12/4/14

Infiltrados, razón de Estado y democracia

Marcos Roitman Rosenmann
Marcos Roitman Rosenmann
La Jornada 12/04/2014

No existe partido político, sindicato ni movimiento social relevante, estudiantil, étnico, cultural, de género o ecologista que no sea objeto de infiltración por parte de los servicios de inteligencia y agencias de seguridad nacional. La razón de Estado ha sido el argumento para llevar a cabo esta función de gubernamentalidad, centrada en prever, controlar o cambiar el rumbo de acontecimientos políticos, económicos y sociales. Los ejemplos se multiplican en la historia y sorprenden por su trama y objetivos. Desde magnicidios, golpes de Estado, campañas electorales, atentados, secuestros, hasta financiar movimientos religiosos, grupos disidentes, partidos y operativos para descalificar o aupar dirigentes. Sin olvidar su participación en huelgas, actos públicos y manifestaciones. No hace mucho, en Madrid, un periodista filmaba la siguiente escena: al concluir una marcha de protesta, un manifestante era objeto de agresión por parte de los agentes adscritos a las Fuerzas de Operaciones Especiales (GEO). Para evitar la paliza, gritaba: ¡a mí no me des, soy policía! Poco más que agregar. ¿Qué hacía un policía infiltrado arengando a los manifestantes a un enfrentamiento cuerpo a cuerpo con los GEO? La respuesta no está muy lejos. Mientras, los medios de comunicación invisibilizaron el hecho y centraron su atención en la violencia, el vandalismo, la quema de contenedores y los policías heridos por individuos encapuchados y manifestantes antisistema. Su objetivo, deslegitimar las protestas sociales democráticas y justificar el cambio en la ley que regula el derecho de manifestación, criminalizando a sus convocantes y responsabilizándolos de los subsiguientes atentados contra las fuerzas de seguridad del Estado y la propiedad privada, acaecidos durante la convocatoria. Cuando les interesa, los servicios de inteligencia militar destapan la existencia de infiltrados en movimientos sociales y fuerzas políticas. La existencia de topos en ETA lo ejemplarizaron en Mikel Lejarza, conocido como Lobo, cuya actuación en los años 70 facilitó la captura de algunos miembros de su cúpula.

En América Latina, los partidos de izquierda, socialistas, comunistas y movimientos populares de liberación nacional han sido y siguen infiltrados. Durante los años oscuros de las dictaduras, las fuerzas armadas obtuvieron información relevante sobre el organigrama y estructura de seguridad interna de dichas organizaciones, gracias a una minuciosa labor de zapa realizada durante décadas (casas de seguridad, lugares de reunión, apodos, etcétera). En Argentina, el jefe de la inteligencia militar de la dictadura de Videla, general Carlos Alberto Martínez, declaró: La verdadera eficacia de la inteligencia contrasubversiva no se derivó de las torturas, sino de la extremadamente riesgosa tarea de infiltración de las principales organizaciones subversivas que el área de inteligencia de las FF.AA. y de seguridad desarrollaron paciente y estoicamente.

Hablar de espías, contraespionaje, infiltrados y confidentes nos puede llevar al terreno de la teoría de conspiración, que explican el devenir de la historia por la existencia de una mano negra omnipresente anclada en las lógicas más perversas de un poder mundial transversal que actúa con patente de corso. Huyendo de tales interpretaciones, donde una imaginación fantasiosa se adueña del relato, no se puede negar la presencia de infiltrados en cualquier país que se precie de tener unos servicios de inteligencia y seguridad nacional articulados a la razón de Estado. En este sentido, llama la atención la opacidad sobre sus actividades y, lo que es más grave, la independencia para fijar objetivos y desarrollar operaciones al margen del poder político. La pregunta ¿quién vigila al vigilante? sigue siendo válida. En este sentido, podemos constatar que las deliberaciones e informes presentados en las comisiones de defensa, seguridad e interior, al igual que los temas abordados en los consejos de ministros, están sometidos a secreto. Divulgar su contenido conlleva ser imputado como traidor. Asimismo, pensemos en la escasa información revelada acerca del traslado de presos a Guantánamo, tras la guerra de Irak, utilizando el espacio aéreo de países pertenecientes a la Unión Europea y adscritos a la OTAN.

No menos preocupante son las labores de espionaje, que sumadas a la infiltración, ponen en entredicho la llamada calidad de la democracia de los países occidentales, que se vanaglorian de ser líderes en transparencia y protección de los derechos humanos, civiles y políticos de sus ciudadanos. Estados Unidos constituye un buen ejemplo del uso indiscriminado y sin control de los mecanismos de infiltración y espionaje en pro de sus intereses por dominar y controlar el proceso de decisiones a escala mundial. Las revelaciones de Julian Assange en Wikileaks manifiestan el escaso respeto hacia países, instituciones y personas del establishment estadunidense. Y los documentos secretos aportados por Edward Snowden sobre la vigilancia masiva realizada por la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a líderes y dirigentes políticos del mundo entero superan con creces lo conocido en métodos de espionaje. Intervenir llamadas telefónicas, correos electrónicos, junto a la utilización de drones, marcan un punto de inflexión en el mundo del espionaje político.

Tampoco podemos obviar que lo dicho vale para todos los países, con independencia del color ideológico. No hay régimen político en el mundo que renuncie a la razón de Estado. Pero lo que suscita su rechazo e indignación no es su existencia, sino descubrir por sorpresa que somos vigilados y sometidos a un riguroso control. Mientras no conocemos su existencia, somos felices e ingenuos. Sólo cuando se desvelan las torturas, malos tratos y los mecanismos espurios de infiltración, suena la voz de alarma. En ese momento se descubre la fragilidad del orden democrático, tanto como la plasticidad de las instituciones dedicadas a ejercer la represión, el control y el mantenimiento que escapan al control de los poderes legislativo y judicial. Esta es una de las grandes contradicciones del orden democrático. Sin renunciar al ejercicio coactivo del poder, en democracia, no todo método puede ser validado bajo el paraguas de la razón de Estado. Ahí se encuentra el límite de actuación de los organismos e instituciones de inteligencia de un país. El resto es terrorismo de Estado. ¿Usted decide?

-.-

España empecinada


José M. Murià
La Jornada 12/04/2014

Uso la palabra empecinada porque se me antoja más castiza y adecuada, dada la naturaleza del tema. Pero en realidad debería decir que es “como el maíz de aguas… malo y picado”. Hay quien supone que la cerrazón y la prepotencia, muestra de un síndrome de metrópoli muy arraigado, en España es privativo de la derecha. Pero no es así: el pasado día 8, izquierdas y derechas, bien formaditas, votaron al unísono en contra de un planteamiento catalán que se aviene al derecho de autodeterminación de los pueblos y al principio de solución pacífica de las controversias. Ambas ideas sostenidas la política exterior mexicana.

El deseo catalán es simple: preguntarle a todos y cada uno de los habitantes de Cataluña si quieren o no seguir siendo españoles.

No es una idea sorpresiva, pues durante los últimos años se ha venido incrementando, a la vista de todos, el ideario independentista de Cataluña, bien abonado por una serie de actos claramente imperialistas del gobierno español. La soberanía es una aspiración de sectores catalanes, mayores o menores, que viene de mucho tiempo atrás.

Tal parecería que los meros jefazos del gobierno español se hubieran propuesto exacerbar en su contra, lo más posible, el ánimo de los catalanes con una serie de medidas que ya permiten hablar de una auténtica catalanofobia. Parte en broma y parte con mala fe, hay quien opina que, si Cataluña alcanza a convertirse en un Estado más de la Unión Europea y tiene sentido de gratitud, debería de cambiarle el nombre a la avenida más importante de Barcelona por el de Mariano Rajoy.

Se dice que la actitud del pasado día 8, que le hizo proferir al presidente Mas: se van a arrepentir, fue la última oportunidad de poder llegar a un entendimiento. La postura del gobierno recuerda al hecho de que el propio Fernando VII asesinara las posibilidades de instaurar regímenes autonómicos en América, que tal vez hubieran evitado la independencia de sus colonias, cuando el 4 de mayo de 1814, al regresar de su prisión en Francia y bajar del barco en Valencia, abolió de un plumazo la Constitución de 1812 y dejó a la monarquía española sin el respaldo de las mayorías autonomistas que había en América cuando empezaban a gozar de las libertades y posibilidades de autogestión que les aseguró la Carta Gaditana.

La actitud es la misma 200 años después: en aquel entonces Fernando Borbón partió de la base de que la figura del rey era sagrada e inmarcesible. Ahora lo sagrado e inamovible es la Constitución, aun cuando pronto sea cuarentona y el mundo haya cambiado sensiblemente desde entonces.

¿Por qué le tienen miedo los españoles a que se manifieste abiertamente la opinión pública catalana? No podemos suponer otra cosa que tanta bravuconería e intransigencia esconden una idea fundamental: el miedo no anda en burro. Ellos si saben –aunque no lo reconozcan- que, gracias a ellos mismos, la inmensa mayoría de los catalanes de nuevo y viejo cuño están hasta el copete.

-.-

Confirman 112 años de prisión a Jean Succar Kuri, por corrupción de menores

· Se le impuso una multa de medio millón de pesos
· El empresario deberá pagar las terapias que han llevado siete víctimas

El empresario libanés es acusado de los delitos de pornografía infantil y
corrupción de menores. Foto Amaranta Prieto/Cuartoscuro

Por Gustavo Castillo García
La Jornada 12/04/2014

Un tribunal unitario con sede en Cancún, Quintana Roo, confirmó la sentencia de 112 años y seis meses de prisión en contra de Jean Succar Kuri, empresario hotelero de origen libanés, acusado desde 2003 de pornografía infantil y corrupción de menores.

Al resolver la sentencia dictada por otro tribunal de circuito dentro de un juicio de amparo promovido por la defensa de Succar Kuri, el órgano judicial informó que se subsanaron las deficiencias que existían en el proceso y ratificó la pena en prisión (aunque la legislación mexicana también señala que el tiempo máximo de permanencia en una cárcel del país es de 60 años).

El Consejo de la Judicatura Federal difundió que en la sentencia dictada se impuso también una multa 527 mil 870 pesos y en el rubro de daño moral se condenó a Succar Kuri al pago de todos y cada uno de los tratamientos de rehabilitación física y sicoterapéutica que con motivo de los hechos juzgados hayan erogado las siete víctimas.

Las averiguaciones previas en su contra fueron iniciadas por la Procuraduría General de Justicia de Quintana Roo, la cual desde finales de 2003 solicitó el apoyo de Interpol para capturarlo, lo cual ocurrió en febrero de 2004 en el estado de Arizona, y hasta 2006 fue extraditado a México.


El empresario hotelero de origen
libanés Jean Succar Kuri fue
acusado de pornografía infantil
y corrupción de menores desde 2003
Foto José Antonio López
En primera instancia, en 2011, el empresario fue condenado a 70 años de prisión por pornografía y corrupción de menores.

El caso se inició con la revelación que hizo de sus actividades ilícitas la periodista Lydia Cacho en su libro Los Demonios del Edén. Las investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) acreditaron que en uno de sus hoteles de Cancún, Succar Kuri llevó a cabo actos de pornografía y explotación sexual infantiles; además, compartía material pornográfico y traficaba con menores, comercializándolos con clientes y amigos, entre los que destacan empresarios y políticos.

Succar Kuri contaba con el apoyo de políticos como Mario Marín Torres, ex gobernador de Puebla, quien ordenó que Lydia Cacho fuera trasladada ilegalmente desde Cancún hasta esa entidad con el fin de encarcelarla por difamación.

En marzo de 2006, la fiscal especial para la Atención de los Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres, Alicia Elena Pérez Duarte, dijo en entrevista con La Jornada que Succar Kuri es apenas la cabeza de una red de redes de pederastia, turismo sexual y trata de mujeres que operan en Baja California, estado de México, Distrito Federal, Puebla, Chiapas, Veracruz y Quintana Roo.

La ex funcionaria de la PGR reveló que con la detención de Succar Kuri no se puede cantar victoria y decir que ya se desmanteló todo, pues no se descarta la posibilidad de que algunas mujeres podrían haber sido llevadas a lugares como Taiwán o Singapur para prostituirlas, con el engaño de convertirlas en modelos.

Información relacionada:

31/03/2011 Condenan a Succar Kuri a 13 años de cárcel por corrupción de menores

14/02/2006 Premio al valor periodístico para Lydia Cacho
-.-

11/4/14

Se convoca a acompañar el retorno de desplazados del ejido Puebla, Chenalhó, Chiapas


Convoca:

A los medios alternativos de comunicación y medios de comunicación en general y a la sociedad civil organizada para que  acompañemos el retorno de las 17 familias desplazadas del ejido Puebla. El punto de reunión será el día lunes 14 de Abril del 2014 a las 9:00 horas horario de verano frente a la parroquia de Yabteclum Chenalho.

Al retorno asistirá Don Felipe Arizmendi Obispo de la diócesis de San Cristóbal de Las Casas.



Comunicado de los desplazados del ejido Puebla sobre su retorno

San Cristóbal de las Casas a 11 de abril de 2014

A los Medios de Comunicación
A los Defensores de Derechos Humanos
A todas las Autoridades Competentes
A todas las Personas y Organizaciones solidarias
A todos los Cristianos de buena voluntad de todas las iglesias
A la Opinión Pública

Nosotros los desplazados de la Colonia Puebla del municipio de Chenalhó, informamos a las organizaciones solidarias, a la opinión pública y a las autoridades de los tres niveles, municipal, estatal y federal, que retornaremos a nuestras casas en la Colonia Puebla el próximo lunes 14 de abril.

A un año de que se iniciaron los problemas en nuestra comunidad por el intento de despojo del terreno donde se ubicaba la ermita católica, nosotros retornamos, no porque los problemas en nuestra comunidad ya estén resueltos, ni porque las autoridades nos hayan ofrecido plenas garantías de que los problemas no se volverán a repetir, sino porque la vida en un campamento de desplazados es muy dura y porque queremos trabajar en nuestras milpas y en nuestros cafetales para poder sostener a nuestras familias. Pero nuestro retorno es un retorno sin justicia, así como lo fue nuestro retorno en el año 2001 después de la masacre de Acteal, cuando dijimos que si no había justicia , esos acontecimientos trágicos podían volver a repetirse, como de hecho se repitieron en parte con las agresiones que sufrimos el año pasado, por parte de los mismos que nos agredieron en 1997, y que nos obligaron a desplazarnos una vez más. Como ahora tampoco hay justicia, tememos que las agresiones puedan volver a repetirse, pero retornamos asumiendo ese riesgo y con nuestra fe puesta, no en las autoridades, sino en las personas y organizaciones solidarias que nos han apoyado y sobre todo con nuestra fe en Dios que nunca olvida a sus hijos.

Lo único que sí se ha resuelto es la posesión del predio para los católicos que ha sido reconocida por las autoridades ejidales ante la comunidad católica y ante las autoridades estatales y federales. Nos encontramos en estos momentos en un diálogo con las autoridades estatales para la reparación de los daños causados tanto al templo que estábamos construyendo como a los daños a nuestro patrimonio causados durante nuestro desplazamiento. Aunque ha habido avances en este tema, lo que no ha avanzado es el tema de la justicia. Continúa la impunidad  los agresores no han recibido ningún castigo.

Hace un mes pensábamos retornar el 14 de marzo, pero unos días antes hubo dos nuevos actos de agresión: el intento de quemar el salón de catequistas y la quema total de la casa de nuestro compañero Macario Arias Gómez. Por esa razón tuvimos que posponer nuestro retorno que ahora retomamos como ya dijimos, no porque se haya hecho justicia sino por nuestra necesidad. Las autoridades dicen que ya hicieron justicia en este caso porque ya detuvieron y consignaron a dos personas al CERESO 5 como culpables de la quema de la casa de Macario. Nosotros de ninguna manera estamos satisfechos con esta supuesta justicia, pues no creemos que estas personas sean los verdaderos responsables. Es importante hacer notar que ninguno de los miembros de la comunidad católica que dieron su testimonio ante el ministerio público señaló a estas personas como presuntos culpables. Los que los señalaron fueron más bien quienes para nosotros son los principales sospechosos. Y es de llamar la atención que en este caso las autoridades ministeriales hayan procedido con gran rapidez mientras que para los casos en que hubo evidente complicidad de las autoridades comunitarias no avanzan nada y nos dicen que no les hemos dado las pruebas de los responsables, como que quieren que nosotros les hagamos el trabajo que les toca hacer como ministerios públicos. Estos casos son los de la destrucción de la ermita (Averiguación Previa número 496/INTA-T1/2013 mesa 5)  y el de la privación ilegal de libertad de nuestro párroco el padre Manuel Pérez Gómez, (Averiguación Previa número 590/INTA-T1/2013, Mesa 6), para citar solo los más notables.

De manera parecida podemos recordar el caso del supuesto envenenamiento del agua del que nos acusaron falsamente las autoridades de la colonia Puebla. Rápidamente detuvieron a 3 de nuestros hermanos, incluyendo a uno de la religión bautista quienes fueron liberados después de 72 horas pero sigue abierto su caso. En cambio, para aclarar que eran falsas esas acusaciones contra nosotros y que no había ningún intoxicado por el agua, las autoridades tardaron mucho tiempo y no lo hicieron con la claridad con la que lo debían haber hecho, al grado de que todavía hoy, hay personas en la comunidad de Puebla que siguen pensando que los católicos envenenamos el agua cuando esto es totalmente falso y existen las pruebas de ello en los análisis del agua y de los supuestos envenenados.

Finalmente, los miembros de la comunidad católica de la colonia Puebla, junto con toda la comunidad católica de la Parroquia de San Pedro Chenalhó, declaramos que no queremos y nunca hemos querido problemas con los miembros de las religiones evangélicas. Declaramos que nunca hemos agredido a nadie, que lo del agua envenenada fue una gran calumnia en contra nuestra, y declaramos que pensamos que todos los miembros de otras religiones son nuestros hermanas y hermanos y esperamos poder avanzar con ellos en la construcción de una convivencia pacífica en nuestra comunidad. Estamos contentos de que muchos de ellos que fueron engañados antes por las autoridades ejidales y comunitarias ya se dieron cuenta de ese engaño y nos han dicho que quieren convivir en paz. Solo que muchos de ellos no se atreven a decirlo públicamente por miedo a represalias como le pasó al hermano de la Iglesia Bautista Juan López Méndez.

A las personas y organizaciones solidarias y a los medios de comunicación les recordamos que aunque retornemos a nuestras casas el problema no está resuelto, que sigan atentos a lo que sucede en la colonia Puebla. La gran ausente en esta situación es la justicia. Si desde el principio las autoridades hubieran cumplido con su obligación de aplicar la ley no hubiera habido ningún problema. Hacemos responsables a las autoridades que deberían haber aplicado la ley y no lo han hecho de cualquier nueva agresión que pueda resultar a causa de sus omisiones.

Elena Vázquez Pérez
Por el Consejo Parroquial

Margarita Ruiz Perez
Por el Pueblo Creyente

Por los desplazados de la colonia Puebla:

Macario Arias Gómez
Representante de los Desplazados

Juan Hernández López
Creyente Católico



 -.-

9/4/14

"El narcotráfico es una corporación capitalista más". Gilberto López y Rivas

Gilberto López y Rivas, antropólogo, ensayista y político mexicano

Emma de Coro / Diagonal 09/04/2014 

Este investigador y político mexicano reflexiona sobre las consecuencias de la guerra contra el narcotráfico, las autodefensas y la herencia del zapatismo.  

Gilberto López y Rivas / Beatriz de Coro
Gilberto López y Rivas, antropólogo, ensayista y político mexicano, es profesor-investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, en Morelos. Ha sido diputado federal, asesoró al Gobierno de Nicaragua en materia de cuestión étnica, y al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), durante el diálogo de San Andrés. También fue integrante de la Comisión de Intermediación para el diálogo entre el Ejército Popular Revolucionario (EPR) y el gobierno de México. Colabora con La Jornada desde 1994.

Diagonal tuvo la oportunidad de conversar con él, coincidiendo con su visita al Foro Social Mundial que tuvo lugar en Madrid entre el 28 y 30 de marzo.

En la charla que impartió en el Foro realizó una revisión histórica del zapatismo y analizó su estado de salud a 20 años de su alzamiento, en 1994. Este investigador también profundizó en el proceso de recolonización que se está llevando a cabo en muchos países de América Latina, como es el caso de México.

En países como México, se está dando una ocupación integral, ya que afecta no solo al ámbito económico, sino al político, al ideológico, al de las comunicaciones y a los marcos constitucionales y legislativos,  a través de las llamadas reformas estructurales que se han hecho a la Carta Magna. Dentro de estas estrategias de ocupación integral citas el narcotráfico como una de ellas. ¿En qué consiste exactamente el papel del narcotráfico en la recolonización de México?

Los estrategas estadounidenses llaman guerras asimétricas a aquellas que no se dan entre dos poderes similares, sino que se dan a través de enemigos difusos. El papel que jugaba antes el comunismo, lo ocupan ahora dos fantasmas, por un lado, el narcotráfico y por otro el terrorismo. La ocupación de países requiere plantear una guerra, obviamente con actores locales, en este caso un gobierno, como el de Felipe Calderón (2006-2012), que inicia una supuesta “guerra contra el narcotráfico” y, enseguida, ahí viene al auxilio EE UU. En este sentido el narcotráfico no es solo un negocio, una corporación capitalista más, su tarea política es instalar el terror a través de la violencia, y servir de excusa para militarizar el país y criminalizar todas las luchas sociales. Justifica el despliegue de un aparato represivo que sirve para el control de población, control de trabajadores y control de territorios para la penetración del capital.

Beatriz del Coro
Cuando hablas de reformas de la Constitución y las leyes, ¿cuáles son las que de una manera más profunda han afectado a México?

La primera de estas reformas fue la reforma del artículo 27 de nuestra Constitución que abrió las tierras comunales y ejidales al mercado. Pero a partir de esta contrarreforma, se impulsó una la ley minera que deja los territorios en manos de las grandes compañías extractoras de metales preciosos, sobre todo canadienses; también se expide la ley de aguas, cada vez más privatizada y controlada por corporaciones como la Coca Cola, y recientemente, la “cereza del pastel” transnacional,  esto es, reforma energética que se aprobó el diciembre pasado. Para el Gobierno estadounidense, con un conflicto abierto en Venezuela, la cual proporciona entre un 8% a 12% del petróleo de EE UU, era una prioridad forzar la ruptura del monopolio estatal de PEMEX. Con esta reforma se ha privatizado totalmente la reserva de petróleo y electricidad de México, la cual se convierte en una extensión de la reserva estratégica petrolera de EE UU.

México también ha sufrido reformas en el ámbito educativo, lo cual ha supuesto periodos convulsos con huelgas de maestros y protestas de todo tipo dentro del sector educativo.

La educación es uno de los ámbitos que primero atacaron con una reforma que persigue varios fines. En primer lugar, eliminar de las escuelas primarias y secundarias las humanidades, la historia, todos los civismos, todo lo que significa pensar, cuestionar o recordar para entrar en una especie de amnesia histórica. Además es una reforma orientada a romper con los derechos adquiridos de un magisterio muy politizado. Éste va a ser cuestionado de forma permanente por una serie de pruebas estandarizadas que realiza la iniciativa privada, ni siquiera son los propios profesores que se evalúan entre pares, si no que es una evaluación externa con base en parámetros como eficiencia o calidad, que provienen del mundo del capitalismo. Y por último, limita el papel del maestro en la sociabilización de los niños y jóvenes. No se quiere gente crítica que pueda en un momento dado tomar la calle y rebelarse como los zapatistas.

Beatriz del Coro
En este contexto de allanamiento de la vida pública, otros movimientos que están siendo duramente atacados son los procesos de Autonomía Indígena. ¿Es el caso de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias - Policía Autónoma Comunitaria en Guerrero?

La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y su policía comunitaria, en el estado de Guerrero, constituyen uno de los procesos autonómicos más importantes. Las comunidades emprendieron esta práctica autonómica para brindarse la seguridad que las autoridades estatales y federales no les ofrecían. Esta policía no recibe pago alguno, y la única gratificación que se le brinda es el reconocimiento social. La policía comunitaria ha trastocado los intereses establecidos entre las fuerzas de seguridad y el narcotráfico y suponen un freno para el negocio que representa la seguridad pública, para quienes la controlan y para aquellos que cobran un sueldo a cargo del erario y se dedican a organizar bandas criminales. Por eso mismo, la policía comunitaria ha sido atacada virulentamente por los gobiernos federal y estatal, y por el Ejército, varios de sus miembros se encuentran actualmente encarcelados. Tampoco hay que olvidar que la CRAC se ha opuesto a las concesiones mineras, lo cual le ha hecho ganarse muchos enemigos.

El estallido de la rebelión Zapatistas y los procesos de diálogo que se abrieron entonces, en los cuales participaste como asesor del EZLN ¿qué crees que supusieron para los movimientos sociales y procesos Indígenas en México?

El proceso de discusión y debate  que se abrió en el 94, que no era nuevo para los indígenas  pero que para el resto de la sociedad era inusitado, fue una especie de universidad para muchos temas que luego fueron claves para el Zapatismo. Uno de ellos fue la Autonomía, pero no una autonomía entendida como arreglos administrativos o distribución de competencias, sino una Autonomía como proceso de concientización, proceso de afirmación de identidades étnicas, proceso de resistencia anticapitalista a partir de una vieja tradición de autogobierno de los indígenas, de justicia propia, de formas de organización colectiva…

El éxito de la Escuelita Zapatista, a la que asistieron el pasado Agosto más de 1700 personas venidas de todas partes del mundo. ¿Qué crees que ha supuesto?

La Escuelita llamada “La Libertad según los Zapatistas” sirvió para demostrar varias cosas. Por un lado, la gente que asistimos pudimos constatar que el 80% de los votanes, votán es el guardián,  el corazón del pueblo,  el acompañante que tuvimos cada uno de los asistentes día y noche, eran jóvenes. Comprobamos que el Zapatismo ha hecho el recambio generacional, que es una organización que se mantiene viva pese a las voces que preconizan su desaparición a cada rato, desde periódicos como El País. Y por otro lado, constatamos, en contra de las opiniones de tintes racistas que sostienen que los indígenas son meros títeres, cobayas, como sostiene Vargas Llosa, que estos son los que controlan sus propios procesos. La Escuelita partió  de sus Juntas de Buen Gobierno como un intento de dar a conocer al mundo su realidad.

A 20 años del estallido de la rebelión, ¿qué ha demostrado el Ejército Zapatista (EZ)?

El EZLN sigue siendo una fuerza intacta, con una congruencia ética que se manifiesta, por ejemplo, en el retiro de todos sus cuadros político militares de los órganos de gobierno, al revés de lo que hace cualquier organización partidaria, que lo que persigue es el camino de la burocratización y la eternización de sus dirigentes. El EZ sigue siendo una conciencia crítica, siempre presente en la vida del país. 

-.-

8/4/14

Desde Chiapas indígena tostsil injustamente preso pide a Peña Nieto y Javier Duarte por su libertad.


A la opinión pública.

A los medios de comunicación estatal, nacional e internacional.

A los medios alternativos.

A la Sexta.

A las organizaciones independientes.

A los defensores de derechos humanos ONGS.

Preso injustamente Solidario de la voz del Amate Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN. Recluido en el cereso N. 5 de San Cristóbal de las Casas.

Doy gracias a Dios por haber salido bien del ayuno y la oración que realicé durante 4 días por 12 horas diarias y porque hoy 7 de abril la culmino. Y también agradezco a todas las organizaciones estatales, nacionales e internacionales por haberse preocupado por mi salud y estar al pendiente de ella, ya que esta manifestación tuvo como objetivo la exigencia de la justicia y las libertades y más adelante veré que acciones tomaré hasta obtener mi libertad.

Por otro lado exijo al presidente  Peña Nieto a que exhorte al gobernador de Veracruz Javier Duarte por mi libertad incondicional.

Al mismo tiempo invito a todas las organizaciones independientes, estatales, nacionales e internacionales a no bajar la guardia y seguir exigiendo la verdadera justicia y las libertades de los presos políticos y comunes.

FRATERNALMENTE
Alejandro Díaz Sántiz
Solidario de la voz del Amate
 .
San Cristobal de las Casas Chiapas
a 07 de abril del 2014
-.-

“México es una pesadilla”, dicen hondureños mutilados por La Bestia

· Piden ser recibidos por el presidente Enrique Peña Nieto para solicitar su apoyo
· Huimos de la pobreza, de la violencia y regresamos sin piernas o sin brazos, lamentan hondureños

Uno de los integrantes de la Asociación de Migrantes con Discapacidad, en un
albergue de la delegación Gustavo A. Madero, donde aguardan una audiencia
en Los Pinos · Foto Alfredo Domínguez
Fernando Camacho Servín
La Jornada 08/04/2014 

‘‘En Honduras hay una regla no escrita que se cumple a rajatabla: cuando pasas de los 30 años, ya no puedes encontrar ningún trabajo.’’

Para los que ya rebasaron ese límite de edad –que parece marcar la diferencia entre los seres humanos ‘‘útiles’’ y los ‘‘desechables’’– una de las pocas alternativas que quedan es simplemente huir de la pobreza, de la violencia, de la falta de oportunidades. Huir de una guerra para encontrarse con otra.

Con la mirada fija en el suelo, Norman Saúl Varela lo cuenta como si fuera cualquier cosa, a un ritmo lento y pausado. Pero a veces no encuentra las palabras indicadas para seguir su relato o no las puede decir. Entonces, por unos segundos guarda un silencio de plomo y mira la prótesis de metal que tiene donde antes estuvo su pierna derecha.

Norman forma parte de un grupo de migrantes hondureños mutilados al caer de La Bestia, el tren en el que viajan miles de trabajadores internacionales sin documentos en su búsqueda por llegar a Estados Unidos, y que hoy están en México para exigir al gobierno de Enrique Peña Nieto que detenga la persecución contra los migrantes.

‘‘Aquí le hacen el trabajo sucio a Estados Unidos’’

Él fue uno de los fundadores de la Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad (Amiredis), organismo que agrupa a 451 personas mutiladas por las ruedas del tren, y que solicita reunirse con el jefe del Poder Ejecutivo para plantearle directamente sus demandas.

‘‘México ya no se llama México: ahora se llama el país de las pesadillas, porque le hace el trabajo sucio a Estados Unidos. Desde que uno pisa esta tierra siente una transformación inmensa, porque aquí dejamos nuestra carne y nuestra sangre’’, señala Norman, quien dice estar decidido a cualquier cosa con tal de que los reciba el Presidente.

‘‘Lo que más duele es el abandono de las autoridades. No entendemos por qué tanta discriminación, por qué tantas persecuciones al estilo animal, si no venimos a hacerles daño ni a quitarles el trabajo. Por eso no nos vamos a ir sin verlo (a Peña Nieto). No nos importa si nos morimos de hambre y de sed, pero lo vamos a ver’’.

Por su parte, José Luis Hernández Cruz, presidente de la Amiredis, es ‘‘soltero y sin compromisos’’. Al menos eso dice cuando contesta el teléfono, aunque no reconozca el número, quizá para demostrar que a pesar de todo no ha perdido el buen humor. En 2005, víctima del cansancio que le produjo estar más de 20 días encima del tren, aguantando el hambre y el sueño, se desmayó, perdió el equilibrio y cayó a las vías a la altura de Ciudad Delicias, Chihuahua. Cuando despertó en un hospital de la Cruz Roja, ya no tenía el brazo ni la pierna del lado derecho, ni parte de la mano izquierda.

‘‘No logramos nuestro propósito de llegar a Estados Unidos, y cuando regresamos a Honduras nos encontramos con que había un montón de gente en nuestras mismas condiciones. Por eso nos unimos para concientizar sobre los riesgos de migrar y para exigir que nuestros gobiernos nos apoyen con lo que es justo’’, dice en entrevista con La Jornada.

‘‘Parece que Honduras estuviera en guerra. Pero lamentablemente la guerra es la pobreza, el desempleo, la corrupción. Eso es lo que lo hace a uno salir obligadamente de su país, porque uno no ve cómo superarse’’, dice José Luis, quien lamenta que lo único que le interesa al gobierno hondureño de sus migrantes son las remesas de 3 mil millones de dólares al año que generan.

Aunque coincide con Norman en que México ‘‘es una pesadilla’’, los activistas hondureños hicieron un esfuerzo por regresar a este país, muchos años después de haber sufrido accidentes que les cambiaron la vida, porque están convencidos de la necesidad de presionar de alguna forma para evitar que esto siga ocurriendo.

‘‘Lo justo es que nuestros gobiernos nos ayuden, pero parece que fuéramos invisibles. México, comparado con Centroamérica, es una potencia, y podría presionar a nuestros gobiernos para que se ocupen de esta problemática. Si tienen voluntad política para hacerlo, esto puede cambiar’’, enfatiza. 

-.-

Información relacionada:
 

-.-

7/4/14

Desinformémonos 139


Especial

El camino migrante, sembrado de peligros y luchas


Reportajes México

Nestora Salgado, arropada por la solidaridad en México y Estados Unidos 
JAIME QUINTANA GUERRERO 

Limón, el agrio sabor del libre comercio 
CAROLINA BEDOYA MONSALVE

Corrupción y descuidos acaban con el Metro 
EMILIO RABASA VÉJAR

“Prohibir las barras bravas es una solución barata pero temporal” 
EMILIO RABASA VÉJAR


Reportajes Internacionales

La historia de Ruanda no terminó con el genocidio 
HILDA VARELA B.

Francia: el ascenso de la extrema derecha en el espacio público 
BASTIEN R.  
TRADUCCIÓN: JAIME LALEFFE

El naciente movimiento verde en China 
MICHELLE CHEN  
TRADUCCIÓN: CLAYTON CONN

Resistencia obrera en la cuna del neoliberalismo
GEORGINA GALVÁN MEDINA


Los Nadies

“Tenemos que mantener el plantón, porque estamos en el proceso de defender la educación”  
TESTIMONIO RECOGIDO POR LINDSEY HOEMANN EN LA CIUDAD DE MÉXICO.


Imagina en Resistencia   

“El desnudo sigue siendo transgresor”
JAIME QUINTANA


Video

La sociedad civil, fundamental para vencer la impunidad en América Latina
CAROLINA BEDOYA MONSALVE Y CLAYTON CONN/ DESINFORMÉMONOS

--
________________________________________________________
http://www.desinformemonos.org
skype: desinformemonos
________________________________________________________
"...desinformémonos hermanos
hasta que el cuerpo aguante
y cuando ya no aguante
entonces decidámonos
carajo decidámonos
y revolucionémonos."
Mario Benedetti


-.-