7/12/14

Acribillados en su coche dos defensores de derechos humanos en el Estado de México

Mueren tiroteados en el Estado de México dos activistas de la red de apoyo a migrantes, después de casi un año de amenazas y de haber denunciado la situación en diversos medios. 

La Bestia, el tren que lleva a miles de migrantes al norte.


El domingo 23 de noviembre, en el municipio de Tequixquiac, Estado de México, fueron asesinados dos activistas de la lucha por los derechos de los migrantes, frente a la casa familiar de uno de ellos. Este hecho supone un paso más en la escalada de violencia y falta de protección que sufren las personas que trabajan en defensa de los derechos humanos en México.

Adrián y Wilson, cuyos apellidos se han omitido en todo momento como medida de protección a sus familiares, se dedicaban a la ayuda humanitaria en las vías por las que circula el tren de carga conocido como La Bestia. Los activistas trabajaban en la zona del basurero municipal de Tequixquiac, un espacio donde el tren cambia de vía y baja la velocidad, momento que aprovechan los migrantes para saltar al tren.

Desde febrero de este año, Adrián y Wilson estaban siendo amenazados y conminados a dejar la labor que venían desarrollando. Por esta razón, ambos habían aparecido en diversos medios de comunicación denunciando el hostigamiento que sufrían y la sistemática violación de derechos a los que se veían sometidos tanto ellos como los migrantes de la zona.

En marzo, las amenazas se incrementaron, por lo que, desde el colectivo Ustedes Somos Nosotros, se pidió ayuda a las instituciones. La presidencia municipal prometió poner una patrulla de acompañamiento, pero este apoyo nunca fue constante.

El día de los hechos, Wilson y Adrián, junto con un grupo de voluntarios, fueron a las vías. A la vuelta, aparcaron su coche frente a la casa de la madre de Adrián. Eran aproximadamente las 17:50 h, cuando se escucharon balazos, la familia salió corriendo, pero solo acertaron a ver a tres tipos que huían por un callejón. Adrián recibió tres disparos, murió inmediatamente. Wilson recibió cinco disparos, la ambulancia le atendió con vida pero murió a las pocas horas en el hospital de especialidades de Zumpango.

Amenazas y cierres de centros de apoyo al migrante

Éste no es un caso aislado. En los últimos cuatro años en el Estado de México se han cerrado tres albergues de la red de centros dedicados a apoyar a los migrantes de paso por el país. La mayoría de estos cierres han ido precedidos de agresiones y hostigamientos, como es el caso del Albergue San José en Huehuetoca, que fue tiroteado y cuyos coordinadores fueron amenazados, siendo sus casas asaltadas en el DF.

En la mayoría de los casos, la movilización y las denuncias han servido de excusa para criminalizar la labor de estos colectivos más que para proporcionar una defensa efectiva de los mismos. Así, la muerte de estos activistas vuelve a poner en evidencia la incapacidad del Estado para generar unas condiciones mínimas de seguridad, bajo las cuales las personas dedicadas a la defensa de los derechos humanos puedan trabajar sin miedo en México.
-.-

Información relacionada:

En memoria de Adrián y Wilson, ángeles de los migrantes asesinados por bandas impunes
Texto escrito por varias organizaciones de la sociedad civil, en denuncia por el asesinato de sus compañeros defensores de derechos humanos de personas migrantes. Leer más ...

-.-

No hay comentarios: