27/8/14

La Bestia circulará más velozmente para evitar que suban migrantes

· Endurece el gobierno federal medidas en ese tren de carga usado por indocumentados.
· Anuncia Mayans una inversión de 6 mil 58 millones de pesos para mejorar la infraestructura del ferrocarril.
· Es ‘‘una política dirigida a la protección de los derechos’’ de esas personas, dice.


Migrantes procedentes de varios países de Centroamérica, durante uno de los
recorridos de La Bestia, a la altura de la ciudad de Ixtepec, Oaxaca
Foto Reuters
Ciro Pérez Silva
La Jornada 26/08/2014

El gobierno federal endureció las medidas para evitar que los migrantes hagan uso del tren conocido como La Bestia en su traslado hacia la frontera con Estados Unidos. Entre otros puntos anunció una inversión pública de 6 mil 58 millones de pesos para mejorar la infraestructura a efecto de que este ferrocarril circule a mayor velocidad, con el propósito de imposibilitar a los indocumentados abordarlo.

En un mensaje a medios de comunicación en el que no se permitieron preguntas, el titular del Programa Frontera Sur, Humberto Mayans, y la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Mercedes Guillén Vicente, aseguraron que se trata de ‘‘una política dirigida a la protección de los derechos de los migrantes’’.

Mayans destacó que ‘‘por muchos años se han registrado incidentes en los trenes de carga del Istmo de Tehuantepec y Chiapas-Mayab, poniendo en riesgo la integridad de quienes abordan este transporte de forma irregular’’.

Debido a lo anterior, el funcionario anunció que se implementarán medidas para ‘‘evitar que los migrantes pongan en riesgo su integridad al usar un tren que es de carga y no de pasajeros’’. Se trata de desarrollar estrategias puntuales que garanticen la seguridad y la protección de los indocumentados y combatir y erradicar a los grupos criminales que vulneran sus derechos, indicó.

Amnistía Internacional (AI) tiene registros de tales accidentes al menos desde la década de los 90. En ellos se menciona que centenares de migrantes han resultado muertos o mutilados en el intento por abordar o descender del tren en marcha, hecho que se ‘‘visibilizó’’ con el recrudecimiento de las acciones contra el crimen organizado en el sexenio pasado, ya que además se perpetraron una serie de violaciones a los derechos humanos de los migrantes.

Mayans explicó que se va a reforzar la seguridad en vías e instalaciones ferroviarias, así como a fortalecer la coordinación regional y local con las autoridades y se mantendrá comunicación permanente con los consulados de los países centroamericanos de donde provienen los indocumentados que buscan llegar a Estados Unidos.

Acciones contra criminales

El funcionario aseguró que se están realizando ‘‘acciones eficaces contra el crimen, fortaleciendo las tareas de investigación e inteligencia para desarticular y castigar a las redes de tráfico y trata de personas, así como a las pandillas que atentan contra los derechos de los migrantes’’.

Además, agregó, en colaboración con los gobiernos locales se identificarán y clausurarán giros negros y establecimientos donde se aliente la comisión de estos delitos.

‘‘Es importante destacar que la actuación de la autoridad será con estricto apego a los derechos humanos y el respeto a la dignidad de las personas que viajan por ese medio, y que en las acciones, incluido el traslado y retorno asistido de migrantes, habrá acompañamiento de las comisiones estatales de Derechos Humanos, así como de organizaciones sociales’’, apuntó.

Las acciones se focalizarán en los 23 municipios limítrofes con Guatemala y Belice. El ferrocarril Chiapas-Mayab tiene dos rutas: la que va de Ciudad Hidalgo, Chiapas, a Ixtepec, Oaxaca, y la ruta Mayab, que va de Coatzacoalcos, Veracruz, a Valladolid, Yucatán, pasando por Campeche y Tabasco.

Cruza seis estados del sureste, con aproximadamente mil 500 kilómetros de longitud. En 2007, dos años después de que el huracán Stan dañó severamente las vías, la concesionaria Genesse & Wyoming suspendió operaciones y omitió los trabajos de mantenimiento necesarios, por lo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) impuso –‘‘en aras de la continuidad del servicio público’’– a la paraestatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec la prestación del mismo. Se espera que en los próximos días sea entregada a la concesionaria Viabillis Holdings.

El subsecretario de Transporte de la SCT, Carlos Almada, informó a su vez que el programa de infraestructura prevé una inversión de 6 mil 58 millones de pesos entre 2014 y 2018, para reparar y mantener las líneas ferroviarias Chiapas-Mayab, ‘‘tanto para mejorar su conectividad y aumentar la velocidad promedio de los trenes, como para mitigar diversos problemas sociales asociados con el lento paso de los vagones por esta región’’.

-.-

No hay comentarios: