26/12/16

Palabras de la Comandancia General del EZLN a nombre de las mujeres, hombres, niños y ancianos zapatistas en el Inicio del Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”



Palabras de la Comandancia General del EZLN a nombre de las mujeres, hombres, niños y ancianos zapatistas en el Inicio del Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”


Buenos días.

Compañeras, compañeros de México y del mundo:
Hermanas y hermanos de México y del mundo:

Primero que nada, a nombre de las compañeras y compañeros Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, agradecemos a las y los compañeros del CIDECI, que de nueva cuenta nos han brindado estos espacios, para que nos encontremos aquí, pueblos originarios zapatistas y científicos, como un comienzo de mirar y de caminar de que hacer en el mundo en que vivimos que la está destruyendo el capitalismo.

Agradecemos también a las y los compañeros que trabajaron del registro y la coordinación de este evento.

Darles las gracias también a las y los compañeros del equipo de apoyo del transporte

De antemano compañeras y compañeros equipos de colectivos, darles las gracias de la chinga que se han parado para llevar a cabo este encuentro. Muchas Gracias.

Para nosotras, nosotros las, los zapatistas, hoy ha comenzado un nuestro largo caminar, en búsqueda a las y los otros quienes pensamos que con ell@s tenemos una gran responsabilidad de defender y salvar al mundo en que vivimos, artes de artistas, ciencias de científicos y los pueblos originarios con los abajos del mundo entero.

Porque un puñado de unos cuantos llamados “neoliberalistas capitalistas” han decidido de acabar destruyendo salvajemente todo, sin importar nada, la casa en que vivimos.

Entonces nos hace pensar y nos preguntamos nosotras, nosotros zapatistas. ¿A dónde nos vamos a vivir nosotr@s l@s pobres de este mundo, porque ellos, los ricos, tal vez se van a vivir en otro planeta?

¿Qué hacer ahora, ya que la estamos viendo como la están destruyendo nuestra casa?

¿Qué tal si pasa o va pasar que nos llevaran en otro planeta para sus esclavos?

Entre tantas vueltas de soñar, concluimos.

En el mero de abajo están mujeres y hombres, que estudian ciencia, científica, la buena ciencia. Pero llegan los malvados capitalistas las usan esa ciencia, para hacer un mal al quien descubrió esa ciencia, ¿Cuál es el mal?

1.- Es usado para hacerse más rico al rico, esa ciencia.

2.- Cambia el rico su destino por la cual fue creado, le da otro uso, a su conveniencia. Mata y destruye con eso.

Más a hora, la están empeorando y entrará más ese empeoramiento en contra de nosotr@s los seres viv@s y la madre naturaleza.

Así empezó a nacer todo el mal, y sigue y seguirá, ahora ya está llegando a un punto de mucha gravedad ese mal.

Así fue y así están utilizado también los que hacen arte de artistas, todo lo llevo el capitalismo para hacerle un mal a la sociedad y para su bien del capitalismo.

Lo que era natural, por naturaleza y los que en ella viven, es decir los pueblos originarios, están para que sean destruidos junto con la madre naturaleza.

Entonces: Creemos, pensamos, imaginamos.

Que podemos organizarnos, trabajar y luchar, defender como cimiento que somos, para que este mundo, la casa en donde vivimos, no la desaparezcan esos capitalistas, ahora es la hora, herman@s, compañer@s, compañeroas, nadie lo hará esa salvación. Somos nosotr@s.

Pongan a soñar y se darán cuenta que contra el capitalismo, sólo se puede con la buena ciencia científica, y el arte de artista y los guardianes de la madre naturaleza con los abajos del mundo. Tenemos esa responsabilidad.

No quiere decir que sólo somos los que debemos luchar, no, pero volteémonos a ver cómo están la cosas y nos damos cuenta, que todo lo que tengamos de cosas de utilidades en las casas, es cosa de ciencia de cómo nació y toda las figuras de las casa y figuras dentro de las habitaciones es por arte de artistas y donde salieron esos materiales, en la madre naturaleza donde viven los pueblos originarios.

Entonces es como si fuera que somos el “germen” de eso.

Más claro.

¿Quién imaginó cómo hacer un celular el más moderno ahora? Y así de miles de mercancías que hay ahora, que es para su bien del rico y no para el que tuvo la ciencia y ni para el pueblo.

¿Quién imaginó hacer esas imágenes que hay dentro de los celulares, que ahora es manipulado a todo antojo?

¿Dónde salieron esos materiales en la que está compuesta esos celulares? Y así en todo de miles de artículos.

El capitalismo ha convertido para un mal uso esas ciencias: Para su gran acumulación de riqueza, manipulación a su antojo, no tiene responsabilidad de la destrucción en la que hace con ella.

Sabemos lo que va pasar.

Otra claridad más.

Es que somos la sangre del rico para que viva, somos la carne y el hueso para que estén vivos y viven para hacernos un mal en este sistema capitalista.

Los demás órganos que faltan, somos los consumidores.

Descubierto está donde nace el mal en que nos tiene el sistema capitalista.

Está en nuestras manos nuestra sobrevivencia, o la otra construcción de un mundo nuevo.

Hoy estamos aquí, no para decirnos qué tenemos que hacer, sino para conocernos cuál es nuestra función que nos tiene el capitalismo en este mundo, y para ver si es un bien lo que nos hace hacer el capitalismo para este mundo en que vivimos con los seres humanos y los seres vivos.

Y si descubrimos que está totalmente mal, el mal uso que hace el capitalismo de nuestras ciencias, entonces tenemos que hacernos responsables y entonces tenemos que decidir lo que tenemos que hacer.

Antes de terminar compañeras y compañeros, hermanas y hermanos, hoy 26 de diciembre, no olvidaremos que nos faltan vidas, la vida de los 46 jóvenes ausentes de Ayotzinapa, Guerrero.

Junto con los familiares y conocidos que siguen buscándolos y no se rinden, ni se vende, nosotras, nosotros zapatistas también exigimos justicia y verdad. A esas madres, padres, hermanas y hermanos de los ausentes, les damos nuestro mejor abrazo colectivo.

Así que bienvenid@s a este encuentro, a este largo caminar de otras ciencias y que no haya descanso, que el descanso marque porque ya está construido el otro mundo nuevo y si no hay eso no habrá descanso.

Que su sabiduría de ustedes, científicas y científicos, se encuentre y se abrace con nuestra gana de aprender y conocer los mundos.

Muchas gracias.

Desde el CIDECI-Unitierra, San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Subcomandante Insurgente Moisés.
México, 26 de diciembre del 2016

-.-

No hay comentarios: