11/1/15

Crónica de un violento desalojo contra comuneros de Bachajón


Trabajo cooperativo entre Kolectivo Zero, Koman Ilel y Más de 131

Hombres y mujeres que mantenían resguardado el campamento de los adherentes a La Sexta Declaración de la Selva Lacandona de San Sebastián Bachajón, Chiapas, tuvieron que agarrar monte, subir por los cerros y entrar en barrancos tras ser atacados por más de 800 elementos de la policía estatal.

Ocho de ellos, Mariano Pérez Álvaro, Martín Álvaro Deara, Miguel Jiménez Silvano, Juan Deara Pérez, Antonio Gómez Estrada, Manuel Gómez Estrada, Juan José Gómez Estrada y Pascual Gómez Álvaro, permanecieron desaparecidos por ocho horas y tuvieron que salir a doce kilómetros del lugar.

La policía forcejeó con ellos. A tres los agarraron con intención de detenerlos, pero lograron zafarse.

Una comisión de medios libres hizo un recorrido por el ejido y pudo corroborar que durante la tarde y al caer la noche la policía estatal estuvo rondando diversas partes del territorio.

Se pudo constatar que en el sitio donde estaba el campamento de los adherentes –la entrada de las cascadas de Agua Azul– las autoridades habían construido instalaciones de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Estado de Chiapas (después de que los indígenas fueran desalojados de esta parte de su territorio en 2011) había dos camiones de policía estatal.


Un policía que no quiso dar su nombre y se identificó como un «subalterno», dijo a los reporteros que no podía dar información y los mandó a preguntar a la oficina de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, ubicada en Tuxtla Gutiérrez, a cuatro horas de ahí.

En el crucero de Agua Azul se encontraban varias camionetas blancas repletas de policía. Uno de ellos, quien tampoco se identificó, dijo que los mandos que habían realizado el operativo se habían retirado ya. Y que el destacamento que se encontraba ahí venía de distintos lugares como Simojovel, Bochil y Tapachula.


Ahí se les preguntó si el campamento había sido desalojado con violencia, a lo que contestaron que no. Al costado de ellos, con la poca luz que los faros de los camiones proyectan, se ve una manta que dice:

      Adherentes a La Sexta Declaración de la Selva Lacandona de San Sebastián Bachajón recuperan su territorio, respeto a los derechos a la libre determinación y al territorio de los pueblos indígenas. No al despojo. Apoyo a Ayotzinapa

Más adelante, en el camino de Nahilte, km 115, se encontraban estacionados diez camiones de policía. También había un número indeterminado de policías junto a un banco de grava que está en poder del Comisariado ejidal –de tendencia oficialista– Alejandro Moreno Gómez, en el km 100, al igual que en el crucero de Agua Clara.

Representantes de La Sexta de Bachajón denunciaron el señalamiento de sus domicilios por parte de Jeremías Cruz Hernández, de la comunidad de Xanil, quien trabaja con la policía estatal y de Francisco Jiménez Hernández, de la misma comunidad.

Mapa de la región en donde se muestra no sólo la ubicación del territorio
de Bachajón sino las presas, los cuarteles militares y algunas de las
concesiones ya existentes de mega proyectos.
En otra investigación volveremos a este mapa y lo detallaremos más.

Los adherentes dijeron a estos medios que temen por sus vidas haciendo referencia a los asesinatos de los coordinadores de La Sexta en Bachajón, Juan Vázquez Guzmán (asesinado en 2013) y Juan Carlos Gómez Silvano (asesinado en 2014) y también temen detenciones como las de Roberto Gómez Hernández, Juan Antonio Gómez Silvano y Mario Aguilar Silvano, detenidos ilegalmente el pasado mes de septiembre de 2014.

Pidieron a medios y personas solidaras estar atentos al comunicado que emitieron este este sábado.

Las balas hablan

Tras las cobertura realizada por esta comisión de medios libres, otro suceso violento aconteció la mañana de este domingo.

Alrededor de las 6:30 de la mañana, adherentes a La Sexta de Bachajón bloquearon el crucero de las cascadas de Agua Azul y en respuesta, la policía –que aún permanecía en el lugar y en los alrededores– disparó contra las y los indígenas tseltales que no portaban arma alguna. Mientras unos elementos policiacos colocaron una barricada compuesta de árboles, aproximadamente a 500 metros del crucero mencionado, otros dispararon. 


El ataque duró entre 15 y 20 minutos y hasta ahora se reportan dos heridos por balas de goma, aunque se encontraron casquillos de arma de fuego de grueso calibre en el suelo; uno de los heridos es Juan Pérez Moreno.

Las y los indígenas no retrocedieron ante el ataque e hicieron replegarse a la policía alrededor de las 7.30 horas.

La exigencia fundamental de las compañeras y compañeros tseltales, adherentes a La Sexta, es que la policía deje libre la caseta ubicada en la entrada de las cascadas de Agua Azul, de la cual fueron desalojados el pasado 8 de enero.


-.-

No hay comentarios: