28/9/14

“Proyectos como la super carretera Palenque – San Cristóbal, incrementarán la acumulación por despojo y el empobrecimiento de los campesinos”, Diósecis de San Cristóbal


Chiapas, México. 26 de septiembre. “La aplicación de proyectos incrementarán sustancialmente la tendencia de -acumulación por despojo- con el consecuente empobrecimiento de los campesinos y el daño irreversible a la Madre Tierra”, asegura la diócesis de San Cristóbal con respecto a la construcción de presas, la super carretera Palenque – San Cristóbal, la explotación de minas, la reconversión productiva del campo y la realización de expropiaciones u -ocupación temporal- de los predios, aprobadas en la Reforma Energética.

En un comunicado la diócesis recuerda que fue en la celebración del Congreso Pastoral de la Madre Tierra, el pasado mes de enero, que se comprometieron a estar muy atentos a la discusión y contenidos de las Reformas Estructurales en México, a las cuales califica como “acciones todas ellas, venidas de fuera, que dañan a la Madre Tierra, a los lugares sagrados, y rompen con la unidad de las comunidades, y con la armonía de los usos y costumbres de los pueblos originarios”.

__________________________________________________________________________

COMUNICADO DIOCESIS DE SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS.

A los pueblos y comunidades de la diócesis de San Cristóbal De Las Casas, Chiapas.

A los hombres y mujeres de buena voluntad.

En las diversas instancias de la Diócesis de San Cristóbal De Las Casas hemos estado muy atentos a la discusión y contenidos de las once Reformas Estructurales, cuya primera etapa culminó en el mes de agosto con la aprobación de la Reforma Energética.

Con la celebración del Congreso Pastoral de la Madre Tierra, celebrado en enero de este año, nos comprometimos como diócesis, en la opción preferencia por el cuidado y defensa de la Madre Tierra, como linea orientadora de nuestra pastoral diocesana.

En consonancia con el Congreso, en varias partes de la Diócesis, se han realizado actos religiosos a favor de la vida, de la conservación de la naturaleza y del territorio de los pueblos; rechazando aquello que da muerte como es la venta y consumo de bebidas alcohólicas, droga, centros de prostitución; proyectos de construcción de presas, super – carretera Palenque – San Cristóbal De Las Casas, la explotación de minas, la reconversión productiva del campo y la realización de expropiaciones u “ocupación temporal” de los predios, aprobadas en la Reforma Energética.

Somos conscientes que la aplicación de dichos proyectos incrementarán sustancialmente la tendencia de “acumulación por despojo” con el consecuente empobrecimiento de los campesinos y el daño irreversible a la Madre Tierra.

Son acciones todas ellas, venidas de fuera, que dañan a la Madre Tierra, a los lugares sagrados, y rompen con la unidad de las comunidades, y con la armonía de los usos y costumbres de los pueblos originarios. Les invitamos a no ceder ante las tentaciones de responder con violencia y a las confrontaciones prefabricadas o inducidas de fuera,que puedan desprestigiar nuestras justas luchas. Al expresar nuestras inconformidados estamos llamados a buscar caminos creativos desde la no violencia, sin afectar a la sociedad civil.

Se han manifestado en estos meses, varios grupos, ejidos, organizaciones y comunidades, mediante actividades y declaraciones en contra de los perjuicios que se causarán a la Madre Tierra y a las personas, y han dicho que no permitirán que se sigan violando sus derechos, que a ellos y a ellas, les toca defenderla, si es necesario con su propia vida. Queremos decirles a estos hombres y mujeres que defienden la vida, los recursos de la naturaleza y su territorio, que como iglesia diocesana consecuente con sus opciones, continuaremos acompañandoles en su discernimiento y que nos unimos a sus justas demandas procurando la unidad, como bien supremo.

Reafirmamos lo expresado en el Congreso Diocesano Pastoral de la Madre Tierra de seguir analizando“los signos de los tiempos, cuidar y defender a la Madre Tierra, denunciar las estructuras de injusticia y de pecado que “matan a nuestro pueblo” (Papa Francisco), y construir modelos alternativos.


-.-

No hay comentarios: