir que fue un asesinato.

“¿Por qué? Porque hacen pagar a la familia”, dijo

Desde octubre el gobierno mexicano resolvió que los homicidios ya no se registrarían en categorías separadas, dificultando así el obtener cifras específicas sobre las muertes que han sido ocasionadas por el narcotráfico.

En Coahuila, Tamaulipas y Guerrero, algunos de los estados donde la guerra contra el narcotráfico fue más pronunciada, la publicación estadounidense dice que se reporta un nivel de homicidios más bajo.

De hecho el país puede parecer menos violento de lo que fue durante la administración de Calderón pero entre otras cosas esto tiene que ver con la información que circula.

Citando al Committee to Protect Journalists (Comité para Proteger a los Periodistas) que califica el clima de libertad de prensa en México como “peligroso”, el semanal norteamericano agrega que “en varias zonas del país los medios de comunicación han dejado de reportar sobre seguridad, básicamente creando hoyos negros en la información”.

Zócalo, un periódico local de Coahuila que cita Newsweek escribió que en virtud de que no existen garantías ni seguridad para el ejercicio pleno del periodismo, “el Consejo Editorial de los periódicos Zócalo decidió, a partir de esta fecha, abstenerse de publicar toda información relacionada con el crimen organizado.

La decisión de suspender toda información relacionada con el crimen organizado se fundamenta en nuestra responsabilidad de velar por la integridad y seguridad de más de mil trabajadores, sus familias y la nuestra.”

A pesar de las capturas de ciertos líderes del crimen organizado durante la administración de Peña Nieto, entre los que destaca el Chapo Guzmán, la revista norteamericana indica que la violencia aumenta sin cesar en varias partes del país.

Se refiere a cifras que acusan un alza notable de homicidios en Baja California, Chiapas y el Estado de México.

EDOMEX A LA CABEZA

Ayer, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que entre 2012 y 2013, el número de homicidios dolosos en México disminuyó en 4 mil 481, al pasar de 27 mil 213 a 22 mil 732. El informe dice que el Estado de México encabeza la lista de los estados con más homicidios dolosos del país.

Entre 2012 y 2013 y el número de homicidios por día bajó de 74.5 a 62.2. La estadística revela que en 2013, la proporción de homicidios fue de 19 por cada 100 mil habitantes a nivel nacional.

Las cifras se derivan de la información sobre las estadísticas captada de los registros administrativos de defunciones accidentales y violentas, generados por las entidades federativas. Contiene registros de 4 mil 994 Oficialías del Registro Civil y mil 157 Agencias del Ministerio Público que mensualmente proporcionan información al Inegi.

Por entidades, el Estado de México aparece nuevamente como el que el registra el mayor número de asesinatos el año pasado con 3 mil 280, seguido de Guerrero con 2 mil 204, Chihuahua con 2 mil 141.

La mayor parte de los homicidios, 13 mil 937 se registraron por disparo de “otras armas de fuego”, es decir, que no fueron con rifle, escopeta o arma larga, por agresión con objeto cortante (3 mil 110) y agresión por medios no especificados ( 2 mil 995).

En las Oficialías del Registro Civil se captan datos de las defunciones (homicidios) a través de actas y certificados de defunción. Esta información se complementa con la que proporcionan las Agencias del Ministerio Público mediante los cuadernos estadísticos.

Para el cálculo de las tasas de homicidios por cada cien mil habitantes, se utilizaron los datos publicados por el Consejo Nacional de Población (Conpao), referentes a la Conciliación Demográfica para los años 1990 – 2009 y las Proyecciones de la Población de México, 2010-2050.


Información relacionada:

24/07/2014 En 2013 hubo 62 asesinatos diarios, en promedio La Jornada

24/07/2014 EPN se vuelve, otra vez, tema central en la prensa extranjera, pero con comentarios poco favorables SinEmbargo

-.-

No hay comentarios: