9/12/17

Blanche Petrich: no se ejerce el periodismo cuando enterramos compañeros a carretadas

La reportera de La Jornada recibe galardón dentro del Premio Nacional de Periodismo.
"Las autoridades se están haciendo guajes ante la gran cantidad de comunicadores asesinados"

La comunicadora Blanche Petrich, de esta casa editorial, muestra el galardón
recibido por su trayectoria periodística · Foto Arturo Campos Cedillo

Juan Carlos G. Partida
La Jornada 09/12/2017

Durante su discurso al recibir el galardón a la trayectoria periodística dentro de la entrega del 16 Premio Nacional de Periodismo, la reportera Blanche Petrich, de La Jornada, dijo que las autoridades se están haciendo guajes ante la gran cantidad de comunicadores asesinados en el país, lo que ha sembrado terror y coartado la libertad de expresión en una sociedad cada día más ciega ante la desinformación creciente.

No se puede ejercer el periodismo cuando tenemos este miedo; no se puede cuando estamos enterrando a nuestros compañeros a carretadas. No se puede decir que la sociedad mexicana tenga pleno goce de su libertad de estar informada cuando hay tantas cosas por contar, pero que hacerlo implica riesgo de muerte. Y una sociedad desinformada es una sociedad ciega, afirmó en el Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara.

La ceremonia de entrega en sí fue un homenaje póstumo a los periodistas y trabajadores del gremio que han sido víctimas de la inseguridad y de los actos de violencia que ocurren en México.

Puede haber medidas de protección, periodistas que se asilan fuera del país o en otra ciudad por su seguridad y que haya medidas cautelares, pero eso no nos protege y no está en nuestras manos protegernos, continuó Petrich.

Afirmó que aunque se cuente con medidas de prudencia de los propios periodistas, la única labor de protección es responsabilidad del Estado, del presidente de la República, del secretario de Gobernación, del procurador general, de los fiscales de los estados, de gobernadores, de policías y jueces.

Pero ellos se están haciendo guajes. En todos los casos impera la impunidad. Los expedientes de asesinados están echando polvo en los cajones de ministerios públicos. No hay ningún caso esclarecido plenamente. Estamos sin verdad y sin justicia, denunció.

Además de verdadera seguridad para realizar su trabajo, los ganadores de las distintas categorías del premio pidieron mejores condiciones salariales, tener prestaciones sociales y no ser usados como moneda de cambio para obtener publicidad oficial a través de contratos que se han vuelto una mordaza.

Hago un llamado al gobierno de la República, a los poderes Judicial y Legislativo, así como a los gobernadores y poderes locales, a la defensa y protección del periodismo libre y de quienes trabajan para hacerlo realidad. Es cierto que es parte de la crisis de inseguridad y violencia que se vive en todo el país, pero igualmente cierto es que se han ensañado contra los periodistas que denuncian los acontecimientos, dijo el rector de la UdeG y presidente del Consejo Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo, Tonatiuh Bravo Padilla.

Enumeró que, de acuerdo con la organización civil Artículo 19, de 2000 a la fecha se han registrado 57 ataques contra medios de comunicación.

En ese mismo lapso también han sido asesinados 111 periodistas: 103 hombres y ocho mujeres. Además, en los dos años recientes 21 profesionales del gremio han perdido la vida.

La presidenta del jurado del Premio Nacional de Periodismo 2016 e investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Elvira Hernández Carballido, dijo que la lista de periodistas asesinados es larga y dolorosa.

“¿Por qué tengo que mencionar tantos nombres que nos duelen? Miroslava, Regina, Guillermo, Gabriel, Anabel, Javier… Con el tono más desgarrador, con toda la fuerza periodística que nos obliga a decir que tenemos un periodismo, que lo queremos vivo. Este periodismo que hoy premiamos es el que ganó la primera plana, el que nos hizo pensar, el que nos hizo reflexionar, el que denuncia por siempre; el periodismo que queremos vivo, el que el jurado premia con amor, pero, sobre todo, con vida”, dijo.

Familiares de los periodistas asesinados en 2017, así como representantes de los medios de comunicación donde laboraban recibieron pergaminos y medallas como un gesto de solidaridad, entre ellos Griselda Triana, viuda del periodista sinaloense Javier Valdez Cárdenas, corresponsal de La Jornada y cofundador del semanario Ríodoce.

Durante los pasados 15 años el premio ha logrado incrementar el número de trabajos inscritos (este año fueron mil 381), lo cual denota la credibilidad que este galardón ha generado entre el gremio.
El Consejo Ciudadano está constituido por 33 organizaciones, entre asociaciones civiles, cámaras, empresas, fundaciones e instituciones de educación superior, encabezadas todas por Luis Javier Solana Morales, como asociado fundador.

-.-

No hay comentarios: