2/3/16

Campanades a Morts ... Vitoria-Gasteiz, 3 de marzo de 1976

Campanades a Morts  - Lluís Llach



Campanades a Morts (Lluís Llach) es un disco publicado por Lluís Llach en 1977.

La canción de la cara A del disco de vinilo, que tiene una duración de veinte minutos y que da nombre al disco, recuerda una masacre que sucedió el 3 de marzo de 1976 en el barrio de Zaramaga, en Vitoria (País Vasco), en que, a raíz una huelga de obreros, la Policía Nacional mató a cinco personas. Los asesinatos tuvieron lugar en la iglesia de San Francisco de Asís de Vitoria.

El 3 de marzo de 2006, Llach interpretado esta pieza en el pabellón Fernando Buesa Arena de Vitoria para conmemorar el 30 aniversario de estos hechos.

LA LETRA Y LA MÚSICA: Campanades a morts, por Eva Sion


-.-

3 de marzo 1976 cinco obreros murieron por disparos de la policía. Vitoria-Gasteiz 


Lo ocurrido aquel 3 de marzo de 1976 en Vitoria pasará a la historia como uno de los mayores actos represivos acaecidos durante la "Transición Española".

Dentro del marco de reivindicaciones laborales y políticas que sacudían la España del momento, en Vitoria, miles de trabajadores iniciaban en enero de 1976 una huelga en contra del decreto de topes salariales y por mejores condiciones de trabajo. El 3 de marzo, con un masivo seguimiento, tenía lugar en la ciudad la tercera huelga general consecutiva. La respuesta policial fue intervenir la asamblea de trabajadores que se celebraba en la Iglesia San Francisco de Vitoria. Tras llamar al desalojo y sin dar tiempo al mismo, se lanzaron contra los trabajadores gases lacrimógenos dentro de la iglesia. Esta acción produjo la estampida de los manifestantes que fue respondida con cargas policiales, disparos de pistola y ráfagas de metralleta.

Aquel día 3 de marzo de 1976, en Vitoria, la represión policial ocasionó la muerte de 5 manifestantes y más de 150 sufrieron heridas de bala. Los autores y responsables de aquella matanza nunca fueron condenados ni las víctimas suficientemente reconocidas. La matanza no fue el principio del fin de la represión sino momento álgido de una realidad en la que trabajadores siguieron muriendo en las calles, que el entonces Ministro de la Gobernación, Manuel Fraga, consideraba suyas. 



-.- 

No hay comentarios: