21/11/17

A 42 años, el Gobierno español evita eliminar el franquismo

El PP llamó a ignorar el pasado histórico de España y centrarse en el presente para afianzar su enorme poder intelectual, cultural y político, dijo el politólogo Vicenc Navarro. 

El franquismo no culminó con la muerte de Franco porque el dictador
dejó como heredero el rey emérito Juan Carlos I. | Foto: EFE

TeleSur

El Partido Popular (PP) español, que se hace llamar demócrata, se opone a reconocer los crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la dictadura militar de Francisco Franco, que a través de un golpe de estado derribó al Gobierno de la Segunda República en 1939 e inició una época oscura en la historia de España que se extendió hasta 1975.

Para la activista y editora Ruth Toledano, la derecha española es heredera familiar, social e ideológicamente del franquismo y reconocer sus crímenes conllevaría a una renuncia inmediata del PP.

Concentración en pro del franquismo en Madrid.  Fuente: EFE

Por su parte, el politólogo español Vicenc Navarro aseguró que el PP llamó a ignorar el pasado histórico de España y centrarse en el presente para afianzar su enorme poder intelectual, cultural y político en un país donde la derecha española corresponde a la ultraderecha europea. 

El franquismo no culminó con la muerte de Franco porque el dictador dejó como heredero el rey emérito Juan Carlos I que mantiene las políticas irregulares en cuanto a las investigaciones de los crímenes cometidos en dictadura. 

Juan Carlos I fue declarado príncipe por Franco, también asumió la jefatura de Estado en reiteradas ocasiones mientras el dictador estaba enfermo. El actual rey emérito asumió formalmente el 27 de noviembre de 1975.

Aunque las grandes fuerzas conservadoras y liberales de Europa condenaron el hecho de que el Tribunal Supremo impidiera al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, investigar la desaparición de las víctimas del franquismo, las autoridades en España persiguieron a Garzón acusándolo de abrir una "causa general" contra el franquismo y violar las reglas. 

En mayo de 2009, el Tribunal Supremo admitió una querella presentada contra el magistrado por el pseudosindicato ultraderechista Manos Limpias, en la que se le acusó de prevaricación por excederse en sus competencias en la investigación del franquismo. Seguidamente se admitieron dos querellas presentadas por Libertad e Identidad y Falange Española. 

El Gobierno de Mariano Rajoy no retiró los vestigios del franquismo, presentes en ministerios y organismos públicos. A partir de 2011 dejó de cumplirse la Ley de Memoria Histórica, pocos meses antes del fin del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en cuyo mandato se retiraron 570 de los 705 símbolos de la dictadura. 

Los símbolos y responsables de la dictadura franquista aún prevalecen en más de 170 calles de Madrid, capital española. 

Información relacionada:

El nuevo franquismo
-.-

No hay comentarios: