2/1/15

Festival de las Resistencias y Rebeldías contra el capitalismo, en San Cristóbal de las Casas.


Pozol Colectivo

Chiapas México. 2 de enero. El delegado del Congreso Nacional Indígena (CNI), José Luis Hernández inauguró la compartición del Festival de las Resistencias y las Rebeldías, en las instalaciones del CIDECI Unitierra, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. “Traemos la palabra de donde venimos y los lugares donde hemos estado”, explicó. 

El representante del CNI compartió algunas de las cifras de las personas registradas en las diferentes cedes del encuentro: 1300 delegadas y delegados de 28 pueblos originarios de 20 estados del país y 2914 participantes de La Sexta nacional e internacional, de los cuales 736 son asistentes internacionales de 42 países y un total de 2178 provienen de los 32 estados de la república mexicana.

Ayotzinapa presente

Siguiendo la tónica de las comparticiones anteriores, los familiares y compañeros de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa tomaron la palabra. En primer lugar Berta Navas, madre de uno de los estudiantes desaparecidos, describió con lágrimas en los ojos a su hijo, un estudiante muy humilde y trabajador. “Su único vicio era ser un maestro para venir a las comunidades como las de los compañeros”, recordó, y continuó hablando sobre la represión que sufren los maestros de las escuelas rurales: “Este gobierno no quiere gente preparada que lleve a las comunidades un mensaje”. 

Berta Navas sobretodo se dirigió a todas las personas que han estado apoyando a los padres de los normalistas a lo largo de la búsqueda durante estos últimos tres meses. “De corazón a todas las personas que nos han recibido en sus comunidades muchas gracias, porque a mí nunca me han tendido la mano”. De igual forma especificó refiriéndose las intervenciones de los familiares de Ayotzinapa, en el festival de año nuevo en Oventic: “Fue un honor que nos dijeran que hablábamos en su lugar, fue el mejor honor que he recibido. Yo me siento pequeña ante todas estas personitas, y les pido que nos apoyen hoy y siempre. Para concluir, Berta Navas exclamó: “Que a nadie más le falte un hijo, que a nadie más le falte una familia”. 

Cruz bautista, padre de otro de los normalistas desaparecidos, prosiguió a la intervención de Berta. Con sus palabras explicó cómo su familia se enteró de la desaparición del joven a través del periódico y apeló a todos los asistentes a compartir los sucesos: “Esperemos que con ayuda de ustedes esta información llegue a los barrios más pobres del país para que se den cuenta de las anomalías que hace el gobierno para desaparecer a personas que se manifiestan en su contra”. 

A continuación, Bernabé Abraján, padre de Abraján de la Cruz, conmovió con sus palabras a todo el auditorio y consiguió arrancar lágrimas a varios de los asistentes. Su voz desgarrada recordó, públicamente, que hoy dos de febrero, sería el cumpleaños de su hijo desaparecido. “Nosotros hubiéramos querido estar compartiendo en este día su aniversario con todos sus familiares” alegó. Su voz, llena de rabia y sentimiento adivirtió claramente: “Hoy me doy cuenta que no solo es el estado de Guerrero, todos los estados tienen problemas con el gobierno”. Y añadió: “Hoy nosotros vamos a hacer justicia, a través de que nos organicemos todos unidos”.

Óscar García, hermano de Abel García Hernández, se dirigió a los asistentes explicando la difícil situación familiar que vive. “Mi mamá no puede hablar en español, solo en mixteco, por eso yo estoy aquí”. El joven continúa explicando cómo su mamá le pide que vuelva a casa, pero él “prefiere estar aquí luchando para volver a ver a su hermano”. Abel García Hernández quería ser maestro bilingüe, y su hermano, el que ahora habla en el CIDECI, quería ser militar pero explicó que ya no, que no quiere formar parte del narcogobierno. Como él, también Tlabertino Cruz, padre de un normalista desaparecido, también agradeció a los asistentes su presencia y pidieron apoyo a todos los reunidos. 

Para finalizar, Omaro García, estudiante normalista recordó: “Nuestra historia tienen que ver con la resistencia y la rebeldía por construir un mundo distinto y para nosotros es un honor estar aquí en el CIDECI”. Y añadió: “No abrimos los ojos el 26 de septiembre, ya los teníamos abiertos”. Para finalizar explicó una anécdota sobre la despedida que tuvieron con el Subcomandante Moisés: “Le expresamos que también queríamos autonomía en las normales rurales y nos dijo que hasta no ver no creer”. El estudiante concluyó de la siguiente manera: “Asumimos que con el coraje y la determinación de miles de personas en todo el país eso será posible”. 

La ceremonia de inauguración finalizó con un presente que la escuela Autónoma Emiliano Zapata de Huixtipec entregó a los familiares y compañeros de Ayotzinapa. Éstos leyeron un poema en Náhuatl que habla acerca de los normalistas desaparecidos y entregaron una pintura que les ha acompañado durante todo el festival y simboliza una virgen con varios símbolos náhuatles. 

Entre las diversas intervenciones de los familiares de los normalistas de Ayotzinapa, se tuvo la oportunidad de escuchar en directo a Mario Luna, preso activista del pueblo Yaqui. El compañero, expresó desde el Cerezo 2 de Hermosillo que “estemos donde estén seguimos firmes”. En referencia al mal gobierno, explicó que “Están esperando dejar caer en el olvido nuestra esperanza”. Además lanzó un mensaje de esperanza: “Podemos llegar a una forma de gobernarnos diferente a la de los políticos”. 

Antonia Canuta.

-.-

No hay comentarios: